Apropiación parental: elemento estructurante de la sociedad

 en Marco Antonio González

Marco Antonio González Villa*

En poco más de un mes, como cada año, tuvimos la oportunidad de celebrar, otra vez, a todas las mamás y papás del país. Sin temor a equivocarnos, resulta evidente que con cada generación cambia la semántica y la forma de los festejos de ambas figuras, pero, sobre todo, pareciera ser que su rol y función social también han cambiado. Es un hecho que siguen siendo indispensables para formar y educar a las siguientes generaciones, porque así ayudan a darle estructura y fortaleza a la sociedad, al mismo tiempo que ayudan al establecimiento de lazos y vínculos fuertes con los demás miembros. Sin embargo, su función primera es apropiarse, hacer suyo cultural y emocionalmente a cada nueva o nuevo miembro que nace; así, al sentirse valorado y apreciado el nuevo ser, puede sentirse parte de su familia, en un primer momento, y, posteriormente, de su cultura y sociedad.
Lamentablemente, los tiempos actuales nos muestran que el ejercicio de la parentalidad no es igual para todas y todos los miembros, por lo que, como una propuesta teórica, identificamos tres formas de desempeño parental, independiente del vínculo biológico y legal existente, a saber: apropiación parental pragmática, apropiación parental moral y apropiación parental ética, las cuales describimos a continuación.
En la apropiación parental pragmática, se destaca un sentido utilitario y económico que el padre y/o madre establecer con el hijo en su intención de insertarlo en el mundo social; bajo esta posibilidad, se tienes hijos o hijas para obtener un beneficio personal de ellos: ponerlos a trabajar, obligarlos a hacerse cargo o apoyar económicamente a su padre o madre, venderlos u ofertar su cuerpo, ente otras, son algunos ejemplos de este tipo de parentalidad.
La apropiación parental moral muestra a un padre o una madre que tiene y vive un vínculo afectivo con su hijo, pero su experiencia parental es determinada por los principios culturales que le fueron inculcados, con una educación intergeneracional que se intenta reproducir, que busca formar a un individuo que responda a las necesidades e intereses de la cultura, dándose en ocasiones, una tensión entre lo afectivo y cultural. Se es padre o madre porque así debe ser, no porque se quiera, y se busca mostrar una imagen de abnegación y resignación de la parentalidad, revelando una carga. Se consideran a sí mismos como buenos padres o madres, incluso presumen su rol en redes sociales, pero poco saben o consideran de sus hijos o hijas.
La apropiación parental ética es definida como el recibimiento amoroso y afectivo de un nuevo ser, que lleva a quien lo recibe a hacerse responsable de sus necesidades considerando o no los imperativos culturales. Este tipo de apropiación devela a una persona que apropia, que atiende a un otro al que mira como un semejante, que mira su ser, interesándose por la vida de alguien más por el hecho de existir, sin estar su actuar determinado por la obligación moral o por su utilización futura, sino por el interés a una persona vulnerable que requiere de otros para poder vivir; siendo esto un acto de sensibilidad que evidencia preocupación por la condición del otro, favoreciendo la socialización, la intersubjetividad y el vínculo afectivo.
Por desgracia, tendremos que incluir una cuarta opción que ha ido creciendo y presentándose cada vez con mayor frecuencia: no apropiar. Hablamos aquí de aquellos padres y/o madres que irresponsablemente no cumplen con su función y que, impunemente, afectan y alteran por completo a una persona y a la estructura de la sociedad. Son aquellos que huyen o quienes deslindan su responsabilidad en otros miembros, mostrando que no aprendieron o no valoraron lo que alguien más hizo por ellos.
Dejamos aquí entonces una propuesta teórica que permite hacer una lectura social y brinda una explicación de diferentes problemas sociales. ¿Qué tipo de relación parental les tocó vivir?

*Doctor en Educación. Profesor de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala. antonio.gonzalez@ired.unam.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar