FIL 2020 edición especial en línea

 en Graciela Soto

Lo virtual es la feria, lo real es leer.
Ghandi

Graciela Soto Martínez*

Antes, años atrás, asistías a la Feria Internacional de Libro, la FIL de Guadalajara, hoy ella irá a ti, hasta donde te encuentres, así será la historia en el 2020. La fiesta concurrida, multitudinaria, llena de voces, colores, textos, bibliotecas ambulantes, librerías, una tras otra, el personaje central, el libro y lo que gira a su alrededor, autores, editores, empresarios, lectores, libreros, profesores, promotores, estudiantes en fin personas de todo el mundo que hacían el viaje para exponer. Vender, comprar o mirar hoy tiene otro formato, se volvió virtual.
Los amantes de la FIL soñaban con recorrer sus pasillos y volver a la Expo, su casa en Guadalajara, sin embargo, otros son los preparativos y las convocatorias, ya se publicó el programa en el sitio oficial https://www.fil.com.mx, esta inédita FIL se ha titulado Edición Especial en Línea. El país invitado Sharjah, que es uno de los siete Emiratos Arabes Unidos, país cuyo nombre parece salido de los cuentos de las Mil y una Noches, con una biblioteca impresionante que recibe miles de visitantes y con gran contenido digital aplaza el viaje de su literatura para el 2022, con el tiempo necesario para las vacunas, la confianza en el otro y poder viajar sin tener como compañía el miedo.
Secciones, salas, espacios son transformados en contra de las voluntades personales, sigue la tendencia de un año al que nadie se le escapa, la pandemia impacta a la FIL, ya no será necesario correr a una sala donde se presentará un escritor premiado o a una conferencia con un tema particular, no habrá presentaciones presenciales de libros con las familias y los invitados, el nuevo libro que nace en el año que nos alcanzó el mundo digital.
La organización corre a cargo de la Universidad de Guadalajara, es la Feria núm. 34, del 28 de noviembre al 6 de diciembre, con horario de 9:00 a 21:00 horas, se amplían las posibilidades de participación, en la FIL no se puede acudir a todo lo que el programa propone, con simultaneidad en varias actividades, teníamos que ser selectivos de acuerdo con los intereses personales, además que el tamaño de cada sala dejaba fuera personas que deseaban estar presentes en algún evento. Esta FIL llegará indiscutiblemente a más público, existe la oportunidad de compartir el programa a todas las partes del mundo, de recomendar a un comunicador, escritor, periodista, personaje que tenga un mensaje de valor, se amplía la audiencia, ya que no está atrapada en las cuatro paredes de una sala, los profesores podrán esta semana hacer una pausa curricular para enlazar con alguna de las actividades para las familias y los alumnos, que todos le abran la puerta a la palabra escrita y a la literatura.
Las redes sociales y las plataformas de los medios de comunicación, junto con los organizadores y patrocinadores lanzan en todas las direcciones a la FIL en esta edición especial, lo mismo desde Facebook, Instagram, Youtube… ya ha iniciado la difusión de los programas en sus diferentes facetas, durante el festival se utilizará la plataforma Himalaya, una app de podcasts y radio en vivo para que lectores y el público disfruten del programa.
Los cuentistas tienen un Encuentro Internacional, espacio moderado por Alberto Chimal, ya se encuentra en línea la antología de cuentos, en esto que ellos han titulado El Año de las Pantallas. Así por medio de imágenes, videos y audios llegan los segmentos que se ofrecen en esta edición como la Creación de Lectores que incluye el Festival de Letras Europeas y Latinoamérica Viva con autores del continente, fragmentos de su obra serán leídos; la FIL niños está invitando a pocos niños y sus familias para que asistan a la puesta en escena de obras, algunas se llevaran a cabo en la explanada del Teatro Diana. FIL joven contempla a los booktubers que han difundido la lectura a través de la red social, qué decir del salón de la poesía ahora tan actual cuando el Premio Nobel se ha dedicado a este sublime género.
El programa es extenso, habrá que explorar para hacer ese encuentro con los gustos y los intereses. Destaca el programa cultural que será a través de trasmisiones nocturnas gratuitas, serán disfrutadas en la calidez del hogar, se podrá admirar La ópera Madama Butterfly, de Giacomo Puccini, La obra Novecento de Alessandro Baricco, la puesta en escena de La paz perpetua, a cargo de la Compañía Nacional de Teatro de México, todo esto y más en el Foro FIL.
El mercado de libros es la gran tienda virtual donde se han concentrado las editoriales y librerías, con los motores de búsqueda se puede solicitar un libro, aprovechar una oferta, leer un poco del mismo, como lo hemos hecho algunos, que eliges un libro por su título y portada, tratando de realizar una lectura rápida, exploradora lees para saber si es del interés, o bien si el precio es elevado tratas de conocer una parte del libro en un intento de devorarlo lo más posible. Tal vez ahora podamos contribuir a que industria (también golpeada) se mantenga en pie, todos los que trabajan y dedican su vida para trasmitir mensajes escritos, los que mantienen viva la memoria del mundo requieren economías saludables, por ello, comprar un libro en formato digital o físico ayuda, dignifica y mantiene viva muchas vocaciones.
Todo es nuevo en esta propuesta, se habla de pérdidas económicas porque no hay rentas de espacios ni de entradas. Muy valiosa la inversión en cultura, en promover el acceso universal a la educación, a la lectura, la ciencia, el contagiar a otros por el gusto, la necesidad, la urgencia de leer y con ello de fortalecer el espíritu crítico, aquí lo cuestionable es que, si la universidad está sufriendo económicamente por la reducción de los presupuestos o la eliminación de fideicomisos vaya a gastar dinero que no tiene, ya que esto lo han venido mencionando en diferentes medios. Este año de crisis, oportunidades, austeridad, falta de fondos habría que ser consciente y trasparente en los gastos que implican a la sociedad, lo que es dinero público, la opacidad puede beneficiar a muy pocos y ayudar en el terreno político de caciques eternos.
Que se mantenga el espíritu de libertad que tienen los libros, que las ideologías sean las que cada persona tiene como parte de su historia de vida, en lo que cree y defiende, que las ferias de libros no sean canchas políticas y desvirtúen sus propósitos. Aprovechemos lo que este año de crisis tiene como oportunidad para participar, ello lo podemos hacer desde cualquier sitio, acudamos sin falta a esta cita con los libros.

*Doctora en Educación. Jefa de Sector de Educación Preescolar en la SEJ. grace-soto@supervisores.sej.gob.mx

Comentarios
  • Irma
    Responder

    Lo importante es generar, encontrar los tiempos para hacer posible este encuentro virtual con las enormes oportunidades de lectura de la fil.
    Un saludo y agradecimiento por acercarnos a estos bellos espacios.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar