De Falsas Pedagogías y magonismo

 en Rubén Zatarain

Rubén Zatarain Mendoza*

Celebramos un año más del inicio de la revolución mexicana y a pesar de que 2022 se declaró a nivel nacional el año de Ricardo Flores Magón, en entidades federativas como Jalisco, hubo poca alusión a los aportes del personaje.
La ausencia de memoria histórica en las colectividades, la estrategia del ahistoricismo en los gobiernos de derecha, el presentismo gerencial para lucrar con los contribuyentes, dar migajas en acciones gubernamentales, forma parte de los nudos por desatar en materia de descolonización, concientización y participación ciudadana; en materia de revalorización de la historia, en perspectiva del pensamiento de Flores Magón.
Mucho ruido atribuible a la justa mundialista de fútbol, mucha distracción en contra para el estudio de la historia nacional y la consecuente celebración de fechas trascendentales como el 20 de noviembre.
Ha iniciado el mundial de futbol 2002 en Qatar, otra vez la catarsis colectiva y la euforia de emociones y enajenación en la era de la globalización.
La era postcovid ahora en impasse de relajamiento masivo (cítese el hacinamiento en centros comerciales por el buen fin y el señalado mundial) muestra en realidad un ineficaz aprendizaje de los protocolos de higiene y sana distancia, exhibe malos pupilos en todos los continentes.
Mientras rueda el balón y así el olvido fugaz de los problemas, se engrosa la cartera de la nomenclatura de la FIFA y los millonarios dueños de equipos, empresas y franquicias. Otra vez la historia y el simbolismo antropológico y sociológico por leer, en esas masas previsibles que ya describe Marcuse.
Ayer, en el sistema educativo en Jalisco se dio permiso a las escuelas para que, eso sí con fines pedagógicos, se observara el encuentro de fútbol entre las selecciones de México y Polonia. El resultado es empate a cero y uno de los aprendizajes será seguramente la tolerancia a la frustración o la cota de resignación sobre nuestro nivel de competitividad en este deporte.
La normalidad mínima, la asistencia y puntualidad en crisis por la acumulación de dos días consecutivos sin clases por el evento de Recrea Academy, una jornada de fuerte distracción donde se olvidaron libros y libretas.
Fueron víctimas también las planeaciones didácticas, adecuaciones curriculares, los rezagos, ritmos de aprendizaje, la educación inclusiva y el impacto en los aprendizajes de quienes asisten a la escuela pública con necesidad de calidad y orden.
Ayer 22 de noviembre inició la entrega de las constancias a quienes asistieron virtual o presencialmente a Recrea Academy 2022. Es otro boleto el impacto y relevancia de los contenidos puestos en ese escaparate raro para aprender.
Las preguntas de rutina: ¿quién lo dice?, ¿a través de qué medios?, ¿cómo lo dice?, ¿para qué lo dice?
Atrás quedaron los retornos desangelados y solitarios de los asistentes y participantes en las tardes grises y frías del 17 y el 18 de noviembre, de quienes asistieron a la Expo Guadalajara, atrás quedaron las dos inasistencias a clases y el currículum oculto de la discontinuidad que tendrá obvios impactos en nuevo rezago y la normalidad mínima de los procesos de aprendizaje; muy atrás quedó en la atmósfera la promesa verbal de dotación de 60 mil computadoras a los maestros y maestras de Jalisco, promesa hecha en voz alta en el momento inaugural, por el gobernador E. Alfaro; atrás también el aplauso fácil de los docentes concurrentes a la inauguración del evento por tal dádiva, atrás queda también el espaldarazo mutuo del gobernador y los líderes sindicales de las secciones 16 y 47 del SNTE, visto públicamente.
Los finos controles sobre el proyecto de la educación pública.
Cuanta dignidad profesional y sana distancia política queda soterrada, cuanta democracia se sepulta de los procesos internos de elección de dirigencias; cuanta revolución educativa en materia de conciencias queda reprobada con tales corifeos en territorio de la poca vergüenza y mucha pobreza ideológica.
Hacer Pedagogía crítica es hacer militancia y dignidad profesional, alertarse de la falsa Pedagogía de aviesos fines clasistas y de manipulación.
En este orgulloso estado del mariachi y el tequila que hoy goza de la atajada del jalisciense Memo Ochoa, también se exportó la figura de Victoriano Huerta y se participó en la resistencia a la educación laica que significó la guerra cristera.
La revolución mexicana llegó tarde a Jalisco y se incubó perezosamente en las mentalidades colectivas; el magonismo, el obregonismo, el callismo y el cardenismo no abonaron en la vocación conservadora de gobernantes y gobernados.
Están por surgir aún los maestros y maestras congruentes con los principios revolucionarios de líderes como Ricardo Flofes Magón, congruentes con la escuela necesaria surgida de la lucha armada de hombres y mujeres en el periodo revolucionario y posrevolucionario.
Recrea academy, la presencia de la autoridad educativa estatal feliz, narcisista, egocéntrica. Abundancia en el decir con bajo contenido, las debilidades técnicas en la transmisión, ausencia de relevancia y pertinencia de mucho de lo dicho para intervenir y comprender la realidad educativa que resiste al análisis de habladores; las imposturas de algunos conferencistas, ponentes y moderadores en busca de los receptores atentos acríticos.
Los contenidos, audios y videos en el repositorio para mejores análisis y mejores lecturas.
Dar vuelta a la noria de conceptos decimonónicos como enseñar o aprender, más allá del flagelo de la pandemia y del colonialismo digital, Pinochismo actualizador, falsa pedagogía con fines políticos.
Son 101 años de la Secretaría de Educación Pública y falta rectoría de Estado en materia educativa y federalismo.
Son muchas las experiencias profesionales e institucionales en la construcción del proyecto educativo nacional con el grupo político triunfador después de la gesta de la Revolución Mexicana. Es imperativo tener vocación de recuperación y de propuesta nueva.
¿Hacia dónde vamos?
¿Cual ha sido la ruta formativa para formar a los niños y las niñas, hijos e hijas de obreros y campesinos?
Hay un sistema educativo nacional que se integra parcialmente con la concurrencia o desarmonización de las entidades federativas; los tecnócratas persisten y deciden aún.
La educación pública y los valores hipócritas de “bien común” clasistas, que se promueven en las aulas, distantes a veces del laicismo, la necesidad de revisión.
El magisterio y su práctica educativa como hacedores de consenso y creadores de viabilidad de futuro, su formación urgente más allá de coyunturas y manipulaciones.
La noción de tiempo sexenal que relativiza la continuidad de las buenas ideas pedagógicas y la materialización de los proyectos y cambios necesarios.
El nudo gordiano de la calidad. En tres décadas, el salto al vacío de la calidad y los tibios esfuerzos de traer una oferta formativa que dé músculo a la actualización de los maestros desde los Encuentros Educar en el marco del federalismo educativo hasta los Encuentros de Valores y de estos al anglicismo de mal gusto del Recrea Academy.
¿Cuánto snobismo, cuánto teatro puede soportar el escenario del proyectin educativo?
¿Cuánto presupuesto se desliza por el caño de la pseudoacademia?
Las administraciones federal y estatal entran al último tercio de su mandato y en materia educativa no hay rendición de cuentas favorable a pesar de las sonrisas abundantes y desfiles. A pesar del millón de visitas a los reservorios de información, literalmente sólo encuentras repetición de erráticas disquisiciones y currículum nulo.
La falsa Pedagogía, la revolución necesaria postergada.
Las ideas pedagógicas por construir y debatir.
A nivel federal no es pequeño el logro de quitar la punta aguzada a la evaluación punitiva de maestros y las recientes miles de basificaciones, pero el proyecto nacional quedó así, en un feliz comienzo y en tres secretarios de educación y un marco curricular 2022, por ahora detenido por fuerzas reaccionarias y jueces.
El cruce de visiones ideológicas en el terreno educativo.
Las ideas pedagógicas por construir y debatir para alimentar las prácticas educativas, para hacer uso y manejo de información con el filtro contextual y de la objetividad científica; otra vez el Logos, como alternativa para discriminar discursos y palabras emergentes que nos distancien de las arenas movedizas de la falsa Pedagogía.

*Doctor en educación. Profesor normalista de educación básica. zatarainr@hotmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar