Reacomodo de las piezas en el ajedrez político del sistema educativo jalisciense

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

La Sección 16 del SNTE llamó a un paro de labores el pasado lunes 25 de noviembre, un buen número de maestros y de escuelas asumieron el llamado y se sumaron al paro debido a problemas de pago de un número determinado de docentes, sobre todo de educación básica, y la prensa fue benévola con la medida, se habla de 800 mil niños que se quedaron sin clases, el gobierno local le echa la culpa a la federación a través del FONE y el gobierno federal aduce de que dicha cantidad ya la trasfirió desde hace tres meses o tal vez más, ¿a quién creerle?
Además, el mencionado paro envalentonó a los dirigentes sindicales que piden la cabeza del Secretario de Educación, argumentando que él es el responsable de que la SEJ no cuente con un liderazgo que esté a la altura de dirigir al sistema educativo en la entidad. Pero el gobernador entra en el debate diciendo que sostiene y sostendrá a su secretario.
Así las cosas, ya era sabido desde tiempo atrás, que existe una pugna de poder y una serie de contradicciones en el estilo de gobernar entre el gobierno local (estatal) con relación al gobierno federal. Dicha contradicción se palpa más fuertemente en el manejo de los recursos, lo que transfiere la federación a los estados para distintos rubros (incluyendo, por supuesto, a la administración educativa), el recurso es utilizado como una especie de “caja chica” que permite desviar recursos para utilizarlo en otras prioridades, retrasando algunos pagos como los miles de docentes que se han visto afectados en esta ocasión. El FONE lo que busca es transparentar los recursos y hacer que lleguen directamente a lo que se destina, y de pasada lo que busca es atar de manos a los gobiernos estatales (sobre todo a aquellos que no son afines con el ideario político del presidente López Obrador).
De esta manera, el ajedrez político se mueve localmente, todos los agentes en juego quieren sacar provecho político de la situación. Lo que no se ha dicho es que la federación transfiere los recursos de todo aquello que el estado le reporta (ni un centavo más, pero tampoco menos), el problema de origen, puede que se deba a problemas de captura de los datos de los docentes que han ganado una plaza recientemente o al reporte de plazas que por distintas vías hizo el gobierno anterior y que le heredó al actual gobierno local. En el fondo se trata de un chantaje en donde nos muestran solamente un lado de la luna para ocultarnos la otra arte.
Ahora bien, con el paro en cuestión, la Sección 16 se ha visto fortalecida, gratificada y es por ello que comienza a hacer presión queriendo mover las piezas del titular de la SEJ, sobre todo el de algunos funcionarios menores. Parece que en sus aspiraciones quieren el regreso de los viejos tiempos cuando cerca de la mitad de la estructura administrativa de la SEJ eran posiciones sindicales que obedecían a los intereses de los dirigentes en turno.
El paro de labores del pasado lunes tuvo como motivo o como pretexto la falta de pago de muchos docentes (lo cual es verdad), pero dicha manifestación pretende ser capitalizada para sacar mayor provecho de la negociación política.
El ajedrez político en el seno de la SEJ pretende moverse sobre la base de la presión política y no de las propuestas razonadas, los grupos en pugna a modo de agentes o de grupos de interés mueven sus piezas. Muy pronto veremos cambios no sabemos si para bien o para mal. Así es la política cuando se entromete en los asuntos educativos, genera una serie de cambios que no siempre sirven para avanzar.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar