Romper el techo de cristal

 en Graciela Soto

Graciela Soto Martínez*

“Hombres necios que acusais a la mujer
sin ver que sois la ocasión de vuestra desdicha”

Sor Juana Inés de la Cruz

A veces quisiera hablar de las mujeres que ocupan la Secretaría de Educación, pero que todavía no son elegidas para este cargo, los tomadores de decisiones y las cúpulas no han visto sus capacidades para tan alta encomienda; A nivel nacional y en estos años del México Independiente no encontraron una profesional como titular de esta Secretaría. En Jalisco tampoco han confiado en nosotras. Tal vez en un futuro o tal vez no. Los datos en Jalisco señalan que las mujeres representan el 65% de los trabajadores de la educación, sin embargo, no hay representatividad, secretario de educación, las dos subsecretarías y los diferentes niveles están en manos de hombres salvo la dirección de educación preescolar que tiene una mujer al frente.
Tampoco hay una presidenta de la república, este lugar ha sido reservado para el género masculino, cuando una niña sueña con ser presidenta eleva muchos suspiros y dudas, no se le considera un sueño viable y posible, aparte de no creer en nosotras mismas hacemos lo mismo con las mujeres de nuestra entorno. No solo son los hombres los que nos marginan, en ocasiones son las propias mujeres quienes descalificamos a otra colega, son actitudes machistas o bien ellas ejercen un patriarcado simbólico. La equidad de género en la política requiere de imponer una cuota, ya que por sí misma, la sociedad no reconoce a las mujeres que están demasiado ocupadas en otras tareas para luchar por cargos de dirección.
Es necesario revisar los arquetipos sociales predominantes para poder realizar los cambios sociales necesarios, uno de ellos es el de la “Malinche”, mujer al servicio de los españoles, compartió su vida y cultura, ahora podemos pensar que fue usada, su nombre es utilizado de forma despectiva, se puede retomar la figura de Malintzin para reflexionar sobre su acción que fue de colaborar y servir, la historia así la juzga por su contribución con la conquista, como si ella hubiera tenido capacidad de decisión. Los arquetipos que predominan son los de modelo de madre que se debe sacrificar por sus hijos, en ocasiones con doble jornada, el de belleza femenina con estereotipos establecidos por los medios y el comercio, la talla, el vestuario, el estilo de peinado, todo vende en esta industria, para la cual, la mujer es el mejor cliente, otro arquetipo es el de callar para no buscar problemas, la frase “calladita te ves más bonita” nos ilustra como han silenciado históricamente a las mujeres y cuando alzan la voz y se expresan se empiezan a generar cambios.
Se le ha llamado techo de cristal a esa bóveda invisible pero sólida e impenetrable que hace que las mujeres sean relegadas para los cargos de dirección, esto aún persiste, sin embargo, en nuestro país ya existen Secretarías de Estado como son la de Gobernación, Energía, del Trabajo, de la Función Pública, de Economía y de Cultura, ellas están ahora en posiciones clave para contribuir con el desarrollo. ¿Qué ha permitido que cada vez más se rompa el techo de cristal? El acceso a la educación ha sido la puerta o el factor de empoderamiento. El compromiso que tenemos como mujeres educadas es seguir impulsando este factor, para ayudar a que más ciudadanas alcancen sus sueños.
Este momento de controversia y debate también nos debe servir para reconocer a las mujeres que cambiaron la historia a través de proponer o de revolucionar el orden establecido de las cosas. No lo hicieron solas, también las acompaño en esto su pareja, familia, comunidad, alguna autoridad o gobierno. Sus propuestas hicieron eco y sus logros ahora son de todas. En este sentido, estos días de manifestación y conmemoración podemos recurrir a la ejemplaridad de nuestras antecesoras mexicanas para que sirvan de inspiración a las nuevas generaciones.
Sor Juana Inés de la Cruz (1648-1695), religiosa y poetisa, niña prodigio que aprendió a leer a los tres años, leyó los clásicos de la literatura griega y romana, prefiere el convento al matrimonio, opciones de las mujeres en esta época, desde este lugar desarrollo su obra poética en la cual le acusarían de escribir más de temas mundanos que religiosas. Su celda fue el punto de encuentro con los intelectuales de su tiempo.
Leona Vicario(1789-1842) es un ejemplo de una niña educada en un ambiente de libertad, huérfana a los 17 años, se unió con Andrés Quintana Roo, en la Guerra de Independencia, era informante con mensajes clave de los insurgentes a los cuáles apoyaba con sus bienes personales, apresada y recluida en un convento, se negó a delatar a los implicados en el movimiento (https://www.mexicodesconocido.com.mx/leona-vicario-biografia.html).
Matilde Montoya (1857-1938) en México, primera médico graduada, esto en 1887, educada primero por su madre (ávida lectora), quiso ser maestra a los 14 años pero no la admitieron por su corta edad, luego estudió para ser partera, profesión si permitida, su éxito como partera le costó que la difamaran diciendo que era masona y protestante, finalmente admitida en la escuela de medicina, enfrentó prejuicios, desacuerdos de sus maestros y compañeros, ella abrió el camino para todas las mujeres que después eligieran esta profesión (https://www.gaceta.unam.mx/matilde-montoya-primera-medica-del-pais/).
Antonieta Rivas Mercado (1900-1931) escritora y mecenas, traductora, actriz, ensayista, cronista, apoyó al grupo de Los Contemporáneos, Salvador Novo, Xavier Villaurrutia, Jaime Torres Bodet y José Gorostiza, entre otros, criticó al presidente Plutarco Elías Calles, amiga de Federico García Lorca, ayudó con sus recursos económicos e ideas a José Vasconcelos cuando hizo campaña por la presidencia de la república, decepcionada de la vida y el amor se suicidó en Notre Dame, París con la pistola de Vasconcelos. Su familia y su grupo guardaron silencio de su obra y gran aportación sociocultural por la forma en que murió, les pesó más el qué dirán. Apenas se reivindica a esta mexicana con la publicación de sus obras (https://confabulario.eluniversal.com.mx/antonieta-rivas-mercado/).
Frida Khalo (1907-1957) de niña tuvo poliomelitis lo que causó que tuviera una pierna más corta que la otra, su papá le brindó una amplia educación, tiene un accidente a los 18 años lo que causa fractura en su pelvis y daño en su columna, tiene que cambiar sus intereses de abogada a pintora, se casó con Diego Rivera, ella convirtió el dolor de la prisión de su cuerpo en arte, limitada en su movilidad pero con las manos y la mente libre, es reconocida internacionalmente, en los museos europeos que exhiben muy pocas pinturas de mujeres esta mexicana tiene su espacio.
Rosario Castellanos (1925-1974) precursora de los movimientos de liberación femenina en México, en el contexto de sumisión y obediencia, escribe sobre un arquetipo de la mujer del siglo pasado llena de ataduras, a través de la literatura y de la poesía dio los primeros pasos para que las mujeres soñaran con otras realidades posibles. Fue periodista y diplomática.
La lista de las mexicana es larga, Rosaura Zapata educadora que promovió la educación preescolar, Elvia Carrillo Puerto primera mujer electa diputada, Andrea Cruz Hernández primera piloto, Griselda Álvarez Ponce de León primera gobernadora, Soraya Jiménez es la primera mujer en ganar una medalla de oro en las olimpiadas, Silvia Torres Castilleja, la primera doctora en Astronomía, María Izquierdo pintora que expuso sus obras en NY y el mundo y además sigue creciendo con estas mujeres que están rompiendo el techo de cristal, Olga Cordero, Tatiana Clouthier, Carmen Aristegui, Lidia Cacho entre muchas otras.
Una vez que la fecha del Paro Nacional se aproxima, después se requiere transitar a las propuestas y a la realización de acciones que garanticen los derechos y la seguridad de las mujeres y hombres, de continuar trabajando por el derecho a la educación que será la que nos permita dejar la huella en la historia y así podamos romper el techo de cristal, que ya no se hable del género como determinante de algo, que caminemos hacia la complementariedad. Gracias a todos y todas los que contribuyen con la educación de una mujer, esto impacta en todo el sistema social y en tiempos difíciles recordemos lo que menciona Frida Khalo: “El arte más poderoso de la vida, es hacer del dolor un talismán que cura. Una mariposa renace florecida en fiesta de colores.”

*Doctora en Educación. Jefa de Sector de Educación Preescolar en la SEJ. meipe1gsm@gmail.com

  • Irma
    Responder

    Dra. Grace, magistral artículo, nos hace retomar y considerar la memoria histórica, para continuar haciendo conciencia de los logros que algunas congéneres nos han heredado, muchas veces dejando parte de su vida en ello. Hoy día, Usted con sus ideas y sus palabras, plasmadas en estos escritos hace posible que la mujer sea más visible y que en varios escenarios la volteen a ver, con lo cual se espera la construcción compartida de políticas más equitativas e incluyentes.

  • Marco Romo
    Responder

    Solo quiero opinar en relación a las Secretarias de Estado, no fue por presiones del genero femenino que llegaron, no fue por presiones de partidos como el PAN, PRI, VERDE, MC, etc. que llegaron, no fue por sindicatos como el SNTE, CTM, CROC, CROM etc. que llegaron, no fue por los colegios profesionistas que llegaron, no fue por la sociedad civil que llegaron y no fue por ser las más inteligentes que llegaron; fue por un hombre con muchos defectos, pero con aciertos y esos aciertos hicieron que llegaran esas mujeres.
    Seguro estoy que si AMLO, no hubiera ganado no hubieran llegado tantas mujeres (Con errores y virtudes) profesionales a espacios muy importantes…

  • Leticia Rivera
    Responder

    Hola Grace, un escrito con mucho sentido, que no debería de generar una controversia, más bien un ajuste de igualdad de diferencias, que permita reconocerse a si mismo para poder estar bien con el otro y cuando se habla de estar bien con el otro, es estar bien con el ser humano en todo su esplendor, sin llamarse hombre o mujer.
    El poder encontrar la equidad de género va más allá de pensamientos sublimes con respecto a los errores virtudes del ser humano, consideró importante que, el género masculino no debería distraerse con la falsa idea de que al hablar de reconocer a la mujer como un ser valioso, inteligente con defectos y virtudes como los demás, no se se pretende minimizar o hacer quedar mal al hombre, es hablar de la igualdad de condiciones para que exista el equilibrio del ser humano. Mientras existan pensamientos tan cerrados, para entender el sentido de este tipo de escritos, estaremos muy lejos de mejorar y de que exista en nuestro país cambios, será importante voltear a nuestra familia y ver que en ella hubo, o hay una madre que nos dio la vida y es una mujer, que posiblemente se tengan hermanas y son mujeres, una esposa con la que se formó un matrimonio y es mujer, una hija o hijas, producto de ese matrimonio y es mujer a las cuales se le quiere, se respetan, pero sobre todo esperamos verlas realizadas en todos los aspectos, para que alcancen el éxito.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar