Adiós 2021, primeros ensayos de la escuela del mañana

 en Jaime Navarro Saras

Jaime Navarro Saras*

A Luciano González Velasco (1945-2021),
quien fue mi maestro en la adolescencia y
compañero en las escuelas Normales y el posgrado,
gracias por haberte cruzado en mi camino,
descansa en paz amigo, hasta siempre.

Pues sí, finalmente estamos a unos días de terminar 2021, un año complicado para la humanidad en general, pero, menos complicado que 2020, en especial para la escuela, los alumnos y el profesorado, el 2021 fue el año del retorno a los espacios escolares desde donde, por tradición, se ha hecho educación.
Este año que está por terminar quitó el velo a la hipocresía con que la sociedad trata al magisterio, en todos estos meses de encierro y con la escuela a distancia, se dieron cuenta de lo importante que resulta el espacio denominado escuela para infantes y adolescentes, de lo vital que resulta la interacción con sus profesores y compañeros de clase y, sobre todo, el apoyo que significa para las familias en general que sus hijos asistan tres, cuatro, cinco o más horas diarias a la escuela.
De lo lamentable que resultó este retorno a las escuelas es que las autoridades no aprendieron mucho en todos estos meses de encierro, básicamente se regresó a los mismos espacios tan solo para desempolvar mesas y pupitres; de las experiencias vividas por el profesorado muy pocas rescatarán las autoridades, sobre todo porque el presupuesto no alcanza para generar condiciones y dar continuidad a los modelos educativos no tradicionales que se implementaron durante todo el tiempo en que las escuelas estuvieron cerradas.
Sabemos de sobra que el principal elemento para no potenciar la educación a distancia es por la falta de control sobre los sujetos, resulta absurdo que las autoridades educativas pidan tantas actividades e informes burocráticos como justificación del trabajo a los profesores, una muestra de ello lo vimos hace unas semanas en el evento de Recrea Academy, a pesar de que había carta abierta de las autoridades para que docentes, directivos y personal de servicios participaran tanto de manera presencial como a distancia (ya que se suspendieron clases en las escuelas donde la mayoría optó por asistir), sus jefes inmediatos (directores, supervisores y jefes de sector), en lugar de abrir un espacio o algún canal para que compartieran sus experiencias del evento y las actividades de dos días, la evidencia del aprendizaje se redujo a que enviaran (vía WhatsApp) una Selfie al inicio del evento, otra a la mitad y una más al final del mismo y, de lo aprendido o reflexionado, ni quien se preocupara.
Pero no todo ha sido así de reducido y obvio, hay muchas experiencias educativas que a pesar de las limitaciones del contexto siguen haciendo esfuerzos para que lo aprendido durante estos meses no se vaya al vacío, ya que, quienes hacen esta diferencia, saben de sobra que el futuro de la educación irá por el camino que ellos siguen recorriendo con dificultades, ya bien sea con el apoyo de las autoridades educativas, sin éste a pesar de éste.
Queremos y deseamos que lo que sigue hacia el futuro inmediato de la educación se torne en el ideal que está escrito en los planes y programas, así como en la Ley General de la Educación y en el Artículo Tercero de la Constitución, fácil no es, pero por lo menos es un deseo, aunque la petición haya caído en este 28 de diciembre: Día de los Santos Inocentes; inocente palomita, no te dejes engañar…

*Editor de la Revista Educ@rnos. jaimenavs@hotmail.com

  • Manuel Moreno
    Responder

    Antes de pensar en la escuela del mañana, debiéramos empezar por la de hoy

  • Krystal González
    Responder

    Muchas gracias por recordar a mi papá

    • revistaeducarnos
      Responder

      Fuiste una afortunada en tener un papá como Luciano y yo también de haberle conocido, saludos y que pronto pase el dolor.

  • Claudio
    Responder

    Luciano Compañero de batallas académicas, buen viaje!

  • Maria Isabel Bautista
    Responder

    A tantas personas que aprendimos del maestro Luciano, nos queda claro que la práctica educativa es fundamental en la educación, como docente Demos una mirada a nuestra labor y trabajemos con el corazón en búsqueda de lo mejor por la educación en México.

    Hasta siempre mi querido maestro, amigo y gran compañero Luciano Gonzalez Velasco…

Deja un comentario

Escriba su búsqueda y presione ENTER para buscar