La Universidad Pedagógica Nacional y las identidades institucionales

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

En el marco de los 40 años de existencia de la UPN en Jalisco y en todo el país, se recuerda y se rescata una mística especial de trabajo académico. Destacan en este recuento, la estructura estatal que se construyó y que sirvió para atender a docentes en servicio de distintas regiones y municipios como Jocotepec, La Barca, Zacoalco de Torres, Ameca, Lagos de Moreno, Etzatlán, Atotonilco, Mascota, Unión de Tula, Talpa, Puerto Vallarta, etcétera, con la finalidad de nivelarnos en las distintas licenciaturas diseñadas ex profeso, la LEB 79, la LEPEP 85 y al final la LE 94.
A partir de la falta de demanda de docentes en servicio, la UPN se vio obligada a diversificar la oferta académica, de esta manera, diseñó la Licenciatura en Intervención Educativa la cual arrancó a partir del año 2002. Esta licenciatura tiende a formar a un educador o educadora, los cuales son capaces de incursionar en ámbitos de intervención que están afuera del espacio escolar. Y, es a partir del año pasado, que se abrió en nuestro estado la licenciatura en Pedagogía. Junto con la oferta de las licenciaturas también ha incursionado en el posgrado con el diseño y puesta en operación de programas de Maestría, Especialidad y Doctorado.
Los 40 años le están exigiendo a la UPN el relevo generacional, sin embargo, dicho relevo está siendo abrupto y accidentado. La mística y el compromiso en el desempeño profesional comienzan a desdibujarse, ahora aparecen modelos y estilos académicos burocráticos, basados en el chambismo y la simulación.
Por un lado han cambiado las reglas y la regulación laboral (ha quedado varado el proceso de recategorización para las y los académicos de base que no han concluido su carrera académica, desde hace más de 10 años no ha habido en nuestra entidad convocatorias para de Concurso de Oposición con la intención de basificar las plazas académicas, las cuales se ejercen por contrato temporal limitado y tampoco se hace público la presupuestación que sirve como apoyo financiero para sacar adelante la oferta académica y los proyectos de desarrollo institucional de la UPN en Jalisco.
El escenario que está por venir le exige a la UPN que recupere sus fundamentos y que regrese la atención a los docentes en servicio con una nueva propuesta formativa, pero con la misma mística que la ha caracterizado.
Para todos aquellos y aquellas que desde hace más de 15, 20 o más años, aprendimos a “ponernos la camiseta de la UPN”, es decir, a asumir con seriedad y con compromiso la identidad en la incorporación a esta casa de estudios, lo cual ha sido un honor.
En la actualidad las identidades construidas en 40 años tienden a reconfigurarse, se le ha dado lugar a la burocratización del trabajo académico, al oportunismo disfrazado de academia, a la politización de las propuestas formativas. Como muchas cosas, en México el escenario es incierto, algunos hablan de refundación, ¿para qué refundar aquello que estuvo bien fundado? Más bien yo hablaría de reestructuración total del estatuto institucional de la Universidad. Sobre todo comenzar en cambiar la relación asimétrica entre la Unidad Ajusco y el sistema de Unidades en el país.
¿Quién tiene la autoridad moral y académica de sacar adelante un proyecto ambicioso para nuestro Estado, que, además, tenga consenso y legitimidad entre los cuerpos académicas y la comunidad universitaria, que esté actualizado y sea sensible a las nuevas tendencias y las exigencias institucionales?, como decían los viejos políticos: me parece que la caballada esta flaca.
La distinción que construyó la UPN para sí y para la comunidad educativa en Jalisco, hoy está fuertemente amenazada a partir del relevo generacional. Dicho relevo es necesario e inevitable, pero, ¿cómo hacerle para garantizar la continuidad de la identidad de una institución pionera en las innovaciones y generación de propuestas pedagógicas de avanzada?

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Comentarios
  • Víctor Ponce
    Responder

    Por qué no organizan encuentros organizados. Tú, Miguel Pérez eres una persona creíble, inteligente y con liderazgo

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar