Tiempos y modos

 en Rodolfo Morán Quiroz

Luis Rodolfo Morán Quiroz*

Resulta que en los verbos hay un morfema invariable (raíz) y un morfema variable que expresa los accidentes gramaticales, a saber: persona, número, tiempo y modo. Sabemos, así, que la persona puede ser singular o plural. Los modos de los verbos son tres: indicativo, subjuntivo e imperativo. El tiempo señala el momento en que se realiza la acción. Básicamente, presente, pasado y futuro. Menciono todo esto, porque, al parecer, a algunas personas que trabajan en las burocracias universitarias les ha dado por revisar estas nociones gramaticales y han comenzado a ponerse exigentes con el tipo de documentos que reciben.
Estas personas de la burocracia universitaria no necesariamente son muy exquisitas con los documentos que expiden, lo que conlleva otro problema, pues lo más frecuente es que los documentos que recibirán hayan sido expedidos por otras personas que ocupan puestos burocráticos, y que salieran de la misma o distinta instancia universitaria.
Hago notar que en la oración anterior casi todos los verbos están conjugados en modo indicativo, aunque en tiempos distintos: así, los cuatro primeros están conjugados en presente, el quinto en futuro, y los siguientes tres conforman una conjugación en antepresente del subjuntivo, mientras que el noveno verbo lo está en presente del indicativo. El décimo verbo de esa oración está en pretérito simple del modo subjuntivo.
Como bien señala Valentín García Yebra en El buen uso de las palabras (2003: 177), “(a)demás de ser la pieza más importante de la oración, el verbo es también la de uso más difícil…”. El mismo autor señala que es común que se rompa la distinción entre el pretérito perfecto y el pretérito que él llama indefinido (simple, podemos traducir). Para los usos del castellano en España es una distinción relativamente clara, pero para América latina, en donde el idioma llegado de la península ibérica se ha simplificado en extremo, es común que olvidemos siquiera que existe un pretérito perfecto. Una prueba de ello es que, en las sesiones de mi curso de expresión oral y escrita, los estudiantes demuestren que no tienen idea de cómo conjugar el verbo HABER en tiempo presente. Adicionalmente, confunden la ortografía con algunas conjugaciones del verbo HACER (y de éstas con las del verbo ECHAR), y se les dificulta especialmente su conjugación en futuro.
Es común que los comunicados de la vida cotidiana sean de escasa sofisticación gramatical y en ellos encontremos frecuentes errores, que pasamos por alto si aprehendemos el sentido de lo que nos dicen o está escrito. Solemos utilizar la conjugación del indicativo presente incluso para expresar acciones que se realizarán en el futuro, como “mañana TENGO un compromiso”, en vez de “TENDRÉ”. Lo grave del caso es que, a pesar de que, en apariencia, algunas personas de la burocracia se han puesto a estudiar gramática y específicamente, la conjugación de los verbos, la han estudiado de manera incompleta. La prueba está en que, hace unos cuantos días, hicieron repetir a una buena parte de la burocracia que alimenta de papeles y constancias los expedientes de los docentes, los documentos que servirían de prueba, ante otra parte de la misma burocracia, de determinadas actividades docentes. Expedidos ANTES de que iniciara el semestre, esos documentos rezaban que determinada persona “IMPARTIRÁ” determinado curso. Cientos de constancias fueron devueltas para empobrecer la expresión: no se admitirían como prueba de que esos docentes TRABAJARÁN (y seguirán trabajando) en el semestre que ha comenzado hace un par de semanas y estipularon que no tendrían validez de prueba ante los jueces del Programa de Estímulos al Desempeño de no redactarse incorrectamente, señalando que IMPARTEN (en presente imperfecto o simple), algo que bien pudo expresarse en futuro si se atiende a la fecha del documento.
Anticipo que en la siguiente edición de ese programa de des-estímulos a la actividad docente la consigna será que se señale en los documentos que al final del semestre el docente HABRÁ IMPARTIDO su asignatura. En estos tiempos de crisis financiera en la universidad pública por la austeridad republicana, que se pongan a jugar con los verbos, como que no son modos.

*Doctor en Ciencias Sociales. Profesor del Departamento de Sociología del CUCSH de la UdeG. rmoranq@gmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar