El profesor: mediador cultural

 en Carlos Arturo

Carlos Arturo Espadas Interián*

Cuando alguien habla del constructivismo, en sus distintas orientaciones, generalmente lo hace desde: aprendizajes significativos, profesor como guía, recuperación de aprendizajes previos y varios conceptos que actualmente resultan muy familiares.
La familiaridad implica conocimiento de los conceptos, sin embargo, dentro de los discursos, al remitirse a ellos, no siempre se hace desde los significados teóricos que lo soportan, de ahí que deriven en posiciones doctrinarias o discursos sin fundamento teórico-conceptual y en ocasiones epistémico.
Hay un concepto que, a diferencia de los mencionados, pasa generalmente desapercibido por algunos maestros: la mediación. Cuando se nombra al profesor como guía, se podría considerar implícita la mediación, sin embargo, no necesariamente sucede así.
El concepto mediación, por sí mismo entraña elementos que pueden pasar desapercibidos y que resultan densos. Si aunamos el aspecto cultural al concepto, tendremos un concepto que se complejiza: mediación cultural.
El concepto compuesto: mediación cultural, como elemento insoslayable de la función docente, resignifica la función profesoral y le otorga un papel fundamental en los procesos civilizatorios, de la cultura humana y a la par, de forma conjunta, resignifica lo que podríamos entender por docente.
Es decir, en una época en la que se emplean los conceptos, como imágenes recurrentes de sentido común, en los discursos educativos, quitándoles con ello el sustento que permite separar un modelo educativo de otro; donde los discursos se vuelven producto de un proceso que pareciera doctrinario, tenemos conceptos que simplemente se olvidan.
Este olvido pudiera hacernos recurrir a la imagen del olvido selectivo, pues curiosamente son los conceptos centrales sobre los que se puede reconstruir la práctica docente para que adquiera nuevos significados, los que se olvidan. Obligadamente surge una pregunta ¿hasta dónde se desviste al profesor de la riqueza e importancia fundamental que únicamente él tiene dentro del constructivismo?
La mediación cultural, significa para el profesor, ser poseedor de una cultura sólida, de una formación desde la Ciencia de la Educación que le permita comprender los fenómenos educativos, contenidos educativos –conceptuales, procedimentales y actitudinales–, desde sentidos únicos que cobran sentido propio dentro del campo de la educación.
Significa ayudar a los estudiantes para apropiarse de la cultura desde referentes dinámicos que involucran las configuraciones sociales e individuales, históricas, económicas y teórico-conceptuales, entre otras.
Es recuperar la importancia de la figura docente, no para transmitir, sino para resignificar a partir de la colaboración para la comprensión específica que cada uno de los estudiantes hace y donde se materializa lo social-individual; y los resultados pueden llevar a la reconstrucción de los distintos ámbitos y dimensiones donde existen nuestros estudiantes, escuelas y nosotros mismos.

**Profesor–investigador de la Universidad Pedagógica Nacional Unidad 113 de León, Gto. cespadas1812@gmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar