Los ATP de educación Jalisco o la maldición de la reforma educativa

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

El día de hoy (martes 11 de junio) por la mañana, se manifestaron en el Congreso del Estado de Jalisco cientos de docentes de los subsistemas estatal y federal, denominados también Asesor Técnico Pedagógico (ATP), para inconformarse por los vacíos legales que los dejaron al margen en cuanto a derechos y obligaciones tanto de la Ley General del Servicio Profesional Docente LGSPD) como de la reforma educativa del gobierno actual.
Éste es un asunto más que dejó sin resolver el gobierno de Aristóteles Sandoval bajo la gestión en la SEJ de Francisco Ayón, que, junto con el manejo perverso del Programa de Escuelas al Cien, la tan publicitada venta de plazas, la corrupción señalada en la prelación para asignación de plazas nuevas y las promociones a puestos directivos y de supervisión y, sin olvidar, la no resuelta falta de pago a profesores y directivos que se promovieron (a la fecha hay, a decir de las propias autoridades, 500 maestros a quienes se les adeudan 9 millones de pesos). Lo cierto es que en el caso de los ATP reinó la irresponsabilidad porque el tema estuvo en el escritorio de las demandas no menos de tres años.
Una de tantas explicaciones que dan a los ATP inconformes (tanto funcionarios educativos como dirigentes sindicales) es que el problema se debe a la falta de presupuesto, a la fecha sólo se han promovido poco más de mil ATP, debiendo ser por lo menos 5 veces esa cantidad para poder cubrir la demanda mínima de las diferentes zonas y sectores de educación básica, es claro que la anterior reforma quedó a deber en este aspecto.
El tema no es nada fácil, primero porque los ATP no son prioridad en las necesidades educativas vigentes, sus funciones, si bien son personal de apoyo para las escuelas, zonas escolares y sectores, sus perfiles son irrelevantes y poco importantes en el nuevo esquema de capacitación magisterial, sin embargo, y al margen de ello, la LGSPD no pudo establecer las condiciones para su supervivencia por razones eminentemente burocráticas y por ignorancia e incapacidad de gestión de los responsables de esa área en la Secretaría de Educación Jalisco.
Las peticiones de los ATP son justas y lógicas, esto es lo que piden (a decir del boletín que me hicieron llegar):

• Reconocimiento de la figura de ATP con nombramiento de 48 horas.
• Posibilidad de promoción.
• El nombramiento definitivo a compañeros que se encuentran asignados o en periodo de inducción.
• Se establezcan criterios claros para la compatibilidad que sean equitativos para compañer@s con doble plaza, de lo contrario se están violando sus derechos ante la Ley del Trabajo.
• La consideración en el Sistema para Carrera de las maestras y maestros.

Lo cierto es que esta herencia que dejó la LGSPD tendrá un largo camino y sinuoso de aquí a que se resuelva la problemática de los ATP, lo peor, y es uno de los escenarios probables que quiere tomar la autoridad, es regresarlos a su estatus anterior y lo ganado legalmente por cada uno de ellos, sólo quede como una historia triste más de tantas que reinaron en tiempos de Aurelio Nuño y seguidores.
Por lo tanto, la manifestación del día de hoy es por demás legítima y digna para que la autoridad dé la cara e intente hacer la justicia correcta que, pareciera ser que no llegará.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

Comentarios
  • Ma Guadalupe
    Responder

    Estamos en todo derecho pues lo ganado fue legalmente

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar