Conjeturas del gasolinazo

 en Jorge Valencia Munguía

Jorge Valencia*

1
En su campaña contra la corrupción, López Obrador puso mano dura ante los huachicoleros, los piperos, los supervisores, los almacenistas, los contadores, los ingenieros, los jefecitos… Los trabajadores de Pémex que traficaban con la gasolina apócrifa, desde su entubamiento hasta el despachamiento a las gasolineras. El desabasto se debe a la regeneración… Es cuestión de días para que el abasto se restablezca con normalidad. Será una victoria del gobierno federal que, sin los intermediarios ni los traficantes malhabidos, podrá mantener los precios bajos de la gasolina.

2
En su campaña contra López Obrador, el gremio de los gasolineros especula con la gasolina. Si antes adquirían gasolina con facturas falsas o eran resurtidos por huachicoleros furtivos que ahora no pueden llevar a cabo sus prácticas corruptas, entonces ocultan y encarecen sus depósitos con la finalidad de generar inestabilidad contra el gobierno. El gobierno pactará con ellos. Poco a poco todo volverá a la normalidad. Serán publicadas algunas noticias espectaculares: encarcelamientos, declaraciones, cifras halagüeñas… Detrás de éstos, otros se comerán el pastel. La corrupción no tiene remedio.

3
Como revancha contra los gobiernos estatales de oposición, la federación no surte gasolina al interior del país. Seis estados se ven afectados por esta medida. El gobierno federal pretende la mansedumbre de sus contrincantes políticos. Alfaro terminará haciendo concesiones con una sociedad civil dividida y un alto costo social.

4
La iniciativa privada especula con la gasolina para demostrar que Pémex es un lastre del que debemos deshacernos. Las cámaras aceptarán la explotación, refinación y comercialización del petróleo mexicano a manos de capitalistas extranjeros. Tarde o temprano las grandes firmas internacionales se disputarán el crudo extraído del territorio nacional. El sueño cardenista concluirá con una competencia encarnizada.

5
Los esquiroles pagados por ocultas sectas del poder llenan de gasolina los tanques de sus coches. La ordeñan y regresan a llenar el tanque. El objetivo es vaciar el abasto y generar desavenencia de la opinión pública. Algo parecido a lo ocurrido con Salvador Allende, guardadas las proporciones.

6
Se trata de una treta más para subir el precio de la gasolina. Todos están coludidos: los gobiernos federal y estatal, la iniciativa privada y el sindicato de Pémex. Los usuarios acabaremos pagando, como siempre, las guerras de poder.

7
Los científicos mexicanos en asociación con fondos de investigación privados han inventado un sistema de teletransportación que prescinde de la gasolina, de los coches y de las carreteras. La transportación instantánea se llevará a cabo de manera segura y exitosa. La mafia petrolera y la industria automotriz pretenden generar pánico para impedirlo. México está a la vanguardia tecnológica. El gobierno sabrá lidiar con los escépticos. El petróleo mexicano es campo de la literatura fantástica.

*Director académico del Colegio SuBiré. jvalenci@subire.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar