El coronavirus: ¿la humanidad está en jaque? O el día en que el primer mundo pasó a tercer nivel

 en Miguel Ángel Pérez Reynoso

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

La sociedad se ha convulsionado como desde hace muchos años no sucedía, el coronavirus o el virus Covid-19, ha obligado a que la OMS declare Pandemia Mundial (me disculpo si al decidirlo así sea redundancia, si al hablar de pandemia ya se habla del ámbito mundial).
Creo que las generaciones que nacieron desde la década de los 50 o los 60 del siglo pasado hasta los nacidos en el siglo XXI no conocían la palabra Pandemia. Tal vez tuvimos distintas epidemias, por cuestiones ligadas al dengue, a la influenza o incluso lo que fue el évola, pero una pandemia no se ha visto desde hace muchos años.
Ya los expertos y conocedores de virus como este tipo, han profundizado en el tema, el coronavirus tiene la magia de propagarse con relativa facilidad y ése es el mayor riesgo. A diferencia de lo que había pasado por epidemias de otro tiempo o por otras circunstancias (como es el caso del ébola en África), el coronavirus si bien inició en China en la ciudad de Wuhan, pronto se regó y se propagó a las principales ciudades de algunos países de Europa. Al primer mundo le ha tocado sufrir todas las inclemencias que padecen los países tercermundistas, dependientes y periféricos y lo que ha sucedido es que el desarrollo y el poderío económico no está asociado a la prevención de este tipo de desastres.
En el terreno local las autoridades educativas y sanitarias se han tardado en tomar decisiones, entre que valoran la situación y dimensionan el problema, la postura oficial se difunde lentamente. Primero el secretario de educación junto con el de salud, en el ámbito federal anunciaron que se suspenden las actividades hasta el día 20 (sería más bien hasta el lunes 23); el gobernador en horas de la tarde del domingo 15 anuncia que las clases se suspenden desde el martes 17 para todos los niveles educativos de la educación pública y privada del estado de Jalisco.
Esta última medida suena congruente, el problema ahora es que el sistema con su complejidad y grandes dimensiones no cuenta con alternativas para la atención educativa que supere la presencialidad. Tal vez ni la Secretaría de Educación Jalisco, ni toda la estructura social de los usuarios de los tres niveles de educación básica, media superior y un poco menos en educación superior cuenten con una plataforma potente que sirva para que, a través de ella se generen guías instruccionales y de trabajo educativo dirigidas a los alumnos mientras se supera la fase crítica y de contingencia. La educación también debe contar con mecanismos alternativos de atención y uno de ellos es migrar a virtualizar en ciertos momentos la atención educativa, para ello, la otra parte del tema es contar con datos frescos si todas las familias de Jalisco cuentan con equipos de computación que sirvan para conectarse y trabajar con el apoyo de plataformas con señal de internet.
El coronavirus ha servido para mostrar el nivel de vulnerabilidad que tiene la humanidad y los distintos sistemas que se han construido para atender los sistemas, educativo y de salud principalmente. Es curioso ver como el primer mundo se ha convertido en un tercer mundo. En estos momentos nada es exagerado si se trata de prevenir, pero también los mensajes deben estar dirigidos a generar el cuidado y el autocuidado de las personas y con ello poder evitar un clima de alarma y de locura colectiva que nada de provecho le hace a los niños y niñas en edad escolar que están aprendiendo a vivir bajo un ambiente pandémico.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la UPN Guadalajara, Unidad 141. mipreynoso@yahoo.com.mx

  • Gloria Panduro Loera
    Responder

    No solo la situación escolar es importante, es necesario hacer un llamado al gobierno y a las autoridades, en este momento de urgencia sanitaria, no debemos olvidar que se requieren otras acciones, como proveer a las familias de canastas básicas, especialmente las más necesitadas, ya que, hay miles de familias que no son asalariadas y dependen del comercio, de la circulación de la moneda que en este momento se paralizará. No sé debe salir de los hogares, cómo se imaginan que sobrevivirá una familia que depende de que los progenitores salgan a traer el sustento diario. Esto también debe preverse, el ejército, guardia nacional deben asumir estas acciones antes de que por desesperación provoque otros problemas, asegurar el sustento básico no es un asunto menor.

    • Marco Torres
      Responder

      Buenos días: Gloria Panduro Loera

      Tienes razón y hay muchas personas que dependen del comercio informal y tienen negocios propios. El problema del coronavirus es el desempleo y te imaginas una empresa sin empleados. No hay producción, ni dinero para los dueños y mucho menos para los trabajadores. El aumento del costo del dólar y la disminución del precio del petróleo es muy preocupante. Sube el precio de todos los alimentos con el tipo de cambio y se refleja en la frontera en los bienes y servicios. El gobierno federal tiene que ver la realidad y sin inversiones no hay crecimiento económico. Ante la falta de inversionistas en las obras públicas y la transparencia de resultados. No tomar las medidas necesarias para prohibir los vuelos internacionales principalmente de Estados Unidos y Europa que tiene casos del coronavirus puede traer graves problemas de salud y hacer colapsar el sistema sanitario del país.

  • Gilberto pindter
    Responder

    Será adecuado utilizar el término “regó”; pues quiero imaginar el tamaño de la manguera; entiendo lo que intentas expresar solo me pareció demasiado demasiado coloquial estimado doctor

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar