De la escasez a la saturación de propuestas educativas

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

Para Juan Carlos Tedesco la década de los ochenta del siglo pasado fue la década perdida en educación, no sólo la aparición de la crisis económica influyó en la profundización de la crisis educativa, sino que, durante dicha década a nivel mundial, no hubo aportes interesantes, se puede decir que es la década de la escasez de propuestas educativas.
En la década de los noventa y con la aparición y desarrollo de los diversos constructivismos, se profundizó en el conocimiento (a partir de ahí), de cómo se construyen nociones y representaciones, científicas, matemáticas, históricas, etcétera. Los constructivismos hegemonizaron la generación de ideas pedagógicas a todo lo largo de la década de los noventa.
Con el nuevo milenio aparece el enfoque por competencias una aportación surgida desde el mundo de la empresa, cuya tesis dice que se trata de formar a sujetos competentes, es decir capaces de responder favorablemente a las problemáticas que les presenta el entorno en donde se desenvuelven, más que adquirir información se trata de tener un uso crítico de la misma a partir de ser competente en la adquisición, desarrollo y uso de habilidades básicas y específicas para responder ante un mundo cada vez más demandante. Más que saber se trata de saber hacer la empresa exige sujetos que sepan mover las máquinas no que se detengan en el porqué de las máquinas, sino en su uso instrumental.
El siglo XXI, tras una nueva revolución pedagógica, ha pasado de una educación centrada en las infancias (herencia de finales del siglo XIX), a una educación adulto-céntrica y multipoblacional. Las propuestas educativas más importantes de los últimos años están dirigidas a los jóvenes, a los adultos y a los adultos mayores.
Llegamos a la generación súper acelerada de propuestas educativas dirigidas a sectores de población específico, sobre contenidos muy especializados: educación por la paz, educación para el ocio y el tiempo libre, educación para mujeres embarazadas, educación de género, etcétera.
Esta saturación está asociada con el internet y los avances tecnológicos, hoy en día circulan en la red con relativa facilidad miles de materiales, de fácil acceso, infinidad de propuestas educativas de todo tipo, con distintos niveles de calidad y con acceso abierto para todo público.
¿Ante qué estamos ahora en educación?, esta saturación de ideas, propuestas, reportes, imágenes, sugerencias, recetarios educativos, etcétera; lejos de beneficiar las concepciones y prácticas educativas sirve para generar una especie de distracción de las teorías y los modelos pedagógicos, de saturación y de confusión colectiva.
Hemos caído en una especie de eclecticismo vulgar en donde todo se combina con todo y al final queda nada. Las y los docentes requieren de un sustento o de un fundamento que les permita hacer descansar y justificar su práctica educativa, pero ésta no puede ser definida a partir de una mezcla mal hecha de las distintas aportaciones pedagógicas, ni tampoco se puede vincular con una sola variable, de ahí el reconocimiento de la complejidad de la tarea educativa, y su carácter multifactorial y multidimensional.
En estos días, en estos años que corren en donde el pragmatismo político le ha ganado a los principios y a los fundamentos ideológicos, es necesario que la educación repose un poco sus ideas para dar lugar a nuevas corrientes más cercanas a las diversidades y a los contextos específicos, las grandes teorías ya no tienen vigencia, pero tampoco las muy pequeñas, se trata de construir teorías e ideas pedagógicas muy específicas que respondan a necesidades igualmente específicas y para aplicarse en contextos concretos y sobre todo con claridad de las aportaciones y de los beneficios que la sociedad y los usuarios ganan en su conocimiento y en su utilización. La saturación debe depurase, delimitarse, pero para ello se requiere un ejercicio crítico de los que saben y pueden hacerlo.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar