La SEJ con problemas para emitir títulos a cientos de profesores desde hace años

 en Invitados

Enrique Casillas Padilla*

Dentro de los proyectos y discursos políticos de las nuevas autoridades federales y estatales destacó, por el contraste con lo vivido hasta antes de 2018, la firmeza con que señalaron que buscarían dignificar al magisterio. Una esperanza renovada y fortalecida por esos discursos llenaron de expectativas a los profesores de Jalisco, quienes vimos una nueva oportunidad de un trato público que viera en nosotros y hablara de nosotros como protagonistas fundamentales del desarrollo social; pero no sólo que hablara, sino que también fuéramos tratados con respeto. El discurso pronto fue disuelto por los hechos.
Tal es el caso de estudiantes normalistas egresados de una veintena de escuelas públicas y privadas de formación del profesorado y de dos institutos de posgrado, quienes tenemos años esperando que la Secretaría de Educación Jalisco (SEJ), a cargo de Juan Carlos Flores Miramontes, emita los títulos que acrediten oficialmente nuestros estudios de licenciatura, maestría o doctorado, respectivamente, para poder ejercer nuestra profesión con todos los requisitos legales, además de tener la oportunidad de seguir formándonos académicamente.
Profesores normalistas de las generaciones 2012-2016, 2013-2017, 2014-2018 y 2015-2019 y egresados de los institutos de posgrado desde 2018 a la fecha no hemos recibido nuestros títulos por dilaciones de carácter burocrático y administrativo, ajenas a nosotros, pero responsabilidad plena de la administración local, quien asegura que la responsabilidad es compartida con la administración federal, afirmación hecha por el Alfonso Enrique Oliva Mojica, Director General de Planeación de la SEJ, a cuyo cargo está la Dirección de Control Escolar, encargada de la emisión de títulos y no las instituciones educativas, donde muchos estudiantes solicitábamos solución, luego de las primeros meses de espera.
Han sido años de espera y de solicitudes individuales de resolución del problema que no fueron atendidas de otro modo que con justificaciones sobre la tardanza; lo primero fue la solicitud de tiempo porque las nuevas autoridades, luego de la justa electoral, no querrían firmar documentos emitidos con el nombre de los anteriores titulares; luego, la migración del modelo de emisión de títulos físicos a los digitales; enseguida la instalación de software de seguridad para evitar el hackeo de la plataforma donde se producirían los títulos y, finalmente, justificaron la situación con la tormenta perfecta que han representado las consecuencias del confinamiento por la pandemia de Covid-19.
Fue entonces cuando, luego de no ver resultados favorables al dirigirnos a las autoridades educativas, decidimos solicitar la ayuda de los medios de comunicación el lunes 14 de septiembre de 2020 y de quien primero recibimos apoyo fue de UdeG Noticias en todas sus plataformas, a quien se sumaron enseguida los diarios El Occidental, Mural, El Informador y Página 24, además de las estaciones radiofónicas Líder informativo y Notisistema, junto a Televisa Guadalajara. A través de ellos buscamos difundir la situación a la opinión pública como un medio democrático para exigir al Estado el cumplimiento de sus obligaciones con sus ciudadanos y con sus profesores, quienes hemos cumplido ya nuestra obligación de formarnos académicamente sin recibir a cambio la acreditación documental que da fe legal de esa formación.
Como resultado de la difusión en medios de comunicación de esta situación, muchos afectados por esta dilación de parte del Estado nos pusimos en contacto y descubrimos que somos cientos de profesores de alrededor de 23 instituciones (hasta ahora sabemos de 1,360 docentes) que ya habíamos hecho solicitud de nuestros documentos en nuestras instituciones de origen o directamente a la SEJ e incluso, con una queja en la CNDH sin una respuesta favorable. Otra de las consecuencias de socializar el problema fue el acercamiento directo de las autoridades hacia los afectados, particularmente el titular de la Dirección General de Planeación de la SEJ, quien nos convocó a una mesa de trabajo en las oficinas de Av. Central en Zapopan tras ver las notas periodísticas.
En dicha reunión, representantes de diferentes instancias de la SEJ, entre ellas, la titular del Área de Control Escolar de Educación Media Superior y Educación Superior Docente, Lizbeth del Carmen Salgado Peña (encargada de la emisión de nuestros títulos) declararon que han hecho las solicitudes y diligencias administrativas correspondientes con las oficinas de la SEP encargadas del asunto sin recibir una respuesta favorable, lo que revela, en sus términos, que no ha sido un acto de negligencia de las autoridades locales. De eso, la única prueba documental que nos permitieron ver fue el Oficio 0069/ 732/ 2020 emitido por la SEJ y que tiene como fecha el 25 de febrero de 2020, sin embargo, el problema se remonta al menos a dos años atrás.
Al final del día, todo este movimiento del magisterio organizado al margen de las instituciones encargadas de nuestra representación, es un llamado a las autoridades para que actúen con la sensibilidad y justicia, porque el Estado, más allá de convertirse en un medio facilitador para los ciudadanos, se está convirtiendo en una barrera para la vida profesional y académica de los profesores. Hablan de atender, de defender y dignificar al magisterio, que era parte de la plataforma político-electoral de las nuevas administraciones y, en ese sentido, nos enfrentamos a una incoherencia en relación con ese discurso que tiene afectaciones reales para los profesores, a quienes no se nos dignifica de esta manera.

Maestro en educación. Profesor del Colegio Cervantes Costa Rica. enriquecasillasletras@gmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar