La FIL Guadalajara ¿intereses ocultos? Dos versiones

 en Marco Antonio González

Marco Antonio González Villa*

Hablar sobre ferias del libro siempre será estimulante dado que deberían, socialmente, ser consideradas un logro, ya que implica que sigue habiendo personas dedicadas a plasmar ideas, posturas y/o conocimientos, pero, sobre todo, que sigue habiendo editoriales dispuestas a seguir produciendo y reproduciendo obras que trascienden una época al quedar grabadas letras que formarán parte del legado de una generación; en este sentido, la FIL de Guadalajara ha logrado un éxito y reconocimiento, allende nuestras fronteras, en los años en los que se ha llevado a cabo. Como toda feria, hay un amplio abanico de posibilidades en cuanto a la oferta que hay para los asistentes, siendo una vitrina para muchos escritores, literatura, o académicos, ciencia, que presentan sus creaciones dispuestas a satisfacer los gustos o intereses de sus lectores potenciales; obviamente muchas Universidades encuentran, en este tipo de ferias, un espacio de difusión para mostrar sus producciones. Esto es lo común a las ferias de esta magnitud. Sin embargo, el actual presidente, nuevamente, ha señalado que la FIL Guadalajara ha tenido el objetivo de atacar, de golpear a su gobierno y su proyecto. Las críticas a su comentario al igual que los discursos de defensa a la FIL, como era de esperarse, no se han hecho esperar, así como también ha habido quienes han dado validez su comentario. Sin un afán de defender o contraargumentar, hay evidencias claras para poder decir, sin que esto sea una falta de compromiso o miedo a elegir una postura, que ambas partes tienen la razón. Por un lado, históricamente siempre ha habido autores que a través de sus libros han ofrecido críticas al gobierno vigente, apoyándose en teorías, argumentos, proyecciones o diferentes tipos de análisis estadísticos, económicos, entre otros, para señalar las fallas y pocos resultados que ha ofrecido un proyecto de gobierno. No es algo privativo de este sexenio, siempre han estado presentes este tipo de lecturas. Esto sería un punto a favor de la FIL. Pero, por otro lado, cuando uno checa la lista de patrocinadores de la FIL, es imposible no advertir a diferentes opositores del mandatario, como el gobernador de Jalisco o medios de comunicación, lo cual no tendría que ser signo de cuestionamiento directo, pero es un hecho que le dieron más difusión, micrófonos y reflectores a quienes tenían una postura crítica ante las políticas y forma de actuar del actual gobierno. Esto podría ser un punto para el presidente. Así que técnicamente estaríamos hablando de un empate en donde ambas partes tienen razón, lo que pone de relieve, como siempre ha sido, que cada historia tiene por lo menos dos versiones; curiosamente, las dos tienen algo veraz en su ¿por cuál votas?

*Doctor en Educación. Profesor de la Facultad de Estudios Superiores Iztacala. antonio.gonzalez@ired.unam.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar