Los portafolios escolares

 en Carlos Espadas

Carlos Arturo Espadas Interián*

La recopilación de trabajos como muestra para tener un compendio en donde los padres de familia, estudiantes y compañeros docentes puedan ver los productos realizados durante el año escolar, en muchas ocasiones es lo que se realiza en algunas escuelas de educación básica, sin lugar a dudas tiene mucha utilidad el recuperar los trabajos de nuestros estudiantes, pero tenerlos juntos, pudiera tener otros sentidos y usos.
Un portafolio de evidencias representa esta oportunidad, el trascender, el acumular los productos, sino darles un sentido analítico que permita evidenciar el desarrollo de un estudiante o un grupo con respecto a ciertas competencias, o en su caso a un aspecto específico, por ejemplo ortografía, redacción, pensamiento estructural y demás.
Construir un portafolio implica procesos de seguimiento y evaluación colectiva, es agrupar productos con un sentido específico, una intencionalidad específica, misma que contempla la socialización y la convivencia.
Los portafolios desde esta perspectiva representan oportunidades para que tanto profesores, estudiantes, padres de familia y colegas puedan tener acceso a los logros que ha tenido un grupo, en conjunto o cada uno de sus integrantes.
Se puede usar un software para subir los proyectos y hacerlos digitales, el formato es lo de menos, cada profesor puede construirlo de acuerdo a requerimientos que él mismo especifica al inicio del curso y que pueden estar en concordancia directa con lo señalado en los planes y programas de estudio y la filosofía de la institución en donde se trabaja.
Así, los portafolios se convierten en excelentes medios para evidenciar no sólo los logros, sino la formación integral a partir de los productos escolares. La evaluación de un portafolio forma parte constitutiva del mismo y permite que todos los interesados tengan acceso a ella. A partir del acceso a la evaluación, todos pueden tener claridad de lo que hay que mejorar y de lo que se debe mantener, en función de una determinación que nace desde el mismo grupo.
El portafolio es un detonador del trabajo colectivo y significa una oportunidad para construir no sólo estudiantes participativos, sino en un futuro ciudadano de nuestro país. El portafolio es una excelente herramienta tanto para el profesor como para la supervisión de los sistemas escolares. Lo único que hay que considerar es que se requiere tiempo para construirlo y eso se debe considerar en los horarios, salarios y capacitación para los profesores.

*Profesor–investigador de la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 113 de León, Gto. cespadas1812@gmail.com

Comentarios
  • Karina Rangel
    Responder

    La mayoría de las veces no se le da la importancia que tiene, realmente nunca se le da la importancia, solo se usa como una simple recopilación de trabajo realizado.
    Gracias.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar