La interdisciplina como camino formativo docente

 en Marco Antonio González

Marco Antonio González Villa*

Existe una tendencia en diferentes niveles educativos, como en el nivel Medio Superior, por realizar proyectos trans o interdisciplinarios, con la finalidad de que las y los estudiantes pueden tener este aspecto formativo, con el ejemplo, del trabajo colaborativo, pero también con la idea que pueda adquirir y desarrollar una forma integral de mirar y abordar un mismo fenómeno o problema, desde diferentes lugares y disciplinas.
Pensar la educación de esta manera pareciera ser un acierto, sin embargo, hay elementos que permiten señalar que no necesariamente podrán cumplirse los objetivos pensados inicialmente. ¿Por qué?, la respuesta es simple, cada docente termina brindando una versión y abordaje desde su disciplina, con una limitación de tender o construir puentes con otras disciplinas, por lo que termina siendo un trabajo evaluado y con criterios propios de cada materia.
Por tal situación, considero conveniente que, en el proceso de formación continua de todo y toda docente, la adquisición de un posgrado en otra disciplina distinta a la propia permite, casi de manera automática, una visión integral no sólo del proceso educativo, sino también de la forma de entender y explicar los fenómenos que en ese proceso se presentan.
Pienso en dos disciplinas, íntimas y cercanas al campo de lo educativo, hablo de la Psicología y la Pedagogía, que permitirán ampliar y considerar mi propuesta. Con relación a la Psicología, pienso en tres de las grandes figuras de la disciplina que, originalmente, provinieron de otros campos formativos: Freud venía de la Medicina, Piaget tenía una sólida educación en Biología, Vygotski estudiaba Medicina y Derecho y luego dio el salto al campo Psi, lo cual les permitió tener una visión más completa en el estudio de su campo. Con relación a la Pedagogía, puede resultar una obviedad, pero muchos de los teóricos que empezaron a configurar su campo de acción venían de la Filosofía, la Sociología o la Psicología. Esta situación de estar formado y enfocado desde dos disciplinas, o más, distintas les permitió construir nuevas teorías y tender puentes que les permitieron tener reconocimiento y un corpus de saberes con mayor validez y solidez.
Mantener una formación continua dentro de un mismo campo disciplinar profesional, siendo parte activa del campo educativo en lo laboral, pudiera ser una limitante que acota y ciñe la mirada a formas específicas de mirar y trabajar el aula y el proceso educativo. Salir de un campo y entrar a otro, permite visibilizar aquello que se escapa dentro de la red de conocimientos tejidos por una sola disciplina, mirándolos desde otro lugar, pero en primera persona con dos versiones distintas, pero a la vez complementarias. La riqueza formativa y práctica podría ser mayor entonces; obviamente es sólo una propuesta, pero definitivamente le daría un sentido y enfoque distinto a todo proyecto inter y transdisciplinario en las escuelas ¿o no?

*Maestro en Educación. Profesor de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala. antonio.gonzalez@ired.unam.mx

Comentarios
  • José Alejandro Lorenzo Carrera
    Responder

    Excelente percepción en ese profesionalismo el docente se encajona en un área específica del conocimiento el cuál no le permite inhobar ni ir más allá.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar