Genealogía de los modelos educativos y las dudas del modelo actual

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

La historia de la educación es la historia de una serie de propuestas e iniciativas que en un contexto determinado sirvieron para darle sentido a las prácticas, a las acciones, a las intenciones y a la tarea de docentes todos los días.
Desde el viejo modelo centrado en algunas ideas conductistas en la década de los setenta, a partir de los verbos operativos, la intención era la de generar cambios de conducta, el contar con programas de reforzamiento para colocar por encima las conductas deseadas desde la óptica de la educadora o el educador, etcétera. Y la circulación indiscriminada de premios y castigos todos los días de la semana.
Su agotamiento y sus implicaciones éticas dieron lugar al surgimiento de los constructivismos, las aportaciones de dos genios de la Pedagogía, Jean Piaget y Lev S. Vygotski, sirvieron para generar una revolución en educación, las y los alumnos aprenden no a partir únicamente de las explicaciones o la exposición de los docentes, sino a partir de su capacidad de construir significados del mundo, mediado por el propio mundo en el que se encuentran. Los constructivismos han sido una de las elaboraciones más importantes en la Pedagogía contemporánea, sobre todo en su concreción con la tarea de educar.
Después aparece un modelo centrado en el respeto a las personas y la No-Directividad, a partir de una propuesta educativa basada en la capacidad de las personas para decidir lo que mejor les favorece. El modelo humanista, no se preocupa tanto por el sustento científico, pero si por el impacto en el desarrollo personal de los sujetos en edad escolar.
La llegada del nuevo milenio ha estado cobijada y fuertemente permeada por las nuevas tecnologías, la tecnificación del proceso educativo, a partir de la instalación de aparatos en el aula, el uso de nuevas tecnologías y la virtualización del vínculo educativo, ha dado pie a que los docentes tengan que transitar a un estadio diferente, basado en la habilidad digital y la tecnificación de la tarea de educar.
Antes de ello, se presenta a nivel internacional algo que no se le denomina modelo, pero si enfoque por competencias. Se trata de que los sujetos sean capaces de desarrollar sus propias habilidades, destrezas o competencias en contexto.
Tenemos, por último, algunas ideas que le dan sentido a la educación del nuevo milenio, cuya veta central es la inclusión, el reconocimiento de las diferencias y diversidades socioculturales y la consolidación de aprendizajes que sirvan para toda la vida y que tengan un uso crítico, tanto dentro como afuera, de los espacios escolares.
Todo lo anterior sirve para reconocer que la propuesta educativa del actual gobierno, carece de claridad y de sentido, tanto en los fines, como en los valores, así también en la definición de las prácticas educativas a partir de una serie de ideas que han sido pensadas por los nuevos teóricos de la pedagogía.
Los gobiernos, tanto de la esfera federal como en la estatal, se han dejado llevar por la seducción del pragmatismo, han privilegiado una propuesta educativa basada en la inmediatez y la carencia de ideas educativas de vanguardia que le den sustento y fundamento a la misma. Confunden la pedagogía y un modelo para esté presente con la ideología de su doctrina política.
La propuesta educativa del gobierno de la Cuarta Transformación, así como la propuesta educativa Re-crea, se sintetizan en una serie de iniciativas carentes de sustentos y de una pedagogía que sea capaz de mirar estratégicamente al siglo XXI, que responda a las necesidades formativas de los sujetos de este tercer milenio y que garantice el desarrollo de los mismos en el proceso de educarse.
Entramos al terreno del sinsentido pedagógico, en donde educamos sin saber bajo qué fundamento, con qué intencionalidades y, sobre todo, en qué dirección formativa. Todo ello no es gratuito, parece que la Pedagogía comienza a entrar en una especie de crisis disciplinar, en donde hay mucho pasado pero muy pocas cosas para pensar en el presente.
Es justo retomar la discusión y pensar en un debate informado que coloque en el centro de las discusiones, la constricción a partir de su pertinencia de un modelo educativo para nuestro país, tomando en cuenta la historias, las diversidades y las asimetrías sociales.
Se trata –concluyo– de colocar en el centro de la discusión, la posibilidad de conformar un modelo educativo claro y ambicioso que sirva no solo para garantizar aprendizajes promovidos desde las escuelas, sino junto a ello, a llevar a los niños a que sean gestores de los nuevos aprendizajes, a partir de aprender a distinguir autónomamente qué se necesita, qué se desea y cómo conseguirlo.
Asistimos en medio de una profunda pandemia, a una crisis paradigmática de esto, a lo que le hemos llamado pedagogía, la solidez de los modelos educativos de antaño miran con asombro el desdibujamiento de las ideas del presente, ya no se trata de pensar en la gestión de un modelo educativo para el siglo XXI, porque parece que todo se ha dicho y todo se ha hecho, sino de articular lo más valioso de los modelos anteriores. Necesitamos trascender el eclecticismo vulgar para consolidar un eclecticismo crítico e iconoclasta, que sirva para construir algo nuevo, que funde el modelo educativo para un mundo turbulento y demandante.
Se trata ahora de darle mayor claridad a las prácticas de los docentes, a los fines del tipo de sujetos a los que aspiramos formar y al marco valoral que sirva de fondo en una propuesta educativa innovadora.
¿Parece que la educación de y para el siglo XXI ha terminado por desdibujar todo lo que habíamos hecho, pero al final no hay claridad de lo que se pretende?
La pregunta clásica persiste, ¿qué tipo de persona, de ser humano, de hombre y de mujer, aspiramos a formar en estos años del siglo XXI? ¿Qué tipo de modelo y para qué tipo de ser humano formamos?

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. safimel04@gmail.com

Comentarios
  • Blanca Antonia Castillón Ríos
    Responder

    Excelente análisis, felicitaciones Dr. Miguel Ángel

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar