Vacunación al magisterio y la apertura de las aulas en puerta

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

Pues sí, finalmente el magisterio de México será vacunado contra el Covid-19, lo cual iniciará (a decir de la autoridad) el próximo lunes 19 de abril y culminará el lunes 10 de mayo, ésta es una de las condiciones que puso el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) al gobierno federal para que docentes, directivos y estudiantes puedan regresar a las aulas y, al parecer así será, las escuelas se abrirán sus puertas a finales de mayo o principios de junio (casi un mes antes de culmine el ciclo escolar 2020-2021).
De las otras condiciones (adecuación física y mantenimiento de los espacios escolares y los servicios básicos, entre otras cosas), quedarán para otra ocasión, a la SEP y a las secretarías de educación en los estados ya les urge tener a los niños, niñas y jóvenes en sus clases normales, un año ha sido demasiado para las familias que no estaban preparadas para ello, el confinar la escuela y abrir otros espacios ha resultado de lo demás absurdo por el sólo hecho de poner el interés de la economía por encima de la educación y ya no es posible seguir así.
Las propuestas y los esporádicos ensayos para regresar a las aulas (hasta ahora) no han elevado significativamente los índices de contagio de la pandemia, como si lo ha sido con los periodos vacacionales de Navidad y año nuevo, los puentes y la reciente Semana Santa, por lo cual, y una vez aplicada la vacuna al magisterio, garantizará la no propagación del contagio.
El escenario de las escuelas, lo sabemos de sobra, no es el ideal para regresar a la normalidad y, sin embargo, regresaremos, ante ello habría que reflexionar sobre los siguientes puntos:

1. Independientemente de la vacunación en puerta, está preparado el magisterio emocional, anímica y físicamente para el regreso a clases normales después de haber estado confinado por más de un año.
2. Hay presupuesto y la voluntad suficiente por parte de la autoridad, las asociaciones de padres de familia y los directivos para garantizar la aplicación de los protocolos sanitarios en las escuelas.
3. Qué sucederá con aquellos estudiantes que evidencien rezagos educativos ya bien sea por falta de habilidades, competencias o no haber seguido puntualmente todas las actividades escolares por falta de conectividad, continuidad o seguimiento de sus procesos, sobre todo quienes nunca han podido asistir a un aula normal o quienes pasaron de preescolar a primaria, de primaria a secundaria, de secundaria a bachillerato y de bachillerato a licenciatura.
4. Regresará el 100% del personal educativo. administrativo y de servicios, incluida la población de mayores de 60 años y quienes padecen algún tipo de padecimiento ligado al Covid-19.

En fin, esperamos que el retorno a clases presenciales le traiga tranquilidad, cordialidad y paz a toda la población que de una u otra manera tiene que ver con las escuelas, principalmente los niños, niñas y jóvenes quienes han sido los más afectados por el confinamiento y, que de tajo, les quitó más de un año de su desarrollo emocional, social y colectivo para ser mejores seres humanos; veremos y seremos testigos (con el paso de los años) que tanto les afectó este maldito confinamiento y las decisiones de los gobiernos para dejar hasta el final este sector tan importante para la sociedad.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar