Inscribirse y no morirse: Hic Rhodus, hic salta

 en Rodolfo Morán Quiroz

Luis Rodolfo Morán Quiroz*

En años recientes se ha debatido acerca de la utilidad de titularse con o sin una tesis de grado. Por una parte se argumenta que la tesis es un documento que ayuda a demostrar que el estudiante egresado es capaz de escribir y también de investigar y organizar información de manera coherente y de acuerdo con las convenciones de la producción de textos científicos. Por otra parte, se dice que la tesis es reflejo de un mero trámite burocrático y que es un texto que nadie va a leer. Se llega a afirmar que ni siquiera sus autores leen las tesis, mucho menos los directores o sinodales y que este documento quedará sólo para acumular polvo y reducir el espacio en la biblioteca de la institución de educación superior en que se acreditó el nuevo graduado.
Algunos advierten que la tesis de licenciatura sirve para mostrar a los comités de selección de los posgrados que los aspirantes a maestrías o doctorados tienen (o no) algun atisbo de vocación o llamado hacia la investigación científica. Así que los profesores suelen recomendar a quienes tienen planeado dedicarse a la vida académica que hagan una investigación y escriban un reporte (tesis o tesina) en el que se demuestre que tienen “zancas de jinete” para evitar las estampidas de las cuadras académicas.
Por otro lado, entre los indicadores para evaluar la supuesta efectividad de las instituciones de educación superior, que incluye licenciaturas y posgrados, se encuentran no sólo los índices de deserción y de porcentaje de alumnos admitidos que culminan todos los créditos, sino también el porcentaje de titulados de entre los egresados. Así que a las instituciones, por medio de sus profesores y funcionarios, les ha dado por facilitar la titulación con otras alternativas diferentes de la tesis. Lo que no significa que los egresados tendrán un camino más fácil en la vida profesional.
Para algunas carreras se ha afirmado que bastará con “inscribirse y no morirse” y ya con esos dos requisitos lograrán el tercero de titularse como licenciados, maestros o doctores. Entre los argumentos en torno a la inutilidad de la tesis se encuentra el hecho de que no por haber escrito una tesis necesariamente se demuestra que el estudiante será después un buen profesionista y que en cambio lo que habría que hacer no es cubrir un requisito documental y un examen al final de los estudios, sino un examen de habilidades al principio (y periódicamente, como sucede con ciertas especialidades médicas) de la carrera profesional. Más que pedir a los aspirantes a un trabajo o a un posgrado que demuestren que antes lograron algo (el salto en Rodas del que nos habla Carlos Marx), se les pida que hagan de cuenta que estamos en Rodas y es éste el contexto (el laboral, el del posgrado) en el que han de demostrar que saben saltar.
La discusión está lejos de resolverse. Por lo pronto, los estudiantes siguen en la disyuntiva de si sudar la gota gorda para obtener un título universitario o sudarla para conseguir un empleo sin necesidad de titularse.

*Profesor del departamento de sociología del CUCSH de la UdeG. rmoranq@gmail.com

  • Alma Dzib Goodin
    Responder

    Yo creo que el debate no debería centrarse en si la elaboración de una tesis tiene o no utilidad, sino en la verguenza de que los estudiantes han pasado los mejores años de su vida haciendo actividades absolutamente esteriles, no solo para su formación profesional, sino personal.

    La tesis implica un proceso de comprensión de textos y de escritura que a la altura del egreso universitario debería ser simple. !Pero no lo es!, y no puede ser simple cuando nunca se ha leído lo que el alumno escribe, nunca se le ha pedido pensar más allá de responder A o B y no se le explica que leer ciencia no es igual a a leer una novela barata o las noticias del diario.

    Socialmente debería avergonzar que en casa no se ha fomentado este proceso que culturalmente es útil.

    Elaborar una tesis no tiene nada que ver con el mundo laboral pues de entrada existe una total desincronización entre lo que se enseña en las aulas y la realidad del mundo laboral. El empleador no pide a nadie que recite teorias, pide que brinde soluciones a un problema simple: ¿Cómo se puede ganar más dinero con menos recursos?

    Me parece bizarro el comentario: “los estudiantes siguen en la disyuntiva de sudar la gota gorda para obtener un título”… han dedicado 4 o 5 años de su vida, escribir un texto no debería ser un problema. ¿porqué lo hacemos un problema? y si lo es ¿Dónde está la solución?

    La solución es enseñar a escribir y a leer a los alummnos. Cuando salen de su enojo porque no saben hacerlo, viendo desperdiciado los años maravillosos comienzan a fluir sus ideas. Partir del problema, permite mejores soluciones.

    • RODOLFO MORÁN
      Responder

      Muchas gracias por el comentario. De hecho, mi texto se deriva de la experiencia de saber que en la licenciatura en sociología hay algunos estudiantes capaces de escribir tesis y libros enteros y algunos otros estudiantes que difícilmente saben leer o escribir. La exigencia de escribir tesis me parece sensata en un contexto en el que los profesores les hayamos enseñado a investigar, analizar, exponer y escribir. hay un problema cuando los “indicadores” de eficiencia terminal generan “licenciados” a partir de estudiantes que sólo van a los cursos sin aprender gran cosa, son pasados de un grado a otro y al final los funcionarios que quieren aumentar los indicadores abaratan los requisitos para titularse. Y así los alumnos ni demuestran ser buenos escritores/analistas, ni demuestran ser buenos profesionales.
      Estoy de acuerdo con que el mundo laboral no siempre aprovecha lo que los estudiantes aprendieron en las escuelas, y en que las escuelas no siempre anticipan qué habilidades se requerirán en el desempeño laboral y profesional.
      En primer semestre de la licenciatura insisto, en mi curso e expresión oral y escrita, en que escribir una tesis no debe verse como algo imposible. Se trata de un documento EXTENSO, pero no imposible si los estudiantes fueron capaces de recopilar, analizar, organizar y escribir la información desde los primeros semestres… Para el momento en que deban emprender la escritura de la tesis, efectivamente, ya contarán con la práctica y las habilidades suficientes…
      Un saludo…

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar