Comunidades de aprendizaje para la vida (CAV) el ladrillo educativo de la refundación en Jalisco

 en Andrea Ramírez

Andrea Ramírez Barajas*

Tuve acceso a un video que se tomó en una de las reuniones de trabajo de la estructura directiva y la estructura intermedia de la SEJ encaminada a dar a conocer y apropiarse de la propuesta sexenal llamada “Recrea”. En dicha discusión (muy interesante por cierto), entre algunos directivos, supervisiones de zona, responsables de asesoría técnica, jefes de área o departamento, etcétera, se discute en torno a la pertinencia del proyecto sexenal (base de la Refundación educativa del estado), que lleva el nombre anotado arriba.
El documento parece ser que es un mosaico de conceptos estelares (palabras bonitas y bien adornados), pero que suenan huecas y vacías ante una estructura del sistema rígida-autoritaria y poco sensible ante la incorporaciones de las innovaciones (cualquiera que ésta sea).
El mosaico de estas posibilidades discursivas poco se ha detenido en las estrategias a seguir para lograr y garantizar que los sujetos y las comunidades que educan en Jalisco, que se apropien de sus buenas intenciones y aspiraciones refundacionales. ¿De qué se trata?, se trata de armar un proyecto de política pública local, que guarde distancia con el proyecto y las aspiraciones surgidas de la federación, en el mismo rubro (refundar Jalisco y la 4 transformación parece que no son compatibles) o no son compatibles sus principales patrocinadores.
Los acordes educativos intentan adivinar de qué se trata, qué se pretende, qué nos van a pedir ahora. El gran dilema es si el camino será seguir una tendencia de arriba–abajo, o si verdaderamente seguirá una ruta horizontal que dialogue y se construya desde abajo validando las experiencias acumuladas y los saberes (aún muy embrionarios y producto de dichas experiencias). Parece que la autoridad no sabe cómo va a proceder para lograr que su modelo se conozca y se aprenda para la práctica.
La figura CAV (Comunidades de Aprendizaje para la Vida), suena bien, es otra más de las modas discursivas presentadas en este sexenio, ¿quiénes son sus autores reales y quién asesora el diseño?, no lo sé, creo que pocos lo saben. Lo que si sé, es que la definición de CAV se ha tornado en el núcleo central de la política educativa de este sexenio, ahí se le concibe como células del sistema y no como núcleos que se vinculan a través de redes con otras CAVs, las células dan cuenta de una concepción biológica de la realidad, las redes y los núcleos dan referencia a agrupaciones más complejas, que sirven de marco para vincular los esfuerzos que se van tejiendo por grupos de trabajo al interior de las instituciones.
Otro aspecto importante tiene que ver con el divorcio detectado en la relación entre la escuela y los contextos sociales en donde se encuentra ésta ¿divorcio, distanciamiento, desvinculación? Los términos son diversos, pero se reconoce que lo que se aprende en la escuela no impacta en lo que demanda la vida.
Por último, los documentos elaborados (porque son varias versiones) no resuelven el asunto de fondo, de cómo le van a hacer las autoridades que piensan refundar todo lo que hay en este estado libre y soberano que se llama Jalisco, para superar todos los abismos y el funcionamiento anacrónico en que se ha convertido el estado de Jalisco en el terreno educativo. Es decir ¿cómo le van a hacer para instalar, validar y legitimar un proyecto que sólo parece un lindo monumento verbal y no más?

*Doctora en educación y consultora independiente. andrearamirez1970@hotmail.com

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar