Prioridades y elecciones

 en Graciela Soto

Graciela Soto Martínez*

El mes de junio es la recta final de un ciclo escolar que empezó a distancia, cada escuela plantea el cómo va a apoyar a los alumnos en rezago y a desarrollar los procesos de evaluación, esto a la par que realiza guardias establecidas por la autoridad educativa y la organización del colectivo. Los centros de trabajo, convocados mediante el Acuerdo del 17 de mayo (Jalisco) define cuáles son sus tareas inmediatas y establece las prioridades.
En lo político las prioridades son las elecciones electorales, en las cuales se eligen presidentes municipales, diputados estatales y federales. El entramado que forman los partidos con sus integrantes se extiende cual telaraña o red, todos unidos por la elección con el fin de ganar o de mantenerse en las preferencias sociales.
Hay apresuramiento en los tiempos de la elección, falta de conciencia ante campañas realizadas cuando la pandemia apenas se controla, pero éstos son factores que la pueden volver a detonar, habrá que revisar las prioridades nuevamente, ya que se pone por encima el poder político por encima del bienestar social, tal como lo estudiaba Michael Foucault en las luchas por el poder, y como consecuencia las condiciones reales de su ejercicio y su sostenimiento, ello sigue estando casi oculta. El saber no entra en ello: eso no debe saberse, juegan con la ignorancia y la falta de educación.
En el ciclo 2020-2021 las prioridades de la sociedad y de la educación fueron el cuidado de la salud y la vida, por ello las cuarentenas, el cierre de las escuelas y todo lo que ya conocemos, pero hoy la gente luce descuidada de los protocolos de salud, están tirados a la basura por las campañas electorales, coincide el retorno a la escuela a través de las guardias con la intensificación de las campañas.
En el retorno físico a la escuela las prioridades son de infraestructura, se reconoce el estado entre grisáceo y el descascarado de la pintura con el amarillo seco de las plantas, entre la falta de agua y la nula presencia, el edificio reclama atención, esto en el mejor de los casos. En otros espacios educativos la urgencia son tuberías y cables, puertas y ventanas, éstas son las escuelas vandalizadas, las de las zonas críticas, en esos lugares donde la vulnerabilidad está a flor de piel. Ya existe un presupuesto por parte del Gobierno de Jalisco, las áreas de planeación y de atención a la infraestructura realizan visitas para construir la agenda de restauración. En estos espacios, ofrecer el servicio educativo va a tardar, como lo señaló una colega, lo trabajado por 20 años se destruyó durante este período, reconstruir supone un gran esfuerzo, de esto depende que se vuelvan a abrir las puertas para recibir a los alumnos.
La mayor de las prioridades de los que retornan a las guardias y a atender los grupos de seguimiento son los aprendizajes básicos de los niños y niñas que la pandemia lanzó a la escuela de la calle, a los invisibles de un sistema de educación virtual y a distancia en los que se requiere la tecnología, datos y conectividad, tan necesarios los padres para que sean mediadores y que estén enfocados en la educación de sus hijos, debemos reconocer a los alumnos que quedaron excluidos cuando una o varias de las condiciones faltaron. Hoy la prioridad es traerlos de vuelta al sistema educativo donde el mediador es el maestro, que pregunta cómo te sientes, si has comido, si hiciste la tarea, si le entendiste al enunciado; es también traerlos de vuelta al ambiente social donde los amigos y compañeros coinciden, donde vuelven a estar juntos.
¿Cuáles son las prioridades de los partidos políticos que ahora cierran campañas? A cuál más hace fiesta con eventos musicales masivos, con ciudadanos que salen a divertirse ávidos de momentos de recreación y esparcimiento después de un largo año sin eventos. Se difunden fotos de cierres de campaña donde se perciben grandes cantidades de personas. En estos sitios donde hay aglomeraciones no prevalece ningún criterio de aforo o grupos reducidos. Otros candidatos recorren colonias frenéticamente, se desplazan con agilidad y visten los colores de su partido, mientras más gente mejor, eso es el indicativo de éxito. El voto está en juego y parece que no importa el cuidado ciudadano en el que se teme un rebrote de COVID, el cubrebocas no ha sido invitado a estos mítines y donde no hay autoridad (o hace que no ve) que regule el aforo o la aplicación de protocolos.
Las prioridades de un gobierno estatal en educación son la entrega de paquetes escolares que previsoramente se hace presente en las escuelas, es un despliegue de recursos, de organización y logística entre los municipios y la escuela, el apoyo va directamente a los padres que lo van a resguardar para sus hijos. Curiosamente se entrega previo a las jornadas electorales.
Las prioridades para los partidos políticos es convencer para el logro del voto, en esta última semana previa se intensifican las formas y los medios, la gente duda de su elección y otra se mantiene apática, ante esto se presentan mercenarios del voto que buscan entre los sectores más desfavorecidos social y económicamente de la población para “pedirle su voto” a cambio de un apoyo.
El viejo estilo de las formas políticas eran las entregas de apoyos, las más usuales han sido las despensas, se coloca en una bolsa cierta de cantidad de productos que era entregada a una familia, a un votante, la despensa se entrega de parte de un candidato o de un partido. Las despensas son multifuncionales, ayudan en casos de sismos, temblores, inundaciones, incendios y diversas desgracias naturales o humanas. El contenido del apoyo siempre viene bien en un hogar que renueva sus necesidades básicas cada día.
En los últimos tiempos el apoyo para establecer compromisos es más directo y contundente, la gente quiere dinero y las hienas de los votos han ofrecido algunas pequeñas cantidades por ello, ¡claro!, quieren pruebas antes de entregar el billete, a la persona se le entrega una boleta ya cruzada y ella debe entregar una en blanco, así aseguran el propósito. Este es el engaño más grande cuando se comercia con la necesidad de las personas, cuando se aprovechan de la falta de educación y la inacabada pobreza para realizar una estafa.
Otro método para conseguir el voto es crear cortinas de humo donde se hacen afirmaciones sobre los partidos y los candidatos, se siembra la desconfianza esperando sea una semilla que germine dudas de las razones y elecciones. Ante esto, lo mejor son los hechos, lo tangible que cada estado y municipio tiene, las luchas históricas que se trata de erradicar, los hechos son los que nos devuelven a las realidades de lo que cada emblema partidista representa. Ahora es el momento de priorizar y elegir de la forma más responsable.
La educación como prioridad, la educación para una democracia que se tambalea por la falta de opciones reales entre los candidatos, su historia no convence, detrás de ellos hay ambiciones y otros intereses que hacen dudar de a quién se le entrega el poder de decidir en un municipio o en una cámara. Hay que valorar el camino que como país hemos recorrido, por ello la prioridad es educación para un mejor poder político, educación para poder proponer candidatos calificados para dirigir, educación para remover de su puesto a los farsantes, educación para ser mejores ciudadanos que no se vendan, para elegir con conciencia social y para participar en el nuevo gobierno con voz y voto en las nuevas iniciativas.

*Doctora en Educación. Jefa de Sector de Educación Preescolar en la SEJ. grace-soto@supervisores.sej.gob.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar