Tensiones en torno al proyecto educativo gubernamental

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

Desde el año de 1992 en que se descentralizaron los servicios educativos y éstos pasaron de la federación a los estados y ahora regresan en parte a la federación, la Secretaría de Educación, tanto en la esfera federal como en cada uno de las entidades federativas, ha dado lugar a conformar un amplio espacio de poder en torno a ello, y ha generado desde hace años el fomento de fuertes aspiraciones políticas de los grupos, los partidos y del sindicato de maestros.
De esta manera, tanto en el seno de la SEP (federal) como en la SEJ (estado de Jalisco), el proyecto del titular de la dependencia es un proyecto compacto, el equipo de colaboradores que se supone debería de estar supeditado a las órdenes del titular de la dependencia, así como del proyecto mismo, no sucede así.
Sin embargo, las evidencias de este primer año de gestión dan cuenta de que las cosas no son así, el titular de la SEP y el de la SEJ, no tienen un equipo compacto en torno a un proyecto único, existen varias visiones y varias iniciativas que dan cuenta de dos o más proyectos al interior de las Secretarías.
Por ejemplo, en el caso de Jalisco, el titular de la dependencia fue propuesto por el PAN, como parte de la alianza PAN–Movimiento Ciudadano, pero el gobernador del estado no tiene toda la confianza, ni entrega todo el control a su secretario de Educación, de esta manera, ha puesto a personajes más cercanos a su proyecto que le sirvan como interlocutores con el magisterio, en tanto, los responsables de formación de docentes y de Educación Básica, también tienen una amplia cuota de poder de ciertos espacios en el seno de la SEJ y, por último, el responsable en atender los asuntos de Regionales del resto del estado también se erige como secretario alterno. Resumiendo, podríamos hablar de que en el seno de la SEJ existen no uno sino cuatro secretarios de educación, uno en el cual recae el gran peso y la responsabilidad formal y el resto gozan de manera periférica con cierta cuota de poder. Ligado a ello, no existe uno, sino varios proyectos de desarrollo educativo, las responsabilidades centrales de todo el control reside en el propio gobernador de la entidad, quien ha fomentado dichas divisiones y, por lo tanto, cierta espacio de rupturas, con la finalidad de sacar adelante su propio proyecto político.
Las tensiones en el máximo espacio encargado der atender los asuntos educativos de la entidad, obedecen a que en su interior hay varios proyectos e infinidad de intereses de todo tipo, tanto políticos, económicos y de poder. No sólo el sistema y su funcionamiento salen perdiendo, también los usuarios, el magisterio en su conjunto, de tal manera que se rezagan los compromisos de garantizar un verdadero desarrollo educativo para la entidad.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Comentarios
  • Lorena
    Responder

    Excelente análisis Doctor Miguel Ángel, que me remite al aforismo “divide y venceras” , que no siempre trae beneficios, es el caso del mal logrado proyecto Recrea, donde se han invertido ca todas de talleres, mesas de trabajo, reuniones y sigue sin pies ni cabeza y abundan los aspectos de tensión curricular entre el modelo federal y el estatal por lo que no se logran tensiones de coincidencias, ni las áreas de posgrado en múltiples talleres logran darle un aterrizaje al proyecto. Razón por la que si no logran venderle la idea al ejecutivo federal no tendremos hegemonías curriculares.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar