¿Venta de plazas en la SEJ?, ya se destapó la cloaca ¿y ahora?

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

A muchos nos tomó por sorpresa, la conferencia de prensa el pasado viernes 8 por parte del actual titular de la SEJ y de algunos de sus colaboradores más cercanos en tareas de administración y en el manejo jurídico de dicha Secretaría, para dar a conocer la venta de plazas y procedimientos irregulares para hacerse de una, de distintas personas en cerca de 838 casos y a partir de un pago que iba de los de 60 a 120 mil pesos (según fuera el caso).
Lo que era un secreto a voces ahora cobra seriedad desde el titular de la dependencia que tiene la nómina más grande del gobierno estatal. Ya algunos analistas han criticado el manejo turbio de la misma nota, “se dice que de 838 casos la mayoría, o sea 600, fueron fraudados con la promesa de obtener una plaza por esta vía, se trata de personas que pagaron por obtener dicha plaza pero este acto nunca se consumó, es decir no lograron ingresar a la nómina de la SEJ y el resto (238) son personas que ingresaron irregularmente a la nómina, es decir, que no tienen adscripción pero si les llega un cheque (columna La Fuente del periódico El Informador).
Con lo anterior, la SEJ sólo da a conocer una cara de la realidad, la otra (la oculta) debido a turbiedades o que no quiere hacer público lo que en privado ya muchos saben o creen saber. Por ejemplo, qué tanto el anterior titular de la dependencia como algunos líderes de la organización –el SNTE– están involucrados en dicha red de venta de plazas.
El anuncio, lejos de abrir un proceso que vaya trasparentando el escenario y acercándonos a la verdad, donde se inicien juicios a los responsables o, de otra manera, sólo sea para persuadir y sensibilizar a la opinión pública de que algo estaba funcionando mal pero que ya terminó, eso (se admita o no) hace más turbio el tema.
La venta de plazas en educación es un asunto añejo y que supuestamente terminó con la reforma educativa de 2013, pero no fue así, sólo se suavizó y dicho procedimiento se hizo más sofisticado.
Si bien, no es fácil obtener las pruebas al respecto (tal vez porque deberá ser en flagrancia), ni tampoco es posible aventurar acusaciones sin fundamento, lo que si se pudiera seguir (pero esto es asunto de los abogados o los profesionales de las indagatorias legales) seria acercarse con los afectados, (ya sea fraudados o beneficiados) y desde ahí seguir, –como decía un colega– la ruta del dinero, de esta manera se puede dar con los responsables.
Buscando en la parte oscura del otro lado de La Luna, habría que preguntarse, por qué a la SEJ le interesa en este momento (no indagar, ni aclarar un asunto tan grave), sino sólo anunciarlo o abrir canales a partir de un juego mediático en torno a la venta de plazas, ¿para quién es el mensaje y sobre todo, que vendrá después.
Sabemos también, que en la última parte del sexenio anterior, se incrementaron las irregularidades (sobre todo en lo que respecto al problema de pagos y al mal manejo administrativo) en el seno de las SEJ, ¿las autoridades educativas de la SEJ irán con esta indagatoria hasta las últimas consecuencias o sólo es una pequeña pildorita para calmar a la gente que está presionando desde afuera del gobierno?
Me parece que en uno o en otro caso, el asunto es delicado. Si bien, como reza el refrán popular: “el que pega primero pega dos veces”, si, pero esperemos que no se les revierta y lo más importante es saber que vendrá después de este primer golpe. Por lo pronto la catarsis ya afloró, “qué bueno que se revise a profundidad la venta de plazas en el seno de la SEJ”.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

  • Carlos Castelar Barbosa
    Responder

    Mi querido Miguel Ángel, que no le ponen mucho “interés”porque no es delito grave

  • Erick
    Responder

    Que se pongan a trabajar y a resolver los problemas actuales que padecen en las escuelas. Basta de distracciones estos procesos a darle el cause que deben llevar ante las instancias adecuadas y ya que no se distraigan. Hacen falta disientes en las escuelas, hay aulas ligeras todavía, falta capacitación en general al personal, y todo esto no depende de esas pocas plazas que todavía van a comprobar si las vendieron.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar