La SEJ y la urgente necesidad de emprender un ejercicio de reingeniería institucional

 en Andrea Ramírez

Andrea Ramírez Barajas*

Con el tiempo que ha pasado desde el día de la toma de posesión ya contamos con elementos suficientes para emitir juicios y adelantar proyecciones de lo que podrá pasar en educación como parte de la esfera pública.
Resulta que anticipábamos algunos colaboradores de este portal, que el gobierno de Enrique Alfaro sería más honorable, parece que no es así, parece que Enrique Alfaro quiere seguir los pasos e imitar las lecciones de corrupción que le han dejado los antecesores.
En el seno de la SEJ no se cuenta con un equipo de trabajo que actúa en la perspectiva del cumplimiento de un proyecto común. El titular de la dependencia, Juan Carlos Flores Miramontes, prácticamente es un ajeno al sistema, llega sin grupo y sin proyecto (¿por qué lo han puesto ahí?), el verdadero secretario se llama Baldemar Abril, un personaje gris, que organizaba las pachangas y los eventos en tiempos de Juan Alcalá, aquel cacique del SNTE de triste historia, Baldemar tiene muchas relaciones con la vieja guardia magisterial, lo ven bien en la Sección 47 del SNTE y fue promotor y directivo de la Universidad Santander, escuela patito que se instaló en Guadalajara de muy dudosa capacidad y solvencia académica pero, que se encargaba de cobrar muy bien la venta de diplomas y títulos de cursos, diplomados, licenciatura, maestría y doctorado. Baldemar estuvo al frente de Santander y gran parte de la estructura de colaboradores la lleva a la SEJ, en algunas dependencias para replicar a favor de Alfaro este estilo de hacer de la educación un negocio rentable a favor de unos pocos.
En otro lado, está otro personaje llamado Pedro Díaz Arias, también un viejo conocido en la SEJ, ya ha estado en diversos momentos y en varias instancias despachando y despachándose de los beneficios de servir-se del sistema. Pedro Díaz se encarga de los asuntos de educación básica y, desde ahí, también a partir de lealtades y amiguismos coordina la dependencia. Existen otras instancias menores como la Coordinación de asesores al servicio del Secretario, ¿de qué grupo son o a quién sirven con su trabajo?
Con lo anterior se puede esquematizar que la SEJ del gobierno de Enrique Alfaro no pretende mejorar las cosas, muy por el contrario, en rubros como la Formación docente (está retrocediendo).
Por lo tanto, a partir de lo antes dicho, se requiere y se justifica un profundo ejercicio de reingeniería institucional para poner orden primero y darle sentido a un proyecto sexenal que aun no existe.
A la reingeniería institucional se le concibe como el ejercicio de clarificar los objetivos institucionales, optimizar recursos y validar los liderazgos con los que se cuenta. Se le concibe también, como una serie de ejercicios de cambio y reestructuración en el terreno de la comunicación y la organización de una dependencia determinada (en este caso en la SEJ), con la finalidad de simplificar los procesos, mejorar las relaciones e incrementar la calidad de lo que dicha institución produce.
En la SEJ comienzan a presentarse problemas de comunicación entre las instancias que la integran, de ahí la necesidad de la reingeniería. Enrique Alfaro está muy a tiempo de corregir y rectificar, de lo contrario muy pronto estaremos haciendo un recuento de saldos y pérdidas como ha sido el caso reciente del gobierno de Aristóteles Sandoval y las herencias de Francisco Ayón.

*Doctora en educación y consultora independiente. andrearamirez1970@hotmail.com

  • Manolo
    Responder

    No solo está resultando un figurín de adorno. Despidieron a la coordinadora de educación media superior por aponerse a la desaparición de Instituto de la Mujer local. Esta sigue siendo tierra de apaches

  • Laura
    Responder

    Obvio. En unos meses anunciaran la renuncia de Juan Carlos Flores y subirá para hacer la tarea a su patrón. Así como Ayon.

  • Agustín González
    Responder

    Me gustaría dar a conocer en la revista un caso en el que con evidencia puedo demostrar que hubo manipulación y se benefició a grupos cercanos al SNTE y a Ayón en los concursos de oposición del SPD durante la administración anterior. Saludos

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar