Los próximos congresos del SNTE: el cambio en las reglas y la tendencia de seguir igual

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

Con la inminencia de los relevos en las dirigencias sindicales en las secciones del SNTE, (la 47 que agrupa a trabajadores estatales y la 16 que aglutina los federalizados), podemos darnos cuenta qué tan antidemocráticos venía siendo su estilo de gestión sindical.
Se espera en estos días las convocatorias para cambios en las dirigencias sindicales. Por un lado, su contenido tendrá nuevos cláusulas y un estilo diferente al que se acostumbraba, la elección a través de un congreso con delegados “electos” en asamblea delegacionales ya no operará mas. Ahora se trata de que las planillas contiendan y ganen los votos de la elección, directa, secreta, universal, libre y transparente de los miles trabajadores de la educación. Según la experiencia de otros estados, el árbitro ya no será el propio SNTE sino el INE, a partir de la instalación de casillas electrónicas distribuidas en escuelas y zonas que abarquen todo el territorio estatal.
Bajo este escenario el relevo en las dirigencias sindicales ha generado tres grandes componentes del nuevo escenario político–sindical:

a) Comienzan a darse destapes, reuniones, desayunos, comidas de adhesión en torno a candidatos.
b) Algunos aspirantes a la secretaría general tratan de leer y de entender el contenido y las implicaciones del nuevo estatuto.
c) La tendencia es hacer alianzas, sumar fuerzas, convencer, sumar a partir de hacer trabajo de base.

Bajo este nuevo escenario, ya no será posible que los lideres o dirigentes morales decidan por la gran mayoría de trabajadores de la educación, pero tampoco se tiene las garantía de que gane el famoso candidato de Unidad.
El nuevo estatuto abre fisuras a la sorpresa, y permite coyunturalmente que gane alguien al que no se le esperaba. Aquellas y aquellos dirigentes que fueron desplazados en el pasado hoy pueden dar la sorpresa, además, se percibe una especie de hartazgo a los líderes históricos. La Sección 47 que en otro tiempo fue más monolítica, llegó a tener lideres morales que decidían por todos. Hoy todo ello se ha terminado, hoy el nuevo estatuto que da cuenta de cómo se elige al comité ejecutivo seccional (incluso el nacional), abre muchas posibilidades para el juego democrático.
El escenario abre posibilidades para un avance democrático en el SNTE (ahora no se sabe de qué manera se instrumentará el fraude electoral), lo que sí se sabe, es que muchos dirigentes del SNTE están nerviosos, estamos a pocos días de este nuevo experimento de relevo sindical.
La actual coyuntura abre posibilidades para el avance de las fuerzas y las expresiones del movimiento democrático, se trata de aprender a leer, lo que se pone en juego en este momento. Junto con lo anterior, también los oportunistas y los arribistas tratan de acertar quién va a quedar, o a quien ponerle la veladora sindical para quedar dentro del comité ejecutivo.
Esperemos que en estos días se publique la convocatoria para el relevo sindical y esperemos también, que tengamos buenos candidatos, la democracia se acerca al SNTE y la vieja in-cultura sindical de imponer personajes, hacer grupos y acordar de espaldas a la base magisterial trabajadora pronto terminará.
El magisterio de Jalisco merece un sindicato plural y democrático, pronto sabremos qué es lo que va a pasar.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. safimel04@gmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar