El Modelo jalisciense para designar directores en las escuelas Normales

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

Como decimos coloquialmente acá en Jalisco cuando volvemos a hacer lo mismo: ¡va de nuez!, y me refiero a la convocatoria reciente para designar o ratificar directores de las 11 escuelas Normales públicas en Jalisco (Benemérita y Centenaria Escuela Normal de Jalisco, Escuela Normal para Educadoras de Guadalajara, Escuela Superior de Educación Física, Escuela Normal Superior de Especialidades, Escuela Normal Superior de Jalisco, Escuela Normal para Educadoras de Unión de Tula, Escuela Normal para Educadoras de Arandas, Escuela Normal Experimental de San Antonio Matute, Centro Regional de Educación Normal de Ciudad Guzmán, Escuela Normal Experimental de Colotlán, Escuela Normal Rural Miguel Hidalgo de Atequiza), dicha convocatoria va por su segunda edición, la anterior fue en 2013 y la gestión (una vez designado el director ganador) es por cuatro años con la posibilidad de una extensión de cuatro años más mediante una evaluación.
En la convocatoria de 2013 se incluyeron las direcciones de los tres posgrados (CIPS, ISIDM y MEIPE) y en esta ocasión quedaron pendientes al igual que las unidades de UPN y los CAM de Guadalajara, Ciudad Guzmán y Lagos de Moreno, que todos ellos junto con las escuelas Normales y el posgrado conforman las instituciones formadoras y actualizadoras de docentes en Jalisco.
Haciendo una síntesis de la convocatoria 2013, ésta estuvo llena de irregularidades donde la SEJ, avalada por las secciones 16 y 47 del SNTE, no respetó la esencia de lo que promovía como una innovación para ponerse en práctica a nivel nacional. Digo esto porque en casi todas las instituciones hubo inconformidad con los personajes que llegaron como directores y directoras, la mayoría sin experiencia para dirigir una institución de educación superior, a todas luces hubo un reparto de posiciones, unos palomeados por el secretario de educación Francisco Ayón, otros por el secretario general de la Sección 16 del SNTE, Flavio Humberto Bernal Quezada y unos más por Miguel Rodríguez Noriega, secretario general de la sección 47 del mismo sindicato.
En el trayecto de 4 años que duró el encargo falleció el director de la ENEUT (Escuela Normal para Educadoras de Unión de Tula), otra dejó la dirección para ocupar un puesto de mayor jerarquía (de la ENEG, Escuela Normal para Educadoras de Guadalajara) y, una más, (del CIPS) fue destituida por presiones de propios y extraños, en los tres casos hicieron lo más simple y dejaron a un lado la asignación por concurso, en la ENEUT designaron a una educadora cercana a una ex directora de la propia Normal y en su momento directora académica de la Dirección de Normales, en la ENEG nombraron a un subdirector administrativo cercano a la directora saliente y en CIPS no se nombró a nadie y básicamente estuvo cobrando sin trabajar por más de un año.
Las instituciones de educación superior han sido siempre cotos del SNTE, eran ellos y solo ellos quienes determinaban las dinámicas de asignación de plazas y los puestos directivos, es el nivel más descuidado de la SEJ en Jalisco y de la SEP en el país, están a años luz de cualquier universidad pública. Los trabajadores de las Normales, UPN y el posgrado son los peor pagados en comparación a los de educación básica, no reciben ningún beneficio (salvo las Normales federales y la UPN con los estímulos) más allá del salario, no existen incentivos para hacer actividades diferentes a de la docencia, no se apoyan iniciativas para la publicación de la producción interna y el intercambio de experiencias con otras instituciones o la conformación de grupos académicos para hacer investigación, amén de las residencias académicas o becas para estudiar posgrados local, nacional o internacionalmente en año sabático.
La convocatoria de 2017 al igual que la de 2013 carecen de elementos y valores cercanos a la gestión, la participación y la academia, solo por citar tres cosas:

1. Sigue y seguirá sin tener peso alguno lo que opine o piense la comunidad de las escuelas Normales (tal como lo señalan Adriana Piedad García y Miguel Bazdresch en comentarios al artículo de Miguel Ángel Pérez el día de ayer en este medio), finalmente se les sigue dando el trato de personas sin capacidad para proponer un personaje que los dirija, las Normales son y seguirán siendo algo más parecido a una escuela secundaria que a una universidad y sus maestros por igual.
2. De las fases del concurso se solicita un Plan de Desarrollo Institucional por demás absurdo ya que a partir de la publicación de la convocatoria solo les dieron 5 días para elaborar un Plan de 10 cuartillas que debe incluir diagnóstico de la institución, visión al año 2025, objetivos, líneas de acción y metas estratégicas a corto, mediano y largo plazo y contribuciones desde la Institución para impulsar el desarrollo del Sistema 
Educativo Estatal que, por cierto solo será un requisito, porque difícilmente se llevará a cabo por lo complejo de este tipo de escuelas, en CIPS (por ejemplo) nunca conocimos el proyecto presentado al concurso y no hubo ningún otro que se presentará como tal, el proyecto fue la propia inercia del Centro, al igual que en las demás instituciones.
3. Todo el proceso de evaluación y selección de directores correrá a cargo del Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Monterrey (TEC de Monterrey) y de un equipo conformado por el Coordinador General quien lo preside; la Directora de la Unidad del Servicio Profesional Docente, el Director General de Educación Normal y el Director General de Formación Continua para Profesionales de la Educación, así como por dos representantes de cada una de las Secciones 16 y 47 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, curiosamente entre los evaluadores no está el Coordinador de Formación y Actualización de Docentes, al parecer no se respetó la jerarquía o quizá ya no forma parte del organigrama donde residen las Normales), lo cual le da poca certeza a la convocatoria ya que lo único que se requiere es un proceso que le dé legitimidad al tema para seguir haciendo lo mismo: tantos para la SEJ, tantos para el SNTE y tantos para lo que mejor convenga, vicios viejos, prácticas nuevas… como decía Einstein: si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

Hay muchas más cosas por decir, pero para no hacerla de adivino, una vez que se publique la lista de agraciados valdrá la pena indagar el origen de cada nuevo director o directora y la respuesta será afín a ello, de lo que estoy seguro es que mientras no se reforme la educación Normal y superior en lo referente al mejoramiento material de las instituciones y al desarrollo del sentido profesional de los maestros y, donde realmente se conviertan en centros universitarios (con autonomía propia) y no en escuelas de educación básica, hasta entonces podemos hablar de otra cosa. Tal como están las escuelas Normales cualquier persona o cosa que la dirija hará lo mismo: sobrevivir y acumular años para la jubilación.
Una apuesta si hago (y solo para demostrar lo viciado del proceso), les aseguro que a quien nombren como director de la Escuela Normal Superior de Jalisco, será una persona muy cercana al SNTE, amigo del diputado que preside la comisión de educación y de más de uno del equipo que evaluará a los concursantes, al tiempo… que será dentro de una semana, a menos que decidan no respetar la convocatoria y lo dejen para otro día.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

  • Luis Ibarra
    Responder

    Lamentablemente, Jaime y colegas, “las cosas” dirigen la educación en México (SEP) y en sus entidades federativas. Las “cosas” poco se parecen a dirigentes y, menos aún, a líderes académicos. Estamos hartos de “cosas”. Necesitamos profesionales de la educación en todos los niveles.

  • Amenofis Amaral Navarro
    Responder

    Todo es predecible en este circo. Yo estuve pendiente del proceso anterior, pues mi hermano Enrique Amaral participó en la selección y por la ENEUT. Mi hermano no fue seleccionado a pesar de haber obtenido el mayor puntaje en el estado. Nos dimos a la tarea de investigar y pudimos conseguir los resultados y nos dimos cuenta que se había dejado fuera a mí hermano y en su lugar nombrarlo a un maestro que no fue idóneo. En esta nueva convocatoria express, Ningún maestro se quiso arriesgar a pasar por la misma humillación. La única que participó por la ENEUT fue la misma Maestra que estaba fungiendo como directora. Y como bien dice usted, fue una asignación muy a modo. En estos dos años hemos ido en caída libre. ” La Joya de la Corona” que impusieron, desde su llegada, le consiguió nombramiento de secretaria a la hermana de su esposo, Ha mostrado una tendencia poco ética hacia el nepotismo, pues sus parientes son siempre beneficiadas con los interinatos y sus amigos también. Muchas irregularidades más y todo con la aparente anuencia del Director de Normales. Por lo pronto, creemos que nuestra próxima directora será la misma, pero ahora legitimada como excelente, porque así lo avalarán los resultados. Saldrá una especialista en gestión y liderazgo. Y por supuesto, ocultarán los resultados, y cuando los solicitemos a la comisión de transparencia nos darán copia certificada pero con el puntaje tapado con marcador negro. Lamentable pero cierta su apreciación acerca de la calidad de nuestras Normales. Saludos Maestro.

  • Carolina Muñoz
    Responder

    Concuerdo con usted al indagar el origen de cada uno de los nuevos directivos, segura estoy que algo han hecho bien por la educación en Jalisco y si es que tienen alguna relación de amistad con el diputado o algun otro de los de la comisión, el seleccionado deberá reflejar en el tiempo que este frente a la institución que fue lo que lo llevo a estar ahí. Éxito a todos !!!

  • cande
    Responder

    Nuestro gobierno es priísta en consecuencia hay corrupción
    Que no tomen en cuenta factores subjetivos para hacer una evaluación como el proyecto o como la entrevista claro esto no les conviene. Todo esta disfrazado y lo malo es que todavía hay gente que les cree. Qu

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar