La activación del botón rojo y el autoritarismo gubernamental

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

Desde hace un par de semanas y a partir del anuncio del gobernador se ha activado el botón rojo en el estado de Jalisco. Esto se traduce en que se restringen diversas actividades económicas y sociales, sobre todo el fin de cada semana (sábado y domingo), se cierran mercados, plazas comerciales, comercios, negocios diversos y entre semana los restaurantes y cafés cierran a las 7 de la noche y es sólo pedidos para llevar.
En un mensaje dirigido a la ciudadanía exageradamente contradictorio; en donde, por un lado, se habla muy bien del estado y de que los indicadores han mejorado en el comparativo nacional pero, por el otro, critica a la ciudadanía o nos critica a todos (sobre todo a las y los jóvenes) que no hemos estado a la altura de las circunstancias, de que hemos preferido la fiesta, la pachanga, etcétera.
Estos tres elementos dan cuenta de que:

a) Las medidas autoritarias que se toman sin consultar a nadie (supuestamente a una mesa técnica) que es una extensión de su misma lógica, dan cuenta de un abuso de poder del mandatario estatal al extralimitarse en sus atribuciones.
b) Se habla en abstracto del estado para aprovechar una vez más y hacer críticas al gobierno federal y presumir que en Jalisco, las decisiones que se han tomado son las correctas.
c) Ponerse por encima de todo y de todos y de criticar el estilo de vida que aquí llevamos. El “irse a la pachanga”, no sólo es una postura irresponsable por parte del mandatario, sino también se distancia y se confronta con la ciudadanía.

Estos tres elementos sencillos y a la vez complejos, que están ahí en la esencia misma del gobernador y que tenemos aquí, dan cuenta de que el mandatario estatal tiene una personalidad psicopática, a través de la cual se siente con autoridad para colocarse por encima de todos y todas, para decidir por nosotros y en nuestro nombre e imponer una serie de medidas y disposiciones (de todo lo que no hemos sido responsables).
Los mexicanos en general y los jaliscienses en particular somos así debido a que hemos sedimentado un largo proceso que articula costumbres, tradiciones y un tejido social que se ha engarzado para dar cuenta de lo que somos ahora. Las cosas buenas y malas que tenemos son nuestras, pero, aun en todo ello, ningún gobernante puede con todo el descaro abusar de su poder que representa y colocarse por encima de la ciudadanía y pisotearla.
Desde abajo y de manera consciente, sobre todo los sectores más avanzados de la sociedad, aquellos y aquellas personas que han entendido que este gobierno no es representativo de la defensa de sus derechos, de sus causas y de los intereses de la clase trabajadora, se ha generado una voz colectiva con contenido contrario a la del gobernante.
En términos educativos, la formación cívica y ética, la convivencia, los valores y el proceso de ciudadanización da cuenta de que ésta viene siendo una asignatura distanciada del reclamo social y de las necesidades de los sectores más desfavorecidos. La activación del botón rojo sólo ha servido para perjudicar a los perjudicados, para afectar a los afectados y para desplazar a los desplazados de la política pública. Junto a ello, las pocas voces de protesta han quedado aisladas o pulverizadas por la falta de organización y de claridad sobre lo que se juega en el fondo de la actual disputa política.
Los educadores y educadoras tenemos una tarea pendiente en este momento, para garantizar que los sujetos construyan desde la escuela otra verdad distinta a la propagandizada de manera irresponsable por el gobierno local. Este tema del botón rojo sirve para que en las escuelas de todos los niveles (aun en la atención virtual) se realicen diálogos, debates e intercambio y circulación de ideas; en donde los sujetos se planteen preguntas y se construya una postura alternativa a la que el gobierno ha impuesto. Una propuesta desde abajo, plural y colectiva, justo lo que le hace falta a las decisiones del gobierno de Jalisco.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar