La investigación para docentes de educación básica bajo una perspectiva crítica

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

La investigación educativa o investigación en educación es una serie de ejercicios rigurosos, serios, bajo los cuales es posible conocer más a fondo lo que ya conocemos o aperturar nuevos temas o nuevos espacios de indagación, de todo aquello que nos falta por conocer. La tradición académica decía que los docentes o educadores eran personajes distintos a los investigadores, de esta manera, las personas que se dedican a las tareas de investigación son personajes arropados de prestigio académico y reconocimiento social. Se trata aquí como un primer ejercicio de distanciarse de esta idea excluyente y reduccionista.
La investigación y la docencia se fusionan a partir de la tarea que realizan los actores cuyo cometido central es el de educar, de enseñar, para favorecer aprendizajes en los sujetos (hombres y mujeres) a su cargo, pero dicho personaje ni es un robot que se mueve mecánicamente, ni tampoco es un técnico que sólo hace o aplica lo que los otros le dicen. Por lo tanto, la investigación para los docentes habilitados en tareas de enseñanza tiene como cometido central ampliar el horizonte de conocimientos de su propia realidad educativa, que se traduzcan en mejores acciones de enseñanza, en un mejor conocimiento de los estudiantes a su cargo, en una mejor habilidad para al diseño de ambientes que faciliten los aprendizajes, en la construcción de mejores espacios de atención para los sujetos, en una aproximación más clara del currículum formal para traducirlo a través de un ejercicio de desmenuzamiento crítico en currículo real.
De esta manera, el desarrollo de habilidades del pensamiento crítico es el puente que divide y, a la vez, une a las distintas formas convencionales y tradicionales de asumirse en la docencia, y por supuesto, en contraposición a asumirse como docente que investiga el contexto y las implicaciones en el desarrollo de su propia práctica educativa situada.
El pensamiento de las y los profesores es un pensamiento en acción, el cual se desarrolla bajo esquemas de exigencias diversas, debido a la presión institucional, a las exigencias sociales y al compromiso ético con alumnos y alumnas. De esta manera, la investigación para los docentes en servicio se torna en un ejercicio abierto, de constantes búsquedas, de generar interrogaciones y conjeturas, a partir de pensarse como un aprendiz del oficio y de la profesión y cuyo elemento constante es que se debe de seguir aprendiendo para poder enseñar.
La investigación para los docentes en servicio no se reduce a grados académicos o trayectoritas infinitas, tiene una perspectiva, la cual implica tres cosas básicamente:

a) El encuentro con los pares docentes que también hacen educación y la investigan.
b) La generación de narrativas a modo de materia prima de un encuentro significativo entre los que educan e investigan la práctica y los que son educados.
c) La producción de un conocimiento pedagógico inédito y singular que surge desde el corazón de la práctica de educadores y educadoras, cuyos fines no están pensadas para buscar estímulos o reconocimientos institucionales sino para mejorar la tarea, al lado y junto con los que se educa.

Esta nueva tradición académica de enseñar–investigar–conocer para actuar es un acto develatorio, mientras más se conoce es más fácil identificar los hilos de control y de autoritarismo que provienen de los espacios de poder. Para ello, investigar para las y los docentes también se asocia con el desarrollo de un pensamiento crítico y emancipador. El iniciador de todas estas ideas se llamaba Paulo Freire, pero las y lós continuadores podemos y debemos ser todos nosotros desde cada escuela, cada zona escolar, cada encuentro, seminario, texto, acción educativa, etcétera.
Con estas líneas pretendemos inaugurar un movimiento pedagógico pensado en la gestación de un centro de reflexión e investigación de docentes, que desde la práctica pensemos entre todos y todas que caminos hemos recorrido y de qué manera podemos dar un giro a la izquierda para seguir aprendiendo y mejorando la labor educativa e investigativa que desarrollamos.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar