La FIL en Guadalajara

 en Verónica Vázquez

Verónica Vázquez Escalante*

Nuevamente se viste de gala Guadalajara. Ha llegado con bombo y platillo la Feria Internacional del Libro (FIL) que es muy reconocida internacionalmente, así como en nuestro país. La comunidad local tiene varias caras, por un lado, aquellos intelectuales de cada año, que se presentan por mero requisito, otros que tienen obligación de estar porque dependen de esos momentos las ventas anuales, otro tanto va con la inquietud de comprar todo lo que quiera aún cuando no ha terminado de leer lo que compró el año anterior, pero también un número importante de invitados de honor así como visitantes verdaderamente cautivos de los libros.
Desde luego que no faltan en los días abiertos a todo el público, familias y/o camiones repletos de estudiantes de los distintos niveles, desde preescolar hasta prepa que llegan con respectivos intereses en la adquisición de libros y disfrutar del evento.
La FIL organiza programas que musicalmente son aplaudidos y halagados por la mayoría de los visitantes. Una mención especial al país que es invitado de honor cada año, en esta ocasión es Portugal.
Son nueve días en que todo gira alrededor de tal evento, de invitados, de visitantes expertos en poesía, cine, teatro, lectura y no falta la escritura como eje rector de todo este suceso envuelto de algarabía. Es interesante atestiguar ante escritores, que su tarea (escribir) es por diferentes razones. Una es porque al escribir, en realidad hacen catarsis; algunos otros, se puede considerar que no tienen sentido sus escritos, puede equipararse al hecho de comer sin alimentarse.
Maestros “de la pluma” han confirmado que tal vez todo mundo sabe escribir, pero no todos son escritores. La enorme diferencia es que para escribir hay que vivir, leer, comprender, tener memoria y considero que principalmente, vislumbrar la enorme responsabilidad de tal ejercicio por el respeto a quienes leen y se apoyan en lo que se traza. Un ejemplo sencillo es de una interesante frase de Francis Bacon (Filósofo y político inglés. Padre del empirismo): “Leer, hace completo al hombre, el hablar lo hace expeditivo y escribir lo hace exacto”.
Sin duda, la FIL es un éxito en Jaliscoo y, se le reconoce a la Universidad de Guadalajara el arduo trabajo que desempeña desde 1987 para alcanzar el concepto actual. Económica, social y culturalmente moviliza a mucha gente local, nacional e internacional.
Por muy apartado que se encuentre alguien de lo que es la FIL, se va a enterar al menos del país invitado y abonarle a su conocimiento personal en cuanto a ubicación, población, cultura, poetas, escritores, costumbres, idioma e incluso cultura gastronómica. Es una buena oportunidad para acercarse a descubrir algo nuevo. Siempre es más enriquecedor que desgastante.

*Doctora en Ciencias de la Educación. Profesora de la Universidad Pedagógica Nacional, Unidad 145 Zapopan. veve30@hotmail.com

Comentarios
  • Ma.de Lourdes Espinosa Brambila
    Responder

    Dra.Vero gracias por compartir y protencializar dia a día nuestros conocimientos.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar