La plataforma educativa del nuevo gobierno

 en Andrea Ramírez

Andrea Ramírez Barajas*

Seguimos inmersos en un proceso de cambio o de transición, con grandes riesgos y nuevas preguntas, el cual no tiene plazos, ni una agenda clara, lo único que sabemos es que son tiempos de cambio. Según personas cercanas al gobierno de Andrés Manuel López Obrador, se le dará especial protagonismo al rubro educación, parece que desde aquí se pretenden cambiar muchas cosas (y coincido con dicha tesis), el problema viene cuando las acciones y los pronunciamientos no son congruentes con lo que se declara o se desea.
Parece ser que los asesores del presidente electo y sus propias ocurrencias y elucubraciones (que de ellas hay muchas), le han dicho que la educación puede servir como punta de lanza para propiciar y garantizar el desarrollo político y social en el país (de a de veras). De pasada el gobierno de López Obrador intentará desquebrajar las prácticas hegemónicas (en Jalisco a modo de ejemplo, tenemos una sola universidad pública con prácticas monopólicas, que incluso el gran jefe de dicha universidad el sir Raúl Padilla López, ha fundado varias universidades privadas para que le sirvan como colchón pensando en resolver el asunto de los aspirantes rechazados cada semestre).
Un nuevo problema está en que dentro de la tradición mexicana a la educación se le ha supeditado a otros campos u otros desarrollos. Y repito las señales que se han mandado no son las más afortunadas. En medio de esta punga de cambio estratégico en el abordaje de los asuntos educativos, están las agencias que desde años estorban el desarrollo educativo: el SNTE, incluso la CNTE, Televisa, Mexicanos Primero, los clubes, cámaras y camarillas de empresarios. Osea, el enemigo público de la educación pública en México es es muy grande y muy poderoso.
Esta propuesta estratégica de López Obrador (que aún no ha sido dicha ni publicada), requiere de tres grandes necesidades:

1. Personajes con un alto capital cultural y simbólico que conozcan las lógicas de poder (y las grillas en el que éste se objetiva) y al moverse ahí sean capaces de sacar adelante las nuevas propuestas.
2. Poder neutralizar el flujo y las iniciativas de los grupos de poder tradicionales que son hábiles en golpear, coptar y sacar adelante sus iniciativas.
3. Se requieren recursos financieros y saberlos mover bajo esta nueva lógica de trabajo, entre la política y la académica.

Como podrá verse, la tarea no es sencilla, repito, estoy hablando en términos estratégicos de un proyecto que abarcará este sexenio y lo que le sigue, se trata de desmantelar las viejas formas de concebir y practicar la educación en nuestro país con la intención de instalar una nueva lógica de trabajo la cual (desde mi perspectiva) está basada, en tres principios:

• Vincular la educación con la sociedad (y sus necesidades).
• Concebir y aprovechar el potencial educativo de las comunidades.
• Supeditar el desarrollo económico al desarrollo social (teniendo a la educación como bisagra de trabajo en el centro para poder lograrlo).

De esta manera los cambios serán novedosos, está por ejemplo la disyuntiva: si se que queda Juan Díaz Díaz o si regresa Elba Esther Gordillo, bajo la lógica Lópezobradurista este dilema está equivocado. Se trata de balancear y depurar al SNTE para que esté a la altura del nuevo reto educativo. Muy pronto se dará a conocer la nueva dirigencia nacional del SNTE.
Es por ello que la creación de las 100 universidades de las que ha hablado López Obrador, están pensadas con esos fines, desarrollo económico y social anclado desde la matriz educativa.

*Doctora en educación y consultora independiente. andrearamirez1970@hotmail.com

  • Olimpia Gonzalez Basurto
    Responder

    Esperemos que sea el logro que se necesita. Que no padezcan como ocurre con la UPN Ajysco que controla lo que llega de presupuesto y deja a las 6 unidades restantes hasta sin papel de baño, como es el caso de la Unidad 094Centro CDMX en la quehay que cooperar con nuestro salario para las actividades acemicas, de investigación y difusión. Todo hace falta, empezando porque estamos en lugar renntado sin condiciones.

  • Manolo
    Responder

    Adicionalmente dos o tres detalles transversales
    A La toma de decisiones deberá sostenerse además de miles de ocurrencias y propuestas de la consulta DE UN SOPORTE BASADO EN INVESTIGACIÓN como ya lo planteó la futura directora de CONACYT
    B Dos propuestas explícitas La primera detiene el conjunto de ocurrencias abusos y desmanes que al amparo de la reforma educativa sirvió para delinquir a cualquier funcionario en todos los niveles La segunda es la democratización del magisterio. Y aquí está una enorme tarea y obstáculo. Sin esta segunda, no será de utilidad la primera
    C. Ya en su toma de posesión AMLO explicó lo que llamó el modelo pedagógico de Morena. No he visto nada comentado sobre este soporte central Solo la aparición de los de siempre para salir en La foto

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar