¿Hacía dónde va la Educación Superior?

 en Alma Dzib Goodin

Alma Dzib Goodin*

Evaluaciones van y evaluaciones vienen en la Educación Superior. Recuerdo cuando en la Facultad de Psicología de la UNAM y en la Unidad Ajusco de la UPN llegó el momento de las primeras evaluaciones. Todos limpiábamos nuestros escritorios, poníamos nuestra mejor sonrisa, algunos agregaban libros a su caos y por supuesto, maquillamos muchos datos. Se contrató por muchos billetes a una experta que nos dijo como escribir nuestro informe. En lugar de decir que el 70% de los estudiantes se titulaban 5 o más años después de concluida la licenciatura, debíamos escribir: El nivel de eficiencia muestra un 30% de alumnos que se titulan en los primeros 6 meses después de concluidos los estudios de licenciatura.
Participar en el cambio curricular de la UPN Unidad Ajusco fueron días dulce-amargos. Darse cuenta de los muchos problemas y buscar la forma más elegante de esconderlos bajo la alfombra, me ayudó a apreciar una premisa que impulsa mucho de mi investigación: el aprendizaje no depende de las instituciones, sino de los alumnos. Las experiencias de los alumnos moldearán su futuro y su quehacer tendrá un impacto en la sociedad.
Mi buen amigo José Carlos Magaña ha compartido un análisis que ha realizado en una Universidad en Perú, bajo la pregunta: ¿qué o quiénes están acabando con la Universidad actual?
No creo que haya un problema de país, de cultura o de fronteras, la educación como institución tiene un solo problema: no ha mirado detenidamente a sus integrantes, porque gira la vida entorno a políticas. De ahí se deriva el dicho: “el mundo no cambia con tu opinión, sino con tu ejemplo”.
El aprendizaje a diferencia, se aleja de las políticas y ha de centrarse en las necesidades del medio. El ejemplo a seguir lo ponen las mejores universidades del mundo que aceptan inversiones privadas para que sus alumnos puedan estar en contacto con las necesidades de esas empresas, y desarrollan las habilidades que el mundo de hoy necesita. No se centran solo en las teorías clásicas, miran a futuro, observan a la sociedad y no se miden en sus propios logros: evolucionan.
De ahí surgen los MOOCs como plataformas reales de aprendizaje, completa y totalmente centrado en el estudiante, donde el alumno puede crear su propio currículo y moldear a partir de las necesidades del mercado sus habilidades. De ahí el giro que han dado Coursera, Udacity y el MIT. El mundo cambia, las necesidades cambian, la educación debe cambiar.
Así que respondiendo a la pregunta ¿qué o quienes están acabando con la Universidad actual? Creo que la respuesta es simple: el secuestro de quienes tienen opiniones, pero no ideas, agregando una negativa de esas opiniones para aceptar que todo se puede hacer mejor, sin temer por los puestos de trabajo.
La negación de que la sociedad debe ser la principal receptora de los logros obtenidos por las universidades y dejar de ser centros de reverencia y contemplación. Hacer como que se hace no es igual a éxito. Maquillar datos solo para salir con la sonrisa en la foto no arregla las necesidades de los alumnos. De ahí que deban ofrecer recompensas para titularse. Ese dinero bien se puede emplear para investigación, ¿por qué pagar a los alumnos por hacer a lo que se comprometieron a hacer?
Centrar los currículos en ideas extranjeras, con textos a veces mal traducidos, con tal de no sentarse a escribir, con teorías que explican la realidad del siglo pasado, alejados de las necesidades de la sociedad que las mantiene, con exámenes de opción múltiple y con la memoria como la única herramienta, solo porque así se ha venido haciendo desde hace años, en lugar de crear habilidades generales que permitan una mejor adaptación al egresado en el campo laboral.
Seamos honestos, no hay fuerzas oscuras en el gobierno, esperando desaparecer las universidades, no hay mal gobierno. Lo que si hay es la necia necesidad de verter opiniones, buscar culpables en lugar de emplear tiempo en titular a los alumnos, entrar en contacto con la sociedad y salir a la calle, para hacer de éste, un mundo mejor.

*Directora del Learning & Neuro-Development Research Center, USA. alma@almadzib.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar