El séptimo arte en cuarentena

 en Graciela Soto

Graciela Soto Martínez*

Porque el cine nos ha enseñado que siempre hay un final feliz, te vamos a extrañar, cuídate. Cinépolis.
Estos días de cuarentena se ha intensificado el observar películas, como un evento importante dentro de casa, que responde a la pregunta de ¿qué haremos si nos tenemos que quedar más tiempo en sana distancia? Las películas representan una distracción, sin embargo, son también un punto central del día, la atención se pone en la historia dejando por un momento toda la información que llega a saturar sobre el coronavirus, mensajes que se reciben que va desde lo científico-informativo hasta lo seudonoticia amarillista y fake news haciendo que aumente la psicosis y la ansiedad.
Las salas de cine cerraron para no exponer a sus empleados y clientes a los virus que deambulan con las personas, les han pagado su sueldo y los mandaron a casa, la pantalla grande no se ilumina más en este período, es así que tiene un gesto solidario de cuidado, pero las películas están presentes en los hogares ayudando a sobrellevar el tiempo que cada quien lo hace como puede.
El séptimo arte comunica y contribuye como una propuesta de unión, solidaridad, tolerancia y convivencia. En el cine hay una ficción literaria y dramática, sabemos que todo es actuado pero hay una mirada empática o un enfoque afectivo con el tema que puede o no gustarnos, en el cual seremos espectadores de una realidad ajena a la nuestra, posteriormente se comenta, reflexiona, se realizan críticas del tema, las conductas, actuaciones, o bien puede quedar como una experiencia más sin comentarios o análisis. Las películas son parte de la vida, 120 minutos aproximadamente de observadores; a menudo no hay tiempo de ir al cine, esto se deja para los fines de semana, el 2×1 o robándole un poco a la noche de los días laborales.
Historias de la humanidad se cuentan en la pantalla, grande, mediana, pequeña o muy pequeña como lo es ahora un celular, el cine a través de una película retrata muchas formas de ver la vida, los lugares, las épocas, acontecimientos, las familias, pueblos, ciudades, la guerra y la paz, los triunfos y fracasos, el amor y el odio, los proyectos, la discriminación, los sueños rotos o cumplidos, catástrofes naturales y generadas por la mano del hombre. El cine es de una de las industrias que más ha evolucionado incorporando los avances tecnológicos para recrear una historia, es un guion con producción, edición y diversos efectos de música, iluminación, cámaras, desde el cine mudo en cual las cintas se giraban con una manivela, so pena del cansancio de quien giraba la rueda, después que esto no es necesario pero se requiere un operador y con riesgo de incendiarse la cinta, hasta la actualidad que hay otro mundo en la animación. En “Cinema Paradiso” podemos ver el mundo del cine con la mirada de un niño que lo relaciona con algo mágico.
Cada uno podemos recordar nuestras experiencias en el cine de pequeños, los que iban a la matinée, de mi infancia recuerdo la pantalla grande en un cine grande de la ciudad a donde acudíamos por ocasiones especiales como cuando se estrenaban las películas de Cantinflas, o algo más cotidiano en el pueblo, en el interior de una casa que tenía gran patio con una manta y un proyector pasaban las películas mexicanas de Pedro Infante, Jorge Negrete y El Santo entre otras, cada quien debía llevar en que sentarse, en la frescura de la noche, bajo un cielo estrellado se improvisaba un cine.
Las plataformas de streaming ya sea la popular Netflix, Amazon, youtube tienen mucho por ofrecer en su gran acervo digital de películas, documentales, series, tanto mexicanas como extranjeras, es tan vasta su colección que se requieren algunas exploraciones para encontrar lo que a cada uno le agrade. Los festivales y temporadas de cine por ahora cerrados conservan un vasto legado de películas premiadas o nominadas, la premiación más famosa es la de los Óscar que recién acaba de pasar.
Siempre se puede volver a ver una película que nos ha impresionado, la que te hizo vivir un momento especial, Casablanca, Ghost, la trilogía de El Padrino, las escenas de estas cintas son para recrearse por separado, por momentos, de Bollywood podemos recordar la de Mi nombre es Khan, del Reino Unido Quisiera Ser Millonario y Volviendo a Casa. El cine francés que rebosa cultura, nos regala otro tipo cine con grandes actuaciones, y temas de vanguardia, donde el amor y el desamor están presentes, por algo París es la ciudad del amor, los largometrajes con una Torre Eiffel, Campos Elíseos, el Arco del Triunfo o el río Sena o la campiña francesa de fondo, un cine que cada año presenta en Guadalajara sus estrenos. Y que hablar del cine mexicano con todas sus etapas que se renueva con historias como la del Estudiante, Coco, Nosotros los Nobles, La Dictadura Perfecta, tal vez algunas comerciales pero otras reflejan nuestro México, su cultura e idiosincrasia, retratan una parte de la sociedad.
Las películas de ficción hablan de universos paralelos con todo y reinos como son Star Wars con su saga de 12 cintas, la primera de 1977 y la última en 2019, toda una generación que creció con ellas, que nos mostraron un universo distinto emanada de la fantasía, con naves trasportadoras y armas intergalácticas con las que se combate la amenaza de destrucción masiva. El género de suspenso y terror podemos nombrar Psicosis de la novela de Alfred Hitchcock, las Chicas Perdidas ahora en Netflix documentando hechos reales que más bien son denuncias; en el género fantástico está la obra del tapatío Guillermo del Toro en la cual ha participado desde sus inicios, Hell Boy, Titanes del Pacífico, La Cumbre Escarlata, El Laberinto del Fauno, La Forma del Agua que han sido reconocidas y premiadas en el ámbito internacional. Otra película destacada y premiada en los Óscar como mejor película es Roma la cual nos enseña a confiar en el talento mexicano.
Capítulo aparte el cine para niños con sus legendarias Bambi, Dumbo, Nemo, Frozen, la Sirenita, muchos otros títulos serán vistos por los niños una y otra vez, el ver repetidamente una historia les brinda seguridad y control de sus emociones, hay un estado de relajación que le da el conocimiento de lo que va a acontecer que después de todo la trama va a acabar bien, tipo final de Walt Disney y ahora esta experiencia se complementa si sus padres están en casa.
Viajar por ahora es más seguro con el cine, miles de historias que contar y sitios por conocer, a través de una cámara y una grabación nos podemos adentrar en un país, sus ciudades, montañas, ríos, mares, calles, personas dejan un testimonio en cada producción. Es tiempo de recomendar películas, de elegir lo que queremos ver, de aprender de cintas como Ul Saco de Canicas o La Ladrona de Libros, JoJo Rabitt, dramas de la Segunda Guerra Mundial que muestran los sufrimientos de una guerra en la que esconderse está bien, es vital, hay un enemigo afuera y en la medida que sortees los peligros y tu habilidad para cuidarte podrás salir de esta vivo. Hay que recurrir en estos días a historias inspiradoras que nos ayuden con la calidad de los pensamientos, ya lo dice un profesor en la película Diecisiete -Para, piensa y responde, no es lo mismo oír que escuchar, si nos dejamos llevar por los instintos cometemos un error, la mente es la caja de herramientas, y es la única manera en la que podemos evitar los conflictos, hay que aprender a pensar, a detectar el pensamiento antisocial, automático, el pensamiento tóxico y eliminarlo antes de que se instale en vuestro interior, tenemos que utilizar el pensamiento eficaz.” La lista de películas y recomendaciones puede ser muy larga, ahora que hay tiempo de disfrutar en casa, y con las incertidumbres propias de un virus nuevo en este contexto natural y social estemos preparados con calma y buena actitud por ello la sugerencia de escuchar a los cinéfilos.
También el cine debe ser más democrático ofreciendo opciones accesibles para los que trabajan sosteniendo una economía alimentaria, de servicios o de la construcción, la que hoy a pesar del peligro visible e invisible sigue trabajando para que ellos también accedan a un cine de mayor calidad.

*Doctora en Educación. Jefa de Sector de Educación Preescolar en la SEJ. meipe1gsm@gmail.com

Comentarios
  • Irma
    Responder

    Dra. Grace. Retomaré varias de las sugerencias. Al ir leyendo el artículo me emocioné al evocar varios géneros y títulos que traen a la mente y al corazón recuerdos hermosos. Gracias.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar