El retorno a las aulas y la polémica para seguir polarizando al país

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

A raíz de una reunión entre el gobernador de Jalisco y los colegios particulares el pasado viernes 19, y como resultado de las recomendaciones de las mesas de salud y educación, se tomó la determinación que, a partir del lunes 1º de marzo se abren las escuelas para trabajar con aquellos alumnos que evidencian rezago educativo, es decir: todos. La propuesta es que asistan grupos de “seguimiento académico” hasta con 9 estudiantes durante 4 días a la semana cada dos semanas, dicha medida puso felices a dueños y socios de dichos colegios porque la reapertura de las aulas implica poder asegurar que padres de familia paguen las colegiaturas e incrementar la población de su matrícula, todo ello independientemente si hay o no condiciones sanitarias para poblar las aulas de estudiantes y docentes.
En los mensajes y comunicado oficial se entendió que las medidas no sólo eran para la educación privada, sino para toda la educación que se imparte en Jalisco, incluidas las escuelas públicas (reunión a la cual no estuvieron invitadas las representaciones del SNTE), sin embargo, con lo que no contaban (tanto el gobernador Enrique Alfaro como el secretario de educación Juan Carlos Flores Miramontes) era la respuesta de las Secciones 16 y 47 del SNTE, ambas enviaron un comunicado dirigido a sus agremiados, autoridades, padres de familia, medios de comunicación y la sociedad en general donde anunciaron que los trabajadores de la educación sindicalizados no regresarían a clases o actividades presenciales mientras no haya condiciones sanitarias y el semáforo epidemiológico estuviera en verde, además, exigen que los trabajadores reciban la vacuna como medida de protección y así poder regresar a las aulas lo antes posible.
Aunado a ello, el día de ayer, la Asociación Nacional de Escuelas Particulares en voz de su presidente, Alfredo Villar Jiménez, anunció que están listas 8 mil 190 escuelas de preescolar a posgrado para regresar a clases en todos los estados de la república, independientemente del color en que esté el semáforo epidemiológico de cada entidad, fundamentado que el regreso está apegado a derecho y con ello se reestablecerán los derechos violados en contra de las escuelas, docentes y estudiantes, no sin antes señalar que el retorno será voluntario para los alumnos y los que opten por no regresar seguirán sus actividades escolares a distancia, además que respetarán todos los protocolos recomendados por la autoridad. Cabe señalar que el anuncio de Villar Jiménez no cuenta con la aprobación de la mayoría de sus agremiados en los diferentes estados de la república salvo Jalisco (https://www.elsoldemexico.com.mx/mexico/sociedad/estados-niegan-regresar-clases-presenciales-escuelas-particulares-covid-19-coronavirus-6395741.html).
Por otra parte, es importante señalar la campaña que los mismos colegios particulares y/o grupos ligados a ellos han emprendido en contra de las escuelas públicas y el profesorado, acusándolos de flojos, irresponsables y poco solidarios con niños, niñas, adolescentes y el futuro de México, es obvio que todo mundo desea regresar a la normalidad y más los profesores porque el modelo a distancia ha provocado en ellos agobio, cansancio y desgaste emocional. En este enfrentamiento de opiniones entre los colegios particulares apoyados por ciertos medios de comunicación y las escuelas públicas nadie gana y para llegar a entender más las cosas, sólo basta identificar el origen de esta controversia, qué podemos decir de la actitud del gobernador de Jalisco donde el pasado 12 de febrero anunciaba que, dadas las condiciones del repunte de contagios, la última parte del ciclo escolar 2020-2021 se trabajaría con el modelo a distancia y, días después, en dicha reunión con representantes de colegios particulares y padres de familia acuerda que pueden abrir las escuelas para realizar actividades de seguimiento académico con hasta nueve alumnos por aula y 30% en laboratorios y siempre y cuando fuera voluntario, caso seguido las redes sociales hicieron su efecto: polarizar la realidad entre los que van a abrir las escuelas porque de ello depende su sobrevivencia y los que seguirán con el modelo a distancia porque no hay condiciones para la presencialidad, condiciones que el propio gobierno de Jalisco dispuso; así o más maquiavélico el asunto, es una especie de llamada a misa pero, que si no asistes te excomulgan.
Tampoco podemos dejar de reconocer el porqué los colegios particulares tienen tanta deferencia por el gobierno de Jalisco, si bien, de acuerdo a la estadística de la SEJ 2019-2020, estas escuelas representan el 20% de espacios en la entidad, y además sabemos que éstos son los únicos que tienen las condiciones económicas para cumplir con todos los protocolos sanitarios, cosa que no pueden cumplir las escuelas públicas si es que no cuentan con el apoyo de los padres de familia, ya que la SEJ y el gobierno de Jalisco no tienen recursos para comprar los medios, un Kid sanitizante básico, por ejemplo, tiene un costo alrededor de los 10 mil pesos, ello multiplicado por 12 mil 500 escuelas pública en promedio, nos da un monto de 125 millones de pesos.
Lo cierto es que, el rebrote de casos de contagio en los países europeos se dio a raiz de la reapertura de las escuelas y, de acuerdo a la experiencia, también sucederá en Jalisco y en los estados que abran las escuelas este lunes 1º de marzo, veremos para entonces cómo se vuelve a plantear otra estrategia para la nueva normalidad escolar pero, sabemos de sobra que esas cosas sólo suceden en este México cada vez más polarizado, lo cual, resulta un excelente caldo de cautivo ahora que se vienen las elecciones de junio.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

Comentarios
  • Alicia Gobea Villaseñor
    Responder

    Sabemos perfectamente que el peligro de la pandemia sigue activo, que aún no hay condiciones para regresar a las aulas, es lamentable, si, se ha afectado fuertemente a los niños y jóvenes, así es, es una desgracia para la formación y socialización de los mismos, pero primero debe ser la vida, los docentes no han recibido las vacunas, los niños y abuelos de los niños tampoco , no hay condiciones, así qué hay que esperar el tiempo y momento oportuno.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar