Fusión entre investigación e intervención en el Coloquio de la MEB de la UPN Guadalajara

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

En el marco de la realización del Coloquio de la Maestría en Educación Básica (MEB), de la UPN; el pasado sábado 20 de marzo se dieron cita 32 estudiantes de dicho programa para dar a conocer sus avances, resultados parciales y nuevas preguntas de igual número de trabajos en esto que le hemos dado en llamar el Coloquio de la MEB, Generación 2019–2021 de la UPN Guadalajara.
Dicho evento fue inaugurado brillantemente por el titular de la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ) Juan Carlos Flores Miramonte, y avalado por la directora del sistema de Unidades de la UPN en Jalisco, la Dra. Verónica Vázquez Escalante.
Dividido en cuatro mesas temáticas de 8 trabajos, en cada una de ellas el Coloquio permitió establecer un diálogo informado y a iniciativa del organizador de dicho evento el Dr. Ismael Torres Maestro, se invitó a estudiantes del doctorado de la misma Universidad y a estudiantes de licenciatura con la finalidad de establecer un diálogo intergeneracional e interlíneas.
Los Coloquios en el posgrado de la UPN son eventos profundamente académicos, los cuales sirven para dar cuenta de los avances de los estudiantes del mismo, los cuales son acompañados por su director de tesis y por lo menos un lector que hace observaciones a la forma y a los contenidos de cada trabajo.
La MEB de la UPN se caracteriza por ser un programa profesionalizante cuya intención es que los usuarios del mismo, a partir de reflexionar la práctica educativa propia, sean capaces de diseñar un proyecto de intervención, el cual se diseña, se aplica y se evalúa después de la realización de un diagnóstico in situ de una problemática focal, dicha problemática es situada y contextualizada y, en estos últimos meses, atravesada por la situación del confinamiento.
Esta generación en particular vivió poco más de la mitad de su proceso formativo bajo un contexto atípico vinculado con la pandemia, de ahí que los trabajos y las iniciativas de investigación se vieron afectadas de cierta manera por dicho contexto.
Es por ello que en este Coloquio, al que hago referencia, hubo un cruce de varios componentes que sirvieron para enmarcar el mismo. En principio en este programa en específico hay una amalgama no siempre muy bien lograda entre intervenir e investigar, si bien, las fronteras entre ambos elementos no están suficientemente trazadas, específicamente en la MEB se concibe a la investigación desde las iniciativas de intervención que realizan los usuarios. Al pensar la realidad educativa (en su complejidad) como un conjunto de oportunidades que abren la posibilidad para el cambio y la mejora dentro del campo educativo.
Otra distinción de este programa de formación es que todas las iniciativas de intervención se enmarcan en la fase actual de la reforma educativa, al tratar de dialogar con la política pública e intentar adaptar su pertinencia a los contextos específicos.
Este diálogo informado ha servido para crear las condiciones de culminar el programa, hay una proyección del 35% de usuarios que obtendrá el grado de maestría un trimestre después del egreso y a un año se cumplirá con la meta del 80% de eficiencia terminal.
Las autoridades educativas del estado han sido sensibles a este tipo de eventos y, esperemos que las contribuciones de los trabajos terminales pronto se vinculen a la mejora de las prácticas educativas y a la toma de decisiones, pero, sobre todo, a garantizar el cumplimento de que los programas de maestría sirven para formar mejores profesionales al servicio del sistema de educación pública de nuestro estado.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Comentarios
  • Gabriela Pérez Flores
    Responder

    Me gustaría conocer información acerca de las maestrías y el proceso de admisión, en la sede de Tlaquepaque o Guadalajara en Jalisco.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar