Convivir: sociedad y escuela

 en Miguel Bazdresch Parada

Miguel Bazdresch Parada*

La convivencia es un concepto al que continuamente se hace referencia en diversas iniciativas, políticas públicas o análisis de la situación del país. En particular las situaciones de violencia suscitadas en los últimos días trastocan la cotidianeidad de amplios sectores de la población y por eso afectan las formas sociales de convivencia, pues la inseguridad ante la violencia social, produce miedos, precauciones inusitadas y hasta parálisis en la vida de todos los días de personas y de instituciones. La educación, y en particular la escuela, no escapan a este fenómeno.
Se ha constatado la generación de un clima escolar propicio para el acoso escolar y se han producido medidas particulares y generales para evitar o contener ese fenómeno. También se ha planteado revisar la convivencia escolar pues la violencia sucede cuando las formas usuales de convivir en la escuela se rompen o se debilitan, sea a nivel de las personas, estudiantes, profesores y padres de familia, incluso a nivel de la institución escolar como sistema educativo.
Así, la convivencia escolar se ha constituido en un campo de estudio que poco a poco se ha consolidando, sobre todo en su perspectiva analítica–prescriptiva, donde se sitúa este término como un área por fortalecer y desarrollar para propiciar contextos adecuados para el aprendizaje y disminuir el fenómeno de la violencia escolar. Un grupo de investigadores del ITESO hemos estudiado la convivencia escolar mediante un proyecto de diagnóstico del clima escolar en escuelas de educación básica de Jalisco con indicadores de convivencia escolar, bajo los auspicios de Conacyt–Fomix. Este trabajo permitió recoger la situación del clima escolar en una muestra de más de doce mil niños y niñas del tercero y sexto grado de primara, poco más de cuatrocientos profesores y profesoras de esos grados y de casi cinco mil padres de familia. Quisimos ofrecer a los interesados en estos fenómenos un análisis de los problemas de la interrelación humana en centros escolares de educación primaria. Los detalles están disponibles en una publicación editada por el ITESO.
Vale la pena compartir aquí que constatamos la importancia de analizar y entender la convivencia como una estructura propia del ser humano que en su vida cotidiana se enmarca en seis núcleos socio-afectivos en los que se juega la clase de convivencia escolar real. Estos son: La confianza, el respeto, el cuidado, la responsabilidad, la comunicación y la pertenencia. Estamos seguros que la convivencia social se juega en esos mismos afectos.

*Profesor-investigador del Instituto Superior de Estudios Superiores de Occidente (ITESO). mbazdres@iteso.mx

  • miriam urbina

    gracias por la posibilidad de leer la publicación de ud soy profesora me interesa este estudio, ¿cómo puedo obtenerla en formato pdf por favor? en la biblioteca de nuestra escuela no hay acervo al respecto y varios chicos están buscando información

    • miguel bazdresch

      HOLA MIRIAM URBINA Si me hace llegar su correo se lo envío con gusto. a sus ordenes.

  • Ruth Angelica Martinez

    Saludos, en busca de información pertinente sobre convivencia para el diseño de estrategias para la atención de dicho tema, es posible conocer su estudio, son responsable de la estrategia nacional para impulsar la convivencia escolar en educación básica. en espera de una respuesta favorable me despido mi correo es ruan1404@hotmail.com Muchas Gracias

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar