El magisterio a todo lo largo y ancho de América Latina

 en Andrea Ramírez

Andrea Ramírez Barajas*

A Isaac Reyes Mendoza, maestro luchador

En la América nuestra, la América latina, corre -como dicen muchas canciones del folklor latinoamericano-, desde el Rio Bravo hasta La Patagonia. Muchos personajes que hicieron patria en América, pugnaron de distintas maneras por un continente unificado. Todo esto ha corrido en la escena política, en el rubro social e incluso en el ámbito cultural, ¿pero y qué pasa con la educación?
Han sido muy pocos los intentos por unificar y construir un modelo educativo único para nuestra América. Desde los primeros educadores latinoamericanos con Simón Rodríguez a la cabeza (el que fue el maestro de Simón Bolívar) en Venezuela; José Martí en Cuba; Rafael Ramírez, Otilio Montaño, Genaro Vázquez, Lucio Cabañas en México; Domingo Faustino Sarmiento en Argentina; Paulo Freire en Brasil, etcétera.
Pensar en una educación latinoamericana no se reduce a unificar las visiones, las ideas pedagógicas o compartir las prácticas que han sido exitosos en contextos determinados. La columna vertebral de la educación latinoamericana está en sus educadores y educadoras, los maestros y maestras de los países de la región, los 10 países del sur, los 7 países del centro de América, junto con México y todos los países de la región insular llamada Las Antillas, comparten un mismo ideario educativo.
Algunos constantes de los maestros latinoamericanos son:

1. La gran mayoría de las y los educadores tienen su origen social en estratos o sectores pobres de la población, en muchas familias es el primer profesionista de casa, el estudiar y trabajar como docente o educador modificó radicalmente la percepción sobre la realidad y el estatus de la propio persona.
2. De igual manera, la gran mayoría de docentes de la América latina, están vinculados con movimientos libertarios, aman y luchan por la democracia, se vinculan a la lucha de las causas del pueblo, incluso engrosan las filas de los movimientos revoluciones y los partidos políticos de izquierda.
3. La gran mayoría de los educadoras y educadores latinoamericanos, mantienen una postura crítica y distanciada de los gobiernos autoritarios y neoliberales. La organización gremial en muchos casos, son instancias democratizadas (el caso de México es el peor ejemplo de sindicalismo magisterial).
4. En el aspecto pedagógico se ha generado un fenómeno de hibridación de las ideas y de las prácticas pedagógicas, en Brasil por ejemplo, siguen estando vigentes las ideas y el aporte pedagógico de Paulo Freire (la educación popular) y el intentar vincular la tarea educativa con la emancipación cultural. Hay otros países de la región que han avanzado en cuanto a la profesionalización de las y los docentes, los casos más representativos son: Chile, Argentina, Uruguay y Colombia se acerca a partir de una reforma educativa que ha sido muy ambiciosa.
5. En los países de la región latinoamericana, existe una contradicción en cuanto a aceptar o rechazar la intromisión de los organismos internacionales con la OCDE a la cabeza. No todos los países aceptan las “recomendaciones” de dichos organismos, debido a que detrás de dichas sugerencias se esconde la penetración política e ideológica. Otros, en cambio, les han permitido la entrada hasta la cocina de su sistema educativo. El caso de México es de los más representativos al respecto (no por algo pusieron a José Ángel Gurría al frente del organismo) y no les podía quedar mal.
6. Lo más importante es crear redes, vínculos y lazos de unión entre el magisterio latinoamericano a partir de interés de los maestros y maestras de cada uno de sus países por aportar y aprender de lo que se hace en otro de los países hermanos. Ningún gobierno y ninguna instancia pública, privada o social ha hecho posible que los maestros y maestras transiten libremente por el continente, que puedan disfrutar de un periodo sabático para hacer una estancia en una escuela de otro país. Esta es una más de las utopías más representativas del sueño educativo latinoamericano.

*Doctora en educación y consultora independiente. andrearamirez1970@hotmail.com

  • Ramón Escobar Tabera
    Responder

    Es un vacío que no hayan incluido la Ordenes Monásticas y Religiosas que formaban entendimiento, voluntad, carácter y visión de presente y futuro.

  • Manolo
    Responder

    En la película “Las Vueltas del Citrillo” un soldado de la revolución increpa a su compadre que quería bautizar a su hijo. “QUE LIBERTAD PUEDES TENER SI LA INDEPENDENCIA TE LA DIO UN CURA”

  • Andrea
    Responder

    Gracias por la referencia apreciable Manolo, voy a buscar la película.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar