Clases presenciales ¿en octubre?

 en Graciela Soto

Graciela Soto Martínez*

La escuela presencial para unos un refugio, un lugar seguro, es apoyo, servicio, una alegría, esperanza, el encuentro, la bendición del trabajo, un espacio de protagonismo político, para otros es riesgo, miedo, una preocupación, un temor, una irresponsabilidad.
En Jalisco se ha pronunciado una fecha para el regreso presencial a clases, en la segunda semana de octubre, el Presidente Municipal de Zapopan y la Universidad de Guadalajara revelan este dato, la UdeG señala el 13 para el arranque del modelo híbrido con cursos prácticos en aulas, han planteado 3 fases para este fin. La mesa de salud decretó la suspensión de las clases antes que lo propuesto por la SEP y ahora también se anticipan, esta mesa en voz del Gobernador señala que se han cumplido 3 meses de la reactivación económica, con buenos resultados, niveles de ocupación hospitalaria bajos, la tasa de mortalidad debajo de los promedios nacionales, se ha detenido la aceleración de los contagios, que no hay que confiarnos, el uso de cubrebocas ha tenido impacto positivo, que hay que definir cómo y cuándo se dará el regreso presencial, la temporalidad y la gradualidad, se habla de la consulta en la que participaron 52 mil maestros, próximamente tendrán definida la estrategia.
A nivel nacional la situación es semejante, el Subsecretario de Salud, López-Gatell en Conferencia de Prensa #COVID19 | 31 de agosto de 2020 menciona “Hemos perfilado en base a las proyecciones matemáticas, en octubre, la segunda quincena ya habría varios estados con semáforos en verde, otros hasta noviembre”. El alcalde de Zapopan, Pablo Lemus con su trabajo en “Ciudad de los Niños y las Niñas” que fomenta políticas públicas que promuevan los derechos de los niños plantea en octubre el regreso y alude a la vuelta al Colegio en Europa, documentado por la televisión española, Alemania la primera en volver inicia con la asignatura “Las medidas de seguridad ante el coronavirus”, ahí se ha hecho de forma escalonada y adoptando distintas pautas, mascarillas obligatorias en las zonas que comparten, la enseñanza presencial se combina con el acceso a través de internet; Francia lo hace el 1º de septiembre, la mascarilla será obligatoria a partir de secundaria; España también prepara su regreso y ellos a excepción de preescolar llevarán mascarillas; en Italia se incluye apoyo psicológico, se restringe el acceso de visitantes a escuela, se piden certificados médicos en caso de haber estado contagiados; Bélgica pone la novedad con la posibilidad de crear grupos burbuja, pocos alumnos, siempre los mismos, para reducir el riesgo de contagio y facilitar su rastreo. (https://www.youtube.com/watch?v=wGIkXKlKjU0).
Los anuncios de regreso a clases en octubre causan reacciones encontradas, por un lado los que reprueban que se ponga en riesgo a la población, en especial a los niños, la mayoría son padres o madres que mencionan que no están de acuerdo, que no es una medida acertada, es irresponsable dado el momento actual. Otros aplauden que se fije una fecha y esperan con ansia que se pueda brindar el servicio educativo, piensan que hay riesgo en todos los espacios, que los niños los llevan a fiestas organizadas con diversos motivos, que son usuarios junto con sus padres del transporte público, muchos acompañan a sus madres a los trabajos, otros quedan al cuidado de los familiares, ellos apoyan la reapertura y señalan que no es posible que se abran otras actividades no esenciales y que la educación continúe cerrada.
EL 24 de agosto iniciaron las clases a distancia y el ausentismo es evidente, muchos alumnos y padres no se han presentado con profesores, aun cuando la reinscripción era automática, si contestan el llamado por teléfono mencionan su caso y dicen van a esperar a que se reanuden las clases presenciales, que se les dificulta atender las tareas y declaran esta pausa. Otros están haciendo esfuerzo de fungir como educadores aunque se desaniman ante obstáculos cotidianos.
–¡No hay como lo presencial!– es el comentario de una directora que observa las vicisitudes de la educación a distancia, mantener el contacto con la familia es difícil, no tienen datos, no ven el WhatsApp, tienen un solo equipo para toda la familia, los niños no quieren hacer las actividades… éstas son algunas expresiones, algunos maestros están preparando cuadernillos valorando las dificultades de sus alumnos con la tecnología como una manera de complementar la propuesta televisada que en ocasiones es corta, además transcurre con rapidez, se habla y plantean los contenidos con la velocidad de una cámara que no tiene el botón de pausa, por ello estructuran su propia forma de mantener contacto activo y comunicación escolar.
En muchas escuelas se está desarrollando la asesoría presencial para la realización del diagnóstico, que los niños vuelvan a tener contacto con su maestro, lo que se observa es que no han practicado habilidades académicas, que los padres acuden a las citas sin las medidas de protección y en ocasiones acompañados de menores de edad porque no tienen con quien dejarlos. Nuevamente la realidad nos rebasa, lo que digan los protocolos se insiste por los maestros, pero es muy diferente lo que se presenta en el contexto.
Los colegios particulares buscan la manera de atender a sus alumnos con cierta presencialidad, activan el zoom o el meet para estar en contacto, mientras muchos migran a la escuela pública. Estos colegios, creativos, organizan pequeños grupos y atienden en presencial, como lo señalan algunas quejas o madres de familia bajo los lemas porque a ellos si y a nosotros no, están siendo reportados y sujetos a inspección. Ellos tratan de sobrevivir así que está noticia es para éstos un aliento.
Enfocarnos en las medidas de seguridad y las propuestas para un regreso seguro debe ser lo siguiente, esto tiene que suceder en algún momento próximo, algunas ideas recogidas son las siguientes:

• Regreso voluntario, los padres que quieran continuar la educación a distancia lo puedan realizar y que les cuente como asistencia esta forma de trabajo.
• Municipios que todavía presentan números altos que se postergue el regreso, a su ritmo. En caso de reapertura y se presenten rebrotes en el contexto la escuela cierre y se trabaje a distancia.
• Atención escalonada de alumnos para tener grupos reducidos, con mayor tiempo a los alumnos que presenten brechas de desigualdad.
• Educación básica con horarios adaptados para que no se desarrollen recreos y se reduzca el contacto de riesgo, refrigerios únicamente los que traigan de casa; mascarillas a partir del tercer grado de primaria.
• Para abrir la escuela debe contar con agua, jabón, gel, tapetes y termómetros proporcionados por la autoridad educativo o la sociedad de padres, esa misma que pide que no haya cuotas.
• Apoyo por parte de los padres de familia para la limpieza de aulas, mesas, sillas, baños en las escuelas que no se tiene personal de intendencia.
• Maestros vulnerables con alto riesgo que continúen la educación a distancia mientras se garantice un ambiente seguro.

Recojamos los aprendizajes de la pandemia, de las escuelas cerradas, la educación a distancia y formemos la mesa redonda para que en los próximos acuerdos sobre el regreso a clases presencial todas las voces sean escuchadas y se tomen las mejores decisiones para los hoy necesitan con urgencia la escuela.

*Doctora en Educación. Jefa de Sector de Educación Preescolar en la SEJ. grace-soto@supervisores.sej.gob.mx

  • MA. AMPARO
    Responder

    Esperemos que las autoridades educativas no olviden a los alumnos que son los actores principales en esta situación, al tomar la decisión de regresar a clases presenciales y los protocolos a llevar a cabo

  • Griselda Margarita Braun González
    Responder

    Soy docente y estoy totalmente de acuerdo en volver a las aulas con los protocolos establecidos. Comparto la misma comunidad con mis nuevos alumnos y se les ve en la calle buscando en que entretenerse mientras los padres de familia en su mayoría trabajan, ya intente todo en lo virtual pero no logró el alcance del 100% del grupo, algunos disponen de la tecnología pero no del tiempo, otros no saben cómo utilizar los dispositivos inteligentes con que cuentan y se desesperan durante la clase en línea..
    En cuanto a mi labor docente siempre hay algo porque preocuparse, desde la planeacion (que ha sido modificada) hasta el tipo de evaluación pues no envían las evidencias en tiempo y forma, las indicaciones por parte de Sej se brindan sin asesoría alguna, como lo fue el trabajo por proyectos ya que no era de la misma forma que lo trabaje en mis inicio como educadora..y más aún
    El trabajo no termina en el transcurso del día, preguntas apoyos que de alguna manera te mantienen conectado a aparatos y dispositivos. Hay apoyo? Si de la familia ya que adapte mi casa, cambie sus horarios y ayudan en la producción de las clases, mi hijo y esposo se dieron cuenta de toda la responsabilidad que tengo en la jornada.
    Por ello si quiero regresar cuidandome..es necesario para recuperar mi privacidad y tiempo como persona. Bendiciones

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar