La educación como (única) respuesta ante los problemas sociales

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

En una sociedad que se sigue moviendo en torno a poder entender y saber actuar ante los grandes problemas nacionales y ante los graves problemas contemporáneos, la sociedad política sigue empeñada en el manejo y el uso del poder como su única finalidad o como la finalidad más importante, de la capacidad educativa.
Si educar (siguiendo con las ideas de Antoni Colom) es alcanzar el máximo desarrollo valoral como parte del desarrollo humano y que nos sirve para vincularnos con los otras garantizando la posibilidad de poder vivir juntos (tal como lo problematiza Alain Touraine), por lo tanto los políticos, fabricantes de utopías baratas y los vendedores de ilusiones, se aferran a dirigirse a los ciudadanos (los miembros de la sociedad civil), como si fueran sujetos menores de edad.
Las respuestas políticas que contrarrestan con los problemas sociales han sido demagógicas y poco contundentes, seguimos siendo una sociedad violenta, irracional e intolerante (sin generalizar claro está), en donde se colocan por encima los intereses y las necesidades individuales sobre los intereses comunes y sociales.
La educación es la llave no sólo para abrir las nuevas puertas de la sociedad sino para entender el sentido de qué estamos haciendo en este lugar y abriendo esas llaves. La educación arropa, cobija y entreteje a la investigación y a la intervención. Las tareas de la investigación, junto a la intervención son fuentes del desarrollo educativo y viceversa, la educación permite clarificar las tareas de investigación e intervención.
Esta vinculación y este círculo virtuoso, sirve para entender de mejor manera el presente junto con el rumbo o el trayecto que tienen las acciones educativas que realizamos.
En la escena política todo un programa o un ideario político dirigido a todo un pueblo o una nación, se reduce a una cancioncita pegajosa, tan malo es esto como querer imponer a un personaje mafioso y perverso que después de tener infinidad de defectos, de la noche a la mañana amanece lleno de virtudes y con la capacidad de liderar este país.
La educación para la ciudadanía, la educación que realmente importa, la educación para un mejor mundo y una sociedad mejor, no debe esconder sus secretos. Éstos están en esta idea edificante de aprender a relacionarse y a vivir y con-vivir al lado de los otros, de los demás que son diferentes a nosotros.
La educación es un principio que cambia conforme pasa el tiempo. Hoy en día el principal ideario educativo pasa por ayudarnos a aprender a convivir y a estar al lado de los otros.

*Doctor en educación. Profesor-investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

  • Verónica Vázquez-Escalante
    Responder

    Tengo 30 años de servicio y siempre he pensado que la educación es el camino más adecuado para la resolución de problemas, tal como usted atinadamente lo menciona en el presente artículo. Creo que lo más grave que se vive en la actualidad es la deshumanización y la educación puede generar lo que consideramos bueno o lo malo, cuestión de enfoques. Sin embargo, al igual que usted, considero que la educación es la llave que abre puertas para solucionar tantas vicisitudes actuales, por lo que en lo personal, le apostaría otros 30 años a la educación del bien por el bien mismo del ser humano. Saludos y felicidades por este artículo

  • Manolo
    Responder

    al final del día lo importante será por quién votamos …. o no

  • Profr. J Guadalupe Pérez Rojas
    Responder

    Apreciable Dr: Miguel Angel Reynoso:
    Mi comentario tiene por finalidad, el manifestarle mi total coincidencia con el mensaje que hoy nos ofrece; la labor que desempeño desde hace 44 años es dedicada a la noble misión de educar ; entendiendo a la educación como la formación y desarrollo integral de los seres humanos en aras de lograr una plena identificación, respeto, apoyo y solidaridad con nuestros semejantes, de formarnos conductas que valoren la riqueza de la sociedad para buscar juntos, la armonía, la paz y el avance importante que se puede lograr cuando todos aportamos lo mejor que tenemos.
    Considero que existe una idea equivocada del concepto de educación y una equivocada idea de las formas de enfrentar las situaciones de conflicto social, pues en todo momento se trata de combatir las consecuencias ignorando el combate a las causas que es lo que realmente daría solución a los problemas y se lograría un verdadero avance social y esto solo se podrá lograr a través de una verdadera educación.
    Mi felicitación para ud. y mi amplio reconocimiento.

  • Ale Martínez
    Responder

    Si la educación tuviera más importancia para la sociedad, se generarían cambios reales e importantes en la manera de enseñar, transmitir, actuar y desarrollarse en sociedad. No es sólo responsabilidad de las instituciones educativas sino; como usted lo menciona, alcanzar un desarrollo valoral fundamentado en una educación integral que abarque todos los aspectos necesarios para mejorar la calidad de lo enseñado y de lo aprendido. Por mencionar algunos de los principios que menciona Colom en “teoría de la educación”
    la comunicación, la intención, la observación, la inteligencia etcétera son necesarios para generar innovación y nuevos conocimientos que permitan a los individuos mejorar como educandos y al mismo tiempo ser mejores educadores.

  • Krystel Ramos
    Responder

    Estimado profesor Miguel Pérez, sin duda alguna coincido con usted, la educación es fundamental para nuestro desarrollo como seres humanos, ya que nos ayuda a vivir en armonía, respetando las ideas y diferencias de cada individuo, que está orientado en el mundo de los valores, sin embargo, el hecho de que la sociedad se ha vuelto de cierta manera egoísta, al velar solo por el bienestar individual y no en el social, es una situación preocupante, pues nos demuestra la educación que se le ha dado a cada persona. Cabe resaltar que en su artículo hace mención a la sociedad política, aunque en mi humilde opinión, considero que no solo les confiere a ellos esta situación, sino que a cada individuo. Como sabemos, este proceso de educación comienza desde la infancia y es un trabajo arduo de Familiares, por ser el primer contacto que tenemos con el mundo y después se complementa con las instituciones educativas, estas se rigen por normas políticas, estas dependencias nos orillan al ámbito social, interviniendo en nuestra educación.
    Como señalo, la educación empieza desde pequeños y va desarrollándose, todos somos inteligentes y tenemos la capacidad crítica, para decidir si esa información o acción que se está ejerciendo para que nosotros como educandos la aprendamos, está bien o mal. En conclusión, la educación es de todos, hoy somos educandos y mañana seremos educadores.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar