¿Es el SNTE la mejor forma de representación sindical de los maestros de México y Jalisco?

 en Andrea Ramírez

Andrea Ramírez Barajas*

Lo he dicho desde hace mucho y lo reconozco ahora al lado de muchos y muchas. El más grande enemigo que tiene la educación en México, es el SNTE, el supuesto sindicato de los maestros y maestras.
La historia del SNTE es la historia de distintos cacicazgos sindicales tanto a nivel nacional como por estado. Qué les dice a los lectores nombres como los de Carlos Jonguitud Barrios, Elba Esther Gordillo y Juan Alcalá Espitia, ¡acertaron!, caciques sindicales que de manera trinquetara capitalizan las demandas y necesidades de los trabajadores de la educación para sacar provecho y beneficiarse de dicho conglomerado.
Hoy en el SNTE hay una clara y descarada pugna por el poder sindical que también se traduce en el poder político. El cacicazgo sindical del SNTE ha tenido una ruptura, un resquebrajamiento por no ponerse cabalmente de acuerdo, entre ellas saber leer las iniciativas de gobierno y actuar en consecuencia.
Desde mi perspectiva el problema no fue, si se apoyaba o no la reforma educativa, el problema fue y sigue siendo (ese fue el pretexto), el hacer un ajuste de cuentas de viejas pugnas y confrontaciones.
Con este nuevo capítulo del corporativo sindical del magisterio se conjugan dos cosas:

a) Que el SNTE es una agencia poderosa cuya capacidad de presión es digna de tomarse en cuenta.
b) Que la disputa entre las camarillas de poder no se presentan con la intención de prestar un mejor servicio o tener un compromiso pleno con la educación de nuestro país, sino más bien de beneficiarse lo más que se pueda de dicha disputa.

Ahora resulta que el personaje que se enriqueció a costa del magisterio nacional (Elba Esther Gordillo), sea la mártir que grita que fue objeto de una traición y una gran injusticia. Ahora resulta que por oponerse a la reforma educativa la metieron a la cárcel.
Estamos en un escenario en donde las mentiras se aparecen como verdades y viceversa. Tenemos que a más de 60 años de existencia el SNTE está agotado, ya no le sirve ni al Estado, ni tampoco a la educación, su discurso (si es que alguna vez lo tuvo), no convence a los maestros, ni tampoco al resto de los sectores sociales. Carece de propuesta pedagógica y carece también de estrategia para defender y dignificar la profesión de enseñar.
Como contraparte se requiere un organismo que desde su nacimiento garantice una vida democrática en su gestión y en sus formas de proceder logre auto-gobernarse, el hecho de que los maestros y maestras de México no tengan derecho a elegir de manera directa a sus representantes es una ofensa.
No sólo se trata del manejo de los recursos y del patrimonio de los trabajadores, también se trata de pensar en el tipo de modelo y de propuesta educativa, ahí también el SNTE actual sale reprobado.
Esperemos sin esperar mejores tiempos, nos toca a todos los que estamos en educación reencauzar el curso de la educación. Que la lucha política y pedagógica de las y los educadores se articule en un solo proyecto por la educación popular, democrática y pública para las y los mexicanos del siglo XXI y, por supuesto, tomándole la palabra a Andrés Manuel López Obrador, de democratizar los sindicatos, en especial el SNTE y estar al pendiente de lo que sucederá con éste los póximos días y meses.

*Doctora en educación y consultora independiente. andrearamirez1970@hotmail.com

  • Manolo
    Responder

    La pregunta que surge entonces es: Si la formación democrática de la ciudadanía con la que se derrotó al prian no proviene de sus docentes, entonces de dónde? Esta duda plantea otra: Si los docentes no pueden realizar vida y prácticas democráticas en su trabajo, entonces su enseñanza es sólo DECIR lo que deberíamos hacer los ciudadanos, porque ellos no pueden HACERLO con su organización gremial? Por ley y estrategia solamente los trabajadores pueden transformar o crear sus formas de organización y decidir y elegir a sus representantes. Están frente a una coyuntura que ayudaron a crear pero también abrumados por restricciones laborales y por contradicciones e insuficiencias de la sedicente reforma educativa implementada ahora de tal forma que individualiza su trabajo y añade ocurrencias para que NO PIENSEN en una democracia efectiva diversa de lo existente o para crear nuevas formas de organización y representación. Desconozco si existen, además de la CNTE, grupos alternos , pensamientos disidentes y acciones anti corporativas. Es ahora cuando las correas de transmisión están endebles y el gobierno federal se los ha propuesto. Qué falta?

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar