La fiesta de la SEJ y la clausura del ciclo escolar 2018-2019

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

Nuevamente el gobierno de Jalisco vuelve a presentar con bombos y platillos su Nuevo Modelo Educativo, mismo que el pasado febrero (con Escuelas para la vida) y en plena campaña electoral del ahora gobernador, Enrique Alfaro, fue propuesto. En esencia no mostraron nada nuevo a lo que ya habían dicho, la razón principal es porque aun no se redactan las leyes secundarias de las modificaciones a los artículos 3, 31 y 73 de la constitución mexicana y, por lo tanto, están a la espera de ellas para construir el proyecto educativo definitivo.
El pasado sábado fueron presentadas seis Líneas estratégicas:

• Programa de escuela para la vida.
• Comunidades de aprendizaje para la vida.
• Programa de inversión multianual de infraestructura educativa.
• Dignificación de los profesionales de la educación.
• Reingeniería administrativa.
• Vinculación y articulación.

De igual manera, en abril de 2018, durante la campaña electoral plantearon seis ejes:

• Revalorar y dignificar el papel del docente: Evaluar sin linchamiento.
• Reingeniería y simplificación educativa: Jalisco sí va por una auténtica reforma educativa.
• Niños y jóvenes al centro: Educación para la vida.
• Comunidades autónomas: Infraestructura y equipamiento óptimos para contar con “escuelas eficaces” y de calidad.
• Sistema de universidades en Jalisco: Todo alumno que quiera estar en la universidad será apoyado.
• Educación para una economía basada en el conocimiento: Jalisco, centro de la investigación mundial para la innovación.

Llama la atención que al llamado del gobernador Alfaro se presentaron todos los sujetos, instituciones, organismos y demás interesados en el tema educativo que son o quieren ser parte de las ideas educativas del gobierno de Jalisco, no por algo él mismo mencionó que en la estructura del Modelo participaron universidades, académicos, organizaciones civiles, cúpulas empresariales y el Sistema de Educación Media Superior.
Las opiniones de rectores, empresarios y políticos derrochan loas y aplausos a la propuesta educativa de Jalisco y, por supuesto, cero críticas. Sin embargo, y para los que sólo ven por encimita los procesos educativos y/o desconocen realmente lo que sucede en las aulas, es bastante criticable lo planteado en la cuarta línea estratégica (Dignificación de los profesionales de la educación) que presenten como una gran innovación la contratación de Google for Education para capacitar a 1100 profesores.
Estas autoridades, al igual que las anteriores vuelven a apostarle a la digitalización como la gran estrategia que sacará de la crisis a la educación pública y pondrá a los maestros a la vanguardia educativa, una idea por demás falsa, porque sabemos de sobra que uno de los problemas centrales de la enseñanza escolar a través de los medios digitales es la práctica y uso que hacen los usuarios de estos aparatos maravillosos.
El pasado 5 de junio en el foro “La Reforma educativa y La Educación Superior”, realizado en el ITESO, donde participó el secretario de educación Juan Carlos Flores Miramontes, resaltó la participación de uno de los panelistas, Miguel Bazdresch Parada, quien hizo una propuesta magistral sobre los procesos pedagógicos de la educación digital y, al parecer su intervención pasó desapercibida ya que, pesa más lo que diga uno de los responsables de Google for Education, DanielCleffi, cuyo objetivo básicamente es vender servicios y, de ninguna manera procesos educativos viables para las escuelas que actualmente tenemos, con los servicios que se compre a Google, palabras más palabras menos es sólo enchular el auto sin cambiar la máquina.
De igual manera, el pasado lunes terminamos el último ciclo escolar de las políticas educativas del gobierno de Enrique Peña Nieto, lo cual demostró algo que ya sabíamos: las ideas educativas en Mexico nunca duran más de un sexenio, es por ello que el Nuevo Modelo Educativo propuesto por Alfaro con cara al 2040 no será posible que dure más tiempo que su periodo de gobierno, el cual terminará en 2024, cosa similar sucederá con la propuesta federal, las razones de ello es porque son ideas emanadas de un proyecto político que muchas de las veces desconocen las lógicas con que se mueven los procesos educativos, de lo cual, los que realmente sufren y gozan de ello son los profesores y que, por desgracia, las políticas educativas no alcanzan a tocarlos ni con el pétalo de una rosa.
Vayámonos de vacaciones en este receso escolar y tomemos fuerza suficiente para ver lo que nos depara con la Escuela Nueva Mexicana y la Educación para la vida allá por agosto y lo que resta para el ciclo escolar 2019-2020.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar