Rezago e incumplimiento de pagos con académicos de la UPN en Jalisco

Miguel Ángel Pérez Reynoso*

La política educativa en nuestro estado sigue evidenciando un despliegue contradictorio.

Escenario 1

Hace unos días en las instalaciones de la UPN Guadalajara asiste el Secretario de Educación para entregar directamente los reconocimientos a cerca de 271 directivos de los tres niveles de educación básica que cursaron y concluyeron un Diplomado en esta Universidad. Ahí, en los discursos de la Directora del Servicio Profesional Docente en nuestro estado, hace un reconocimiento a la Universidad, a los usuarios y de manera forzada aprovecha para defender el esquema de evaluación de la reforma educativa, la cual ha sido fuertemente cuestionada en todos los ámbitos menos en las oficinas gubernamentales. En esta misma unidad se encuentran 8 docentes de 32 en el ámbito estatal, a los cuales se les adeuda una considerable suma de dinero desde el año 2008 por concepto de recategorización.

Escenario 2

Es el mes de diciembre del año 2016, el Secretario de Trabajos y Conflictos del nivel superior de la Sección 16 del SNTE, junto con el Director de las 5 Unidades de la UPN en el estado citan a una reunión en las instalaciones de la propia Sección a los 37 profesores afectados por el adeudo de la rectagorizacion. Ahí de manera triunfalista se dice que el problema está resuelto, que a más tardar en el mes de febrero del presente año, se nivelará el pago con la nueva categoría y que más adelante se firmarán los nuevos formatos únicos de personal (FUP) en donde se reconoce la nueva categoría de cada docente. Ha pasado el tiempo, ya estamos en el mes de junio y ni solución ni explicaciones del por qué no se ha solucionado dicho conflicto.

Escenario 3

El tiempo sigue pasando y los trabajadores afectados de las cinco unidades UPN en Jalisco comienzan a desesperarse una vez más. Este problema ha dado muchas vueltas, el expediente documentando y los antecedentes del mismo, ha pasado por todas las oficinas imaginables de los ámbitos federa y estatal del ejecutivo y legislativo. La solución no llega, el conflicto por rezago de las categorías se encadena con otros problemas más: muchos trabajadores aún deben promoverse, hasta que no se resuelva este asunto se puede convocar a un nuevo concurso de oposición abierto para regularizar todas las plazas que aún se ejercen por el régimen de contrato.

Escenario 4

Pareciera que no existe realmente voluntad política por resolver un asunto sencillo al cual lo han dejado hacer grande, por parte de la autoridad educativa local y por la parte federal que le corresponde. El tiempo sigue pasando y no hay respuesta convincente, ni tampoco salida favorable posible en el corto plazo. ¿Qué están esperando? ¿En dónde se ha atorado el trámite nuevamente? El problema no sólo es de dinero o de recursos financieros también está asociado al trato que se le viene dando a la UPN en los últimos años, a los intereses verdaderos de la autoridad educativa en la entidad, de no pagar lo que le corresponde.

Propuesta de solución 1

Los trabajadores pronto comenzaremos a organizar un nueva jornada de protesta y movilización, para ello requerimos de la solidaridad del resto de nuestros compañeros de educación básica y Normales. El objetivo central no sólo se reduce a solucionar dicho rezago, también conocer el por qué se ha demorado tanto la solución definitiva y junto a ello, sentar las bases para las próximas promociones de aquellos colegas que aún les falta por promoverse y alcanzar con ello la máxima categoría, de igual manera para la UPN se trata de regularizar las plazas que hoy se encuentran como contratos de trabajadores los cuales en muchos de los casos reciben un trato indigno en su estatus laboral. ¿Esto es lo que le interesa a las autoridades de a SEJ? Con esta solución la dirigencia del SNTE se iba a reivindicar después de tantos intentos frustrados. Aun con todo ello el conflicto sigue, y no vemos que la autoridad haga algo legítimo y contundente para dar una solución de fondo. Los trabadores académicos ya no queremos esperar más, ya hemos esperado mucho. Ahora nos toca a nosotros pasar a las acciones.

*Doctor en educación. Profesor–investigador de la Unidad 141 de la UPN. Correo mipreynoso@yahoo.com.mx