Los culpables del estrés laboral: NOM 035

 en Graciela Soto

Graciela Soto Martínez*

El estrés es un síntoma del cuerpo para manifestar sentimientos y emociones que son internas, puede estar provocado por factores externos de diversa naturaleza con los que hay dificultad de un manejo positivo del mismo. La sociedad es contradictoria con los mensajes que envía, por una parte es invitador a una vida mejor, en la que se pueden aspirar diversos satisfactores, de mejores viviendas, automóviles, ropa y viajes, entre otros, a los que cada uno aspira de manera genuina pero, por otro lado, los salarios y los costos se elevan, el desbalance en la sociedad de consumo causa desequilibrio que le impacta en su interior, se vive estresado por trabajar más, lo que trae como consecuencia vivir menos.
Son los factores de riesgo psicosocial los que hay detectar para poderlos prevenir, dentro de la norma se define que son lo que provocan trastornos de ansiedad, estrés grave derivado de la naturaleza de las funciones del puesto de trabajo, el tipo de jornada y la exposición a acontecimientos traumáticos severos o a actos de violencia laboral al trabajador, por la tarea que realiza, las cargas de trabajo cuando exceden la capacidad; la falta de control, las jornadas superiores a las previstas en la Ley Federal del Trabajo, interferencia en la relación trabajo-familia, el liderazgo negativo y relaciones negativas.
La norma entra en vigor el 23 de octubre de 2019, un año después de su aprobación, en el tiempo transcurrido se han establecido y capacitado los que estarán involucrados en su aplicación. El tamaño del centro de trabajo influye en las obligaciones que se tienen, hasta 15 trabadores les competen unas acciones, de 15 hasta 50 trabajadores se amplían las condiciones a cumplir, y arriba de 50 aumentan las tareas que deben cuidar.
Una primera tarea es conocer la nueva obligación que pretende proteger las personas de los abusos conscientes o inconscientes que puedan estar ocurriendo en el trabajo, este es un comienzo, el conocimiento porque la ignorancia no nos exime de que esta norma pueda ser aplicada en nuestro entorno.
Esta norma reconoce que la organización o institución es un factor que afecta la salud mental y emocional de las personas, que sus dinámicas pueden ser nocivas o tóxicas, causando algún daño mayor, interfiriendo en la vida familiar, provocando trastornos como ansiedad o estrés grave que pueda desencadenar otras enfermedades físicas o mentales. Cada uno de estos conceptos viene definido así se puede distinguir a que se refiere los aspectos claves, por ejemplo: “interferencia en la relación trabajo-familia. es decir, cuando de manera constante se tienen que atender responsabilidades laborales durante el tiempo dedicado a la vida familiar y personal”, violencia laboral se entiende como acoso, acoso psicológico, hostigamiento y malos tratos. La norma tiene función regulatoria además de sancionatoria cuyo incumplimiento deriva en multas cuantiosas.
De las obligaciones que señala esta norma para los responsables de los centros de trabajo en general es promover una cultura de prevención de los factores psicosociales de riesgo, de violencia laboral y promoción de un entorno organizacional favorable, lo anterior no con muestras de buena voluntad, se señala el “establecer por escrito, implantar, mantener y difundir”. Otro aspecto es el brindar capacitación sobre estos temas y señalar mecanismos de recepción de quejas.
Por su parte, a los trabajadores la norma les solicita atender las políticas de prevención y colaborar con el entorno organizacional favorable y prevenir actos de violencia laboral, Informar sobre prácticas opuestas al entorno organizacional favorable y denunciar actos de violencia, además someterse exámenes médicos y evaluaciones psicológicas que determinan la presente norma con profesionales de la salud.
Un punto que hay que tener presente es que en las relaciones sociales a menudo somos víctimas y victimarios, hacemos padecer a compañeros con nuestras formas de relación y a su vez en la jerarquía otros están desarrollando ambientes laborales negativos sobre nosotros, tener presente que existen factores de la personalidad que influyen en el manejo de situaciones, así, algunos podrán lidiar con la carga de trabajo y otros más sentirán que es excesiva y que no pueden con ella. Habrá que diferenciar cuando es violencia laboral o riesgo psicosocial o bien mal manejo personal de las emociones, además, buscar las causas que están detonando los factores de riesgo o la violencia laboral, estudiar las biografías ayudará a comprender los fenómenos para encontrar los mejores caminos de solución.
Como parte de las situaciones graves está la situación reciente que se difundió a través de las redes del caso de una supervisora en Coahuila, que exige documentación a una docente que no ha cumplido, lo hace de mala forma con gritos y amenazas, ante sus alumnos y en el aula, la docente pide atender el asunto después pero no es escuchada, se le sube la presión arterial causándole un infarto fulminante y falleciendo un día después. Son sus compañeras y maestros de otras instituciones los que hacen la denuncia. Esto es publicado por el periódico el Sol de Coahuila el jueves 3 de octubre de 2019. (https://web.facebook.com/permalink.php?id=335979760514207&story_fbid=50394986371719&_rdc=1&_rdr). Lamentable y doloroso hecho que pone de manifiesto que en educación se da la violencia laboral y que muchos ambientes están sumamente dañados, que hay que hacer un alto para revalorar las condiciones y poner el orden social en cada centro de trabajo. La pasada reforma educativa fue una forma explícita de ejercer violencia para los trabajadores de la educación.
Para el caso de la Secretaría de Educación Pública y la Secretaría de Educación Jalisco aún no se han difundido los mecanismos bajo los cuáles se va aplicar la presente norma, que como el documento lo señala es de carácter nacional.
Aparte de avanzar en el cumplimiento de esta norma, hay muchas tareas pendientes en el tema socioemocional, tenemos que irnos preparando para convivir de manera más sana, dado que nuestro trabajo es otro espacio donde dejamos nuestra esencia donde transcurre parte de nuestra vida, por ello, hay que fortalecer el vínculo humano, recordar que tenemos que estar bien, que la salud es un imperativo, salud física y mental.
Como parte de los liderazgos académicos y pedagógicos se necesitan estos ambientes laborales favorables, en donde todos seamos reconocidos y respetados, en el cual se fijan los límites en las actuaciones, con valores presentes, con mecanismos de diálogo para atender conflictos, con capacitaciones que vean hacia el interior de las personas, que no sabemos por lo que están pasando, y que es un área que se ha descuidado en esta incesante lucha por el tener y se olvida del ser.
La norma completa para su análisis y estudio se puede consultar en: http://dof.gob.mx/nota_detalle.php?codigo=5541828&fecha=23/10/2018

*Doctora en Educación. Jefa de Sector de Educación Preescolar en la SEJ. grace-soto@supervisores.sej.gob.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar