Adiós Moctezuma…

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

Hay un principio básico en los equipos de futbol que brillan, éste tiene que ver con la continuidad de la filosofía de juego y la de sus cuerpos técnicos, ejemplos de éxito hay muchos, basta señalar la era de Alex Ferguson en el Manchester United, quien duró 26 años obteniendo 11 títulos de la Premier League, 2 Champions League, 1 Mundial de Clubes y múltiples copas y recopas; igual con el Barza y, en la liga mexicana, el equipo Tigres de Ricardo “El Tuca” Ferreti.
El principio de continuidad no aplica desde hace muchos años en la Secretaría de Educación Pública (SEP), ya que esta semana se nombró a la profesora Delfina Gómez Álvarez en sustitución del licenciado Estaban Moctezuma Barragán quien, se fue sin más pena que gloria, un personaje ligado a los grupos empresariales y terminó por no clarificar el sentido real de la Nueva Escuela Mexicana.
De 1946 a 1976 el gobierno federal se caracterizó por mantener en el puesto a los secretarios de educación, estos estilaban durar los seis años, luego vino la falta de continuidad, ya que, salvo el gobierno de Vicente Fox con Reyes Tamez Guerra, los demás sexenios se caracterizaron por tener 2, 3 y hasta 4 secretarios (este último número con Carlos Salinas de Gortari) durante los seis años de gobierno (en total 18 secretarios en 44 años, un promedio de 2 años y medio por secretario).
Si bien, es cierto que la SEP es la secretaría a la que mayor presupuesto se le destina y la que está en boca de todos los gobernantes en época de elecciones, también es cierto que tantos cambios de titular en los sexenios mandan mensajes de poca seriedad educativa a la población.
La llegada de Delfina Gómez Álvarez está llena de incertidumbre, el punto más importante es que, POR PRIMERA VEZ, desde que fue creada la SEP, llega a la Secretaría una profesora de origen. Está por demás señalar el conocimiento que tiene la profesora Delfina de la vida magisterial, tampoco sabemos qué tanto ese conocimiento podrá ayudar para que la educación, las escuelas, docentes y estudiantes tengan las mejores condiciones y eso pueda servir para el logro de resultados educativos óptimos.
Lo que no queremos es que su llegada a la SEP venga acompañada de convenios en lo oscurito con lo peor de las prácticas de gestión y política educativa, así como tampoco deseamos el retorno de los viejos personajes del sindicalismo magisterial que tanto daño le han hecho al magisterio.
Ojalá y que la llegada de la profesora Delfina a la SEP sea como un regalo de Navidad para la educación y que éste permita mejorar las condiciones de los trabajadores de la educación, las escuelas, estudiantes y padres de familia.
¡Bienvenida profesora Delfina, hasta nunca licenciado Barragán!

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

  • Imelda Domínguez
    Responder

    No hubo con Barragan una definición entre la reforma 2017 para educación Basica y la NEM. Más allá de la pretensión de comunicación directa con el secretario y un mensaje de gran producción no hubo innovación. La pandemia puede mirarse como pretexto de la escasa transformación en la transformación del sistema, en el currículo. También fue la pandemia quien mayores cambios trajo a las prácticas docentes.
    Veamos qué pasa con la estructura de la SEP y cómo se aprovecha la circunstancia para hacer un cambio de gran envergadura en la educación.

  • Fernando Flores Velázquez
    Responder

    Los puros aspectos de la política educativa que se promueven en cada sexenio, al ser cambios, son considerados por el gobierno federal innovaciones, careciendo de diagnósticos y horizonte a largo plazo, más bien son cambios generados desde arriba, a los que se desea que se sumen los docentes como simples operarios.
    La SEP por la gran cantidad de personas que mueve, 4 de cada 10 mexicanos están involucrados, entre autoridades, docentes, estudiantes y padres de familia, por tanto nos sólo se piensa en la orientación, más preocupación les causa el control de esta masa en movimiento. Así hemos tenido secretarios que tuvieron como antecedente la política interior del país, es decir el control de la población, así tuvimos al Lic. Bartlet y al Lic. Moctezuma, antes de ser Secretarios de Educación, más que preocuparse por la educación ha sido mayor su ocupación en el control de la masa educativa. Ahora no se concretó la NEM, se intentaron incrustar programas de la Fundación Azteca como la orquesta de la NEM, el mismo programa aprende en casa 1, 2 y 3, por la cercanía del Secretario hacia el sector de los medios de comunicación.
    Veo con buenos ojos que llegue quien se ha polveado los pies atendiendo grupos de niños y en las escuelas del nivel más grande que es la escuela primaria.
    Existe la posibilidad de construir una Reforma Educativa ahora desde abajo, así lo esperamos, pero se debe cuidar del conjunto de intereses que rodean a la SEP desde el mismo personal al interior, y una gama de grupos oficiales y no oficiales que se disputan los proyectos de la educación en México. Veamos que puede hacer una maestra de grupo en una Secretaría que puede generar un modo de razonamiento en favor de los niños, los docentes, la escuela al centro más allá del discurso, desde el efecto Pigmaleón, le tengo al alta expectativa.

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar