A 40 años de la constitución de la CNTE, el Movimiento Magisterial sigue vivo

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

Era la llegada del invierno de 1979, la crisis económica comenzaba a mostrar sus terribles secuelas, México era un país petrolero que debería aprender a “admisntrar la abundancia” decía el gobierno de ese entonces, los maestros salían a la calle “País petrolero y los maestros sin dinero”. Las trampas de la abundancia hacia más grandes los contrastes sociales.
En el estado de Chiapas, se reunieron por primera vez delegaciones de maestros democráticos de algunos estados del país (Chiapas, Tabasco, Guerrero, Oaxaca y Morelos) y constituirían lo que hoy se conoce nacionalmente como la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, iniciativa democrática que ha servido como contrapeso a los intereses y los excesos de las dirigencias del SNTE.
Han pasado 40 años desde esa fecha memorable, hasta ahora y por estos días que de nuevo se realiza ese acto protocolario del Encuentro Democrático a través del Congreso de la CNTE. A 40 años de distancia, la CNTE sigue viva, aunque han pasado muchos acontecimientos importantes:

• Se han sucedido cuatro cacicazgos sindicales en el SNTE (Carlos Jonguitud, Elba Esther Gordillo, Juan Díaz de la Torre, Alfonso Cepeda).
• Se han generado seis intentos de reforma educativa sin que ninguna de ellas cuaje satisfactoriamente, teniendo como las principales a la Modernización Educativa de Carlos Salinas de Gortari, la RIEB, la reforma educativa de Enrique Peña Nieto y la actual Nueva Escuela Mexicana.
• Se firmó en mayo 1992 el Acuerdo Nacional para la Modernización de la Educación Básica (ANAMEB), generando un parteaguas en la administración educativa de nuestro país.
• Se intentó en 2013 una reforma punitiva la cual pretendía lesionar conquistas sindicales a partir de darle un peso hegemónico a la evaluación del desempeño docente como recurso de exclusión y segregación de maestros y maestras.

La CNTE es la única iniciativa democrática en movimiento que sigue vigente, si bien no con una mayor fuerza acumulada, si con presencia en todo el territorio nacional.
Las principales contribuciones de la CNTE en estos 40 años, se sintetizan en tres grandes rubros:

a) Ha contribuido a la conformación de una perspectiva diferente en contra del hegemonismo tanto en lo sindical como en lo pedagógico al generar una visión plural y critica de dichas realidades.
b) Ha servido para darle un mayor y mejor impulso a la cultura de la participación desde abajo, a la construcción colectiva del magisterio, a la lucha por reivindicaciones tanto profesionales como sociales, y lo más importante a vincularse con otros sectores en lucha a partir desmitificar la imagen apostolaria del magisterio “El maestro luchando también está enseñanza”.
c) Ha puesto en el corazón de toda la lucha y las reivindicaciones de todos los días el asunto de la democracia como un concepto amplio que va más allá de asuntos meramente sindicales. La CNTE le ha dado fuerza y poder al concepto de democracia de base, de tal manera que todos sus acuerdos y los principales resolutivos se consensan desde abajo, sobre la base de la consulta, de la participación y de los acuerdos para generar importantes jornadas de lucha reivindicativa y estratégica siempre de cara a mantener una alianza estratégica con la sociedad.

En estos 40 años se mantienen vivas las consignas, las demandas, las reivindicaciones, muchos dirigentes han pasado por sus filas y otros nuevos han llegado, incluso (también hay que decirlo) algunos dirigentes fueron coptados por el charrismo, pero lo importante es la vigencia de su proyecto sindical y de educación alternativa.
Por último, la CNTE sigue viva y vivirá muchos años más, pero en este futuro que le sigue es importante que actualice los temas de su agenda de trabajo, que lea de manera actualizada la actual coyuntura y que no se deje llevar por falsas aspiraciones al querer disputar un poder podrido (el del SNTE) que sirve de muy poco, más bien se trata de seguir bajo la misma mística y construir (desde abajo, como siempre lo ha hecho) un sindicalismo democrático diferente, para ser congruente con sus 40 años de lucha y existencia.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar