Atribución de causalidad y responsabilidad

 en Rodolfo Morán Quiroz

Luis Rodolfo Morán Quiroz*

A pesar de que desde nuestra infancia aprendimos que “el que la hace la paga”, también sabemos que, aun cuando en el ámbito jurídico esto sería lo deseable, es poco probable que eso suceda. En nuestro país, y en muchos otros, independientemente del nivel de desarrollo político y judicial, la impunidad es más frecuente que la justicia y la compensación. No obstante, solemos asociar el ser causante de determinados hechos con la culpabilidad (y no siempre con la gratificación) y con la responsabilidad de resolverlos.
La pregunta “¿quién lo hizo?” suele estar seguida de “¿cómo lo resolverá quien lo hizo?” Una secuencia que rara vez funciona para resolver los problemas. Una cosa es saber cuáles son las causas y otra es saber cómo se resolverá. Y quienes están asociados con las causas no necesariamente serán los mismos encargados de resolver los efectos.
En términos de retórica (el arte de convencer) hay al menos dos momentos que conviene resaltar en esta relación entre quién causa un problema y quién es responsable de resolverlo. El modo forense (o judicial) se pregunta quién es culpable, mientras que el modo deliberativo se enfoca en cómo resolverlo. Y en la pregunta de quién cuenta con las calificaciones, habilidades, cargos, para resolverlo.
Hemos visto cómo distintos líderes en el mundo han buscado a quién culpar de los problemas cuya responsabilidad es resolver. En especial en el contexto de la pandemia de COVID-19, hemos escuchado declaraciones como las de Trump cuando declara que es una pandemia generada por los chinos, y las del presidente mexicano que, incluso en un documento oficial, señala al neoliberalismo como causante de la pandemia actual.
Lo que queda por plantear no es solo a qué podemos atribuir las causas, sino cómo se puede resolver el problema y quién tiene la responsabilidad de hacerlo. Echarse la culpa unos a otros no sirve, como enseña la experiencia, para resolver el problema. Identificar las causas o los culpables es algo distinto a encontrar los medios para resolver el problema y, además, encontrar quién es capaz de resolver el problema y si se le puede hacer responsable de aplicar los procedimientos y coordinar las acciones para acabar con el problema.
La pandemia que nos acosa en estos días y que nos tiene tan preocupados a todos, y encerrada a una buena parte de la población mundial, es un caso más en donde debemos tener claro que encontrar las causas no equivale a encontrar las soluciones. Así, guardar distancia es una estrategia para reducir el impacto de las causas, pero no es todavía una manera de tratar a los posibles contagiados. Las declaraciones de las autoridades no resolverán los problemas, así como tocar el claxon no es la solución para los embotellamientos de vehículos. Aunque sí la coordinación de las acciones de la población en general (encerrarse para reducir los contactos-contagios), que den tiempo a las acciones que analicen la estructura y funcionamiento de los virus, y el ensayo de distintas secuencias de acciones y sustancias para tratar a los pacientes.
Por otra parte, hay una cercana relación entre la responsabilidad y la causa de los problemas en los casos en que quienes deberían evitar o resolver los problemas, al no cumplir su responsabilidad se convierten en los causantes de determinadas acciones que, lejos de resolver los problemas, les añaden otras aristas. Tales son las declaraciones que pueden denominarse irresponsables: aquellas que, en vez de buscar la coordinación de acciones se limitan a señalar culpables.
De algún modo, esto recuerda la excusa de aquellos estudiantes que señalan que el perro se comió su tarea la noche antes de entregarla, o de que fue el maestro quien los reprobó; de manera paralela a los docentes que declaran que los estudiantes no entienden en vez de buscar maneras de explicar mejor…

*Doctor en Ciencias Sociales. Profesor del Departamento de Sociología del CUCSH de la UdeG. rmoranq@gmail.com

Comentarios
  • Eva Guzman
    Responder

    Rodolfo. Debes saber q son los amos del mundo o Club Bildemberg los provocadores de esta pandemia. Quienes pretenden acabar con gran parte de la gente en el planeta. Los q han acumulado grandes riquezas a cambio de saquear paises y explotar a los pueblos. Quienes creen ser dueños de todo y ahora les estorbamos los pobres, enfermos y ancianos, porque dicen q el mundo no debe tener mas de 500 millones de habitantes. Claro q necesitamos saber de donde viene para poder atacarlo. Pues nos van a seguir matando. El mundo entero debemos actuar contra ellos. Te sugiero ver la investigacion q aparece en los videos en you tube como “La caida del cabal,” son 10 videos. De lo contrario tu tambien pierdes tu tiempo y nos lo haces perder a nosotros.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar