El estado actual de los proyectos de educación alternativa en México

 en Miguel Ángel

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

Históricamente la educación en México en su fase institucionalizada se ha caracterizado por su excesiva centralización y por asumir una postura hegemónica por parte de las autoridades educativas en turno. El Estado protector y patrionisnista el cual surgió a partir de la fase de conclusión de la Revolución mexicana (RM) cuando ésta se institucionaliza. La educación vista como derecho y como servicio sirvió para propagar la ideología del Estado naciente, el crecimiento cuantitativo fue galopante y desordenado, se priorizó la demanda urbana del ciclo básico en educación, éste se reducía a los seis grados de la educación primaria, tal vez uno de preescolar (no se llamaba así, sino párvulos), y uno o dos más de educación media (secundaria). El rezago educativo era muy elevado pero aun así, con los seis grados de educación primaria (para los que eran capaces de concluirlos) era suficiente para alcanzar una visión global de conocimientos que la época requería, recuérdese que lo importante era tener acceso a información básica en las distintas áreas o esferas del conocimiento y algunas capacidades instrumentales (talleres de costura, carpintería, mecánica, electricidad, etcétera), junto con algunos conocimiento genéricos.
En el año de 1957 se crea la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos (CONALITEG), y es a partir de la década de los sesenta del siglo pasado cuando todos los niños y niñas de educación primaria en nuestro país, tendrán acceso a los libros de texto gratuitos que la SEP edita y distribuye, un gran avance y un gran logro, de esta manera se editan miles de libros con la patria pechugona en la portada, que habrán de distribuirse en todos las escuelas del país, se tiene una visión uniforme de la realidad nacional y aun con el gran avance de su contribución prevalece la visión centralista a partir de brindar una visión única de la realidad nacional, de los problemas y de la vías de desarrollo social. Quedan fuera las ideologías de grupos minoritarias, grupos étnicos y algunas minorías religiosas entre otras visiones de la realidad nacional.
De esta manera se pasó a la tradición de que los proyectos educativos estaban condicionados a los tiempos de la administración sexenal que dura un gobierno sin derecho a reelección. En los últimos años esta práctica se ha viciado y pervertido a partir de confundir el proyecto de desarrollo educativo con las aspiraciones políticas de los funcionarios educativos en turno. La educación cada vez se centralizó más, la SEP se convirtió en un “elefante reumático” como le llamó Jesús Reyes Heroles o como un complejo dinosaurio con muchas manos pero una sola cabeza, la del secretario de educación en turno.
Ante todo ello surgió una alternativa con la intención de generar un equilibrio en las relaciones y decisiones, el proyecto de educación alternativa surgió como respuesta a los excesos políticos de la SEP y a la incapacidad del SNTE de responder favorablemente ante dichos excesos.
El proyecto de educación alternativa en nuestro país no es una propuesta coherente ni tampoco uniforme, tiene varias tonalidades a partir del contenido de la misma propuesta, de los métodos que se establecen y del nivel de profundidad en el cumplimiento de sus objetivos. Lo que sí es uniforme es que todos los movimientos de educación alternativa (por llamarles de esta manera) han surgido como respuesta a las medidas del Estado, por sus excesos centralistas y hegemónicos de que se hablaba en líneas arriba.
Las iniciativas alternativas se pueden entender en tres niveles: a) como paralelismo que corre de manera alterna a los proyectos del Estado, aquí caben entre otros, los proyectos de Gabriel Cámara de Comunidad educativa, b) como confrontación a las iniciativas del Estado, aquí se incluyen los proyectos de la CNTE y de los distintos grupos de la llamada disidencia magisterial y, c) como complemento al Estado, con la intención de corregirle la plana de algo que se considera que no está bien o que pretende complementar las propuestas oficiales.
En términos de los métodos y los contenidos de las distintas propuestas de educación alternativa, éstas tienen que ver con una práctica muy flexible y voluntaria de sus participantes. El convencimiento y la disposición es un elemento ineludible para formar parte de los distintos grupos y destacamentos de educadores que se arriesgan a emprender o formar parte de proyectos y propuestas alternativas en educación.
Algunas agencias como es el caso de la CNTE han organizado foros, encuentros o hasta congresos de esto que le llaman genéricamente Educación alternativa. En dichos espacios discuten, proponen y acuerdan una serie de resolutivos tendientes a darle cuerpo y contenido a lo que se le llama educación alternativa, acuerdan estratégicamente organizar un sistema educativo paralelo, de todas aquellas cosas que no gustan o que (desde su lógica) no funcionan. En muchos de los casos el discurso se torna ideológico o se pretende avanzar a partir de incluir propuestas de cliché o propuestas que sirvieron en otros entornos, como es el caso de la palabra generadora de Paulo Freire para la lecto-escritura.
En otros casos, como sucede con la propuesta de Educación comunitaria, y ahí la lógica de trabajo se define a partir de un corpus de gestión diferente, aquí lo alternativo tiene que ver con la vida escolar, desde la llegada y el estilo de estar en una escuela, el tiempo de la clase, la relación con los docentes en turno, el seguimiento de la adquisición de los aprendizajes, etcétera. Aquí lo alternativo funciona en cierto paralelismo y los recursos y las formas de trabajo se despliegan sobre la base de una lógica muy distinta a como se hace en los ámbitos gubernamentales.
El asunto de fondo tiene que ver con discutir “la epistemología del factor alternativo”, lo alternativo no en cuanto al cómo hacerlo, sino más bien el para qué y con quiénes.
Estas preguntas nos obligan a irnos al fondo de las cosas en donde se entrecruza la gestación y el sentido de las instituciones (incluyendo las universidades) y su relación con los grupos que desde los espacios marginales responden con proyectos ambiciosos en educación, que se oponen a las imposiciones gubernamentales.
En Brasil, por ejemplo, tenemos experiencias a partir iniciativas que son emblemáticas como la gestión de proyectos educativos incuso hasta la universidad en el seno de las favelas o de los barrios pobres. Es obvio pensar que se requiere visión y capacidad no sólo pedagógica sino también política para gestionar este tipo de proyectos.
Nuestro país se encuentra en pañales en este tipo de iniciativas, pero el Estado cada vez abona más en cuanto a las condiciones para que lo rebasen por la izquierda y también por la derecha en proyectos educativos estratégicos y de largo alcance.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la Unidad 141 de la UPN. Correo mipreynoso@yahoo.com.mx

  • Nancy Carreño
    Responder

    pareciera ser que los proyectos alternativos en México, despliegan de prospectivas educacionales, que no tienen nada que ver con visión a futuro, sino más bien la reducción de costosa plazo inmediato y a largo plazo, con proyectos que promueven muy por encima cambios no consistentes dentro de generaciones marginales, que a su vez no despegan de la educación básica y es más no prometen el acceso de estas mismas a la Educ. Superior, solamente promesas de sexenio, que no se extiende más que a la alfabetización y la introducción de estas generaciones al ámbito obrero laboral, para posteriormente llegar a la estructuras de poner como una mano de obra barata.

    • Nancy Carreño
      Responder

      estructuras de poder que ya esperan esa mano de obra barata.

  • Mario Monreal Serna
    Responder

    Siguiendo la esencia del comentario anterior, considero que los principios planteados por el modelo educativo en nuestro país se basan en la formación de estudiantes pasivos, quienes al superar la barrera de la educación básica y media superior se piensan como elementos considerables para la adquisición de un puesto laboral importante. cuando en realidad solamente se encuentran siendo parte de la inserción a un sistema.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar