De eclipses, abstención, asertividad y comunicación educativa

 en Rubén Zatarain

Rubén Zatarain Mendoza*

La madrugada del pasado 19 de noviembre fue visible un eclipse lunar parcial único por su duración. En proyectos de la clase de Geografía, en la propuesta curricular de secundaria, el fenómeno ha sido una oportunidad para educar la mirada contemplativa, la capacidad de observación.
También lo ha sido para agregar una experiencia más en esa difícil tarea de construcción del espíritu científico, y porqué no, de hacer filosofía de adolescentes.
Eventos como las votaciones extraordinarias y la consecuente abstención del 75 por ciento en Tlaquepaque hablan de la fuerte crisis de legitimidad de la democracia con todo e instituciones burocráticas y caras.
Cuán lejos estamos del sufragio efectivo a pesar de los 111 años de celebración de la anhelada revolución democrática; cuan distantes, de la separación Iglesia-Estado de las leyes reformistas de Juárez, como causa misma de estas elecciones extraordinarias donde los ministros de culto (políticos conservadores) tomaron partido en la campaña previa al proceso electoral el 6 de junio pasado.
La democracia como forma de vida, el laicismo como práctica social, aún están por instaurarse en la débil salud institucional republicana.
La elección de autoridades municipales en el proceso extraordinario de Tlaquepaque, materia de analistas aparte, con apenas uno de cada cuatro decisores anuncia ya una crisis de legitimidad y gobernabilidad.
Nadie debe estar orgulloso de ello.
La ausencia del elector declinando de participar en las urnas manifiesta la ausencia de salud en la vida política.
Tlaquepaque, municipio de Jalisco, cuyos indicadores de desarrollo social no son favorables, seguirá teñido de naranja, solo falta oficializar y extender la acreditación correspondiente a la triunfadora y su planilla.
En el plano nacional, el desfile y representación del inicio de la gesta revolucionaria del pasado 20 de noviembre en El Zócalo de la Ciudad de México nos recuerda al conjunto de hombres y mujeres que labraron su vocación de lucha ante las condiciones de injusta distribución de los bienes económicos y culturales. Nos recuerda también que una de las consignas de la revolución refería al cambio de las condiciones de participación política y que la participación ciudadana y el derecho al voto ha sido conquista no ausente de dolor y sacrificio.
Nos recuerda igual que el empoderamiento del municipio como unidad administrativa y política fue producto de los debates del constituyente de 1917 que emerge como producto de la revolución.
El gobierno municipal, es el gobierno que en teoría tendría que ser más que aparato recaudador y suministrador de policías, más que organizador de vacunaciones anticovid y parte patronal en demandas laborales cada tres años.
En definición debe ser el más cercano para atender las necesidades reales del pueblo.
En tanto, en el tema educativo, el reciente discurso en México se ha actualizado, concurrente con la emergencia de los derechos humanos y sociales y en perspectiva de la agenda de formación de niñas, niños y adolescentes.
Al menos en discurso, los marcos conceptuales que dé ahí derivan han permeado normatividad, planes y programas, las lecturas de textos oficiales como las guías de los consejos técnicos escolares, los protocolos que pretenden prever fenómenos como el abuso y el acoso, entre otros.
En este primer trimestre de retorno presencial parcial a clases donde afortunadamente no se han incrementado los índices de contagio, a punto de concluir la fase de recuperación marcada en el calendario escolar el 26 de noviembre, es importante construir un contrato pedagógico y/o reformularlo en materia de asertividad y comunicación bidireccional y horizontal, con al menos los siguientes componentes, a guisa de propuesta:

1. Los educadores son garantes de la salud mental y emocional de los educandos en condiciones de presencialidad o de educación a distancia.
2. Los alumnos son el centro de la gestión pedagógica y el enfoque evaluativo formativo de esencia humanista sólo ha de considerar realmente los objetos de aprendizaje individual y grupal del grado escolar correspondiente.
3. Los padres de familia y los docentes profesionales son coadyuvantes y juntos practican valores como el respeto y la dignidad humana.
4. El aula y el hogar deben ser espacios con características de ambientes de aprendizaje sanos y resilientes.
5. En el entorno formativo de las escuelas de educación básica se han de respetar los derechos humanos de cada uno de los participantes.
6. Se educa en la toma de decisiones con responsabilidad, se educan valores y actitudes favorables a la colaboración y a la corresponsabilidad en las actividades de casa.
7. Se trabaja en la formación de habilidades emocionales y en la identificación del componente emocional de las relaciones humanas horizontales.
8. Se trabaja en la toma de decisiones informadas y se respeta el derecho al pensamiento divergente y la opinión diversificada.
9. Se forma el pensamiento científico, crítico y autónomo en asuntos como las habilidades sociales, los valores y virtudes.
10. Hay un trabajo formativo coordinado y transversal en materia de educación sexual.
11. La igualdad y la equidad no son conceptos volátiles y el mundo de relaciones en la escuela ha de ser un taller permanente de práctica del lenguaje no sexista y de relación virtuosa entre los géneros.
12. Hay un enfoque proactivo, de autoestima y científico en materia de conocimiento del propio cuerpo.
13. En las comunidades de aprendizaje con orientación hacia la vida se educa para la vida saludable incluyendo prevención del consumo de drogas.
14. Sobre decisiones propias y ajenas hay un principio de no juzgar, de comprensión y emancipación del error como oportunidad de aprendizaje.
15. La estrategia de la empatía y la táctica de la asertividad como medio de identificación de las propias necesidades y de relación con los otros.
16. Se práctica reflexivamente la escucha activa, el comportamiento asertivo y las habilidades sociales.
17. Se respeta el derecho a disentir y la formación cívica y ética se fortalece con las relaciones cotidianas de la institución escolar.
18. Se respeta el derecho a la práctica de la libertad y el reconocimiento del ámbito de libertad de los iguales.
19. En materia de habilidades digitales se educa al perceptor para que se proteja de fenómenos como el ciberbullying o de prácticas de riesgo de acoso y abuso sexual en las redes sociales.
20. En los centros escolares hay colaboración entre docentes, directivos y padres de familia, para de manera corresponsable y en equipo, trocar las barreras por espirales y/o escaleras de aprendizaje.

*Doctor en educación. Profesor normalista de educación básica. zatarainr@hotmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar