El Día del Maestro, 100 años después

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

A iniciativa del Benito Ramírez García y Enrique Viesca Lobatón (aspirantes a una curul) es aprobado por el Congreso de la Unión el día 27 de septiembre de 1917 la celebración del día del maestro, esto se hizo por primera vez el 15 de mayo de 1918 y desde entonces han pasado 100 años de celebrarlo año con año, en este día por lo regular se anuncian cosas importantes para los maestros, principalmente el aumento a su salario, así como la entrega de medallas, diplomas y gratificaciones a quienes cumplieron 30, 40, 50 o más años en el servicio educativo.
Ha habido años buenos, regulares y malos para la celebración, al principio solo participaban autoridades educativas con profesores de manera directa, después lo hicieron con presencia de los grupos representativos, sobre todo al crearse las primeras agrupaciones magisteriales con diversas facetas, la mayoría apegadas a la defensa del trabajo y de la profesión. A partir de 1943 y con apoyo de la CTM nace lo que actualmente conocemos como SNTE y desde entonces es el intermediario entre la SEP y los maestros en la celebración.
¡Qué no se dice de los maestros en su día de festejos!, todo es bondad, sobrevaloración y reconocimiento al trabajo que realizan día a día. Sin embargo, nunca serán suficientes las palabras y los discursos que se escriben y pronuncian para señalar y reconocer todo el esfuerzo y sacrificio por los niños y jóvenes que asisten a las escuelas, mucho menos será suficiente el presupuesto destinado a pagarles quincena a quincena su salario por la función, no por algo son los de menor salario entre los países de la OCDE.
2018, a pesar de haber celebrado el primer centenario del festejo del Día del Maestro, los discursos y el festejo fueron opacados por las acusaciones de los candidatos a la presidencia al apoyar o estar en contra de la reforma educativa, además de poner las cartas sobre la mesa para que el SNTE se incline y apoye (como lo ha hecho desde su promulgación) por la reforma; otra vez sin pedir la opinión de los maestros, tal como comprometió los votos del magisterio en favor del candidato de la Coalición Todos por México José Antonio Meade Kuribreña hace poco más de un mes.
Lo que pudo ser un gran festejo para los maestros, finalmente pasó como un día más, como son todos los días que trabajan con sus alumnos, la única diferencia es que será una semana corta porque ésta fue para reunirse en las escuelas, alguna granja o un restaurante a compartir el pan y la sal con sus compañeros y pagarlo de su bolsa.

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar