¿En dónde quedó la reforma a las escuelas Normales?

 en Andrea Ramírez

Andrea Ramírez Barajas*

Comencé mis colaboraciones en este espacio virtual de reflexión acerca de asuntos educativos de nuestra realidad local, a partir de pensar y proponer una serie de ideas en torno a las formación docente y la dinámica institucional de las escuelas Normales, en dichos rubros es en donde he generado una mayor expertez en mi trayectoria profesional junto a mi producción académica.
Me he interesado mucho desde su origen en la propuesta a la reforma del subsistema de escuelas Normales en nuestro país, hace algunos meses estuve en una charla con la Dra. Ofelia Ángeles, que fue la responsable de Renovación curricular en la DGESPE y encargada en el diseño del Plan 2012 de Preescolar y Primaria. Ella me comentaba que todo lo de la reforma curricular de las escuelas Normales había servido para darle cierto nivel de claridad a la propuesta curricular de los planes de preescolar y primaria del 2012, (diseñadas por desarrollo de competencias profesionales, con cursos bien armados y con paquetes didácticos con consulta en línea, y en donde se definía muy bien la ruta formativa de cada estudiante normalista). El problema que se generó está en los docentes de las escuelas Normales que no entendieron cabalmente la propuesta de reforma y que no están plenamente preparados para arribar a otra forma de trabajo, que no sea la clásica fórmula “de dar clases adentro de un saloncito”.
En Jalisco, las 11 escuelas Normales públicas, viven un fuerte asedio de presión institucional, la in-cultura académica que por muchos años generó el SNTE de ambas secciones sindicales hoy pasa a la in-cultura institucional que genera la nueva generación de dirigentes y directivos que controlan (aunque sea de otra manera) a las escuelas Normales públicas del estado de Jalisco.
Esta “otra manera de controlar”, pasa por confrontarse con la flojera de muchos docentes que forman docentes, por el arribismo y oportunismo de otros, por el ‘chambismo’ de la mayoría que anteponen egoístamente sus intenses personales por encima de los intereses de la profesión.
Hasta donde conozco, (que es muy poco) no existe una investigación seria que nos acerque al conocimiento de la realidad académica e institucional de las escuelas Normales en Jalisco, aunque sea con fines de diagnóstico, nos urge saber cómo se desarrollan los cotos de poder, qué papel juegan los grupos de adscripción, de la vieja guardia normalista y de la nueva generación de docentes de las escuelas Normales de Jalisco, hasta dónde los nuevos liderazgos están favoreciendo la gestión de proyectos de gestión y desarrollo institucional, pensados en arribar a un nuevo estadio académico, etcétera.
Tememos que la reforma educativa a las escuelas Normales sea una mentira más del gobierno de Enrique Peña Nieto, que se suma al exceso de politización y control de los grupos que dirigen las escuelas Normales de Jalisco, pero lo peor de todo es que cada escuelita haga su evento, su congreso o algo parecido, sin convocar plenamente a la comunidad académica de todas las instituciones interesadas en debatir y poner sobre la mesa el asunto de la formación de los nuevos docentes para nuestra entidad. Esperemos tiempos mejores y mejores condiciones para el debate académico.
Con esta entrega quiero despedirme de mis pocos lectores, tomaré un periodo sabático, para cerrar mi estancia en Buenos Aires, Argentina, debido a que debo generar el reporte final de mi estancia en investigación. Muchas gracias a todos y todas por sus acertados comentarios.

*Doctora en educación y consultora independiente. andrearamirez1970@hotmail.com

Comentarios
  • Marco Romo
    Responder

    Como diría Jaime Navarro, en uno de sus artículos de fecha 18 de octubre de 2016, de esta misma revista:
    “Los mexicanos hemos sido formados a través de la historia consciente o inconscientemente para tolerar todo, la sociedad prefiere seres tolerantes que sujetos críticos y desde el punto de vista educativo son dos formas diferentes de enfrentar la realidad”.

    Y es que, en nuestras queridas normales también llamadas escuelas de nivel superior, cuna de tantas cosas inexplicables, la SEJ, tuvo la oportunidad de ser pionera en ejercicios transparentes y académicos, ya que en agosto de 2013, emitió una convocatoria, a los interesados en participar en el concurso por la titularidad del puesto de director de instituciones de educación normal o de posgrado en el estado de Jalisco;
    Primero.- de “selección de directivos “académicos”;
    Segundo.- crear las condiciones con esos nuevos liderazgos “académicos” de encausar un modelo didáctico y pedagógico o retomar lo que mencionas en líneas de tu artículo “lo de la reforma curricular de las escuelas Normales había servido para darle cierto nivel de claridad a la propuesta curricular de los planes de preescolar y primaria del 2012, (diseñadas por desarrollo de competencias profesionales, con cursos bien armados y con paquetes didácticos con consulta en línea, y en donde se definía muy bien la ruta formativa de cada estudiante normalista)”;
    Tercero.- deslindarse de los cacicazgos de las secciones sindicales del SNTE;
    Pero, lo más importante e interesante es ser conscientes de que aquí todo puede suceder, hasta quedar en buenas intenciones y pareciera que solo la cuestión económica es la que prevalece en las escuelas normales (nivel superior) ya que se paga diferente al nivel básico (y aun así, sigue siendo mala paga).

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar